Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Es “El dragón dorado” reflejo de una sociedad globalizada

22/08/2011 13:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La historia de un joven cocinero ilegal de origen chino que sufre de un insoportable dolor de muelas y nadie de sus compañeros lo quiere llevar al médico para que lo atienda y al final muere, es el hilo conductor de la puesta en escena “El dragón dorado”. El montaje, que a partir del 26 de agosto inicia temporada en el Teatro Santa Catarina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es una obra del renombrado dramaturgo alemán Roland Schimmelpfennig, quien el año pasado ganó el premio más importante del teatro en Alemania: el Mülher Drama Prize. En rueda de prensa, Enrique Singer director de teatro de la UNAM, aseguró que se trata de un montaje conmovedor, poético y sobre todo fresco, con metáforas inquietantes que hacen de Schimmelpfennig uno de los autores más auténticos de la actualidad. Por su parte, Daniel Giménez Cacho, director del montaje calificó el texto de Schimmelpfennig, como original, pues presenta un teatro muy visible y abierto, donde el engaño se encuentra a la vista del espectador. Producida en colaboración con Por Piedad Teatro Producciones, la obra transcurre en torno a “El Dragón de Oro”, un restaurante de comida asiática ubicado en algún lugar de Europa. Allí, uno de los empleados padece un terrible dolor de muelas, pero no puede ser atendido por falta de papeles. Así se da inicio a una serie de situaciones que confluyen en una interminable sucesión. Para Singer, el montaje es una pieza que pone sobre el tapete temas actuales, pero con una fuerte carga de imágenes fantásticas. En la obra, cuenta con la actuación de Arturo Ríos, Joaquín Cosío, José Sefami, Ana Graham, Concepción Márquez, Antonio Vega y Patricia Ortiz, los individuos, como los platillos están reducidos a un número. “Sus vidas están compuestas de unos pocos ingredientes comunes, la única variante es la cantidad de picante. La identidad ya no reconocible, da lo mismo si es tailandés, chino o vietnamita, los seres humanos ya no son seres humanos, son consumibles, cuyo valor depende de su lugar de procedencia, y es por eso que si vienes de china vales poco”, señaló Singer. En “El dragón dorado”, nada es lo que parece, el elenco mixto de cinco actores de distintas edades interpreta al otro, al que no se ve como él, al que no es él, enfatizando el desplazamiento de géneros e individualidades, que a la vez se desvanecen y reaparecen entre la narrativa y los diálogos. Los hombres son representados por mujeres; las mujeres por los hombres; los jóvenes por los viejos y los viejos por los jóvenes, dando un resultado lúdico, enigmático y cruel en algunas ocasiones. Según Cacho, la narrativa, casi cinematográfica de Schimmelpfennig, desafía los límites de la forma y el espacio para dar lugar a la imaginación y a la creatividad. A partir de imágenes sobrecogedoras y escenas cotidianas de violencia y sexo, la realidad de los empleados, clientes y vecinos de “El dragón dorado” se dimensiona. Los pequeños dramas y desencuentros adquieren una dimensión alegórica, a pesar de su tono surrealista es un reflejo innegable de la realidad del mundo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
30
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.