Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

¡Dulces sueños!

25/07/2013 12:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los trastornos del sueño interfieren de muchas formas en la salud del ser humano, pues además de afectar su productividad le generan ansiedad, angustia, cansancio, desconcentración e, incluso, depresión. ¿Qué puede hacer la Homeopatía en estos casos?

Se han identificado más de cien trastorno del sueño y la vigilia que se pueden agrupar en cuatro categorías principales: problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido, dificultad para permanecer despierto, incapacidad para mantener un horario regular de sueño y conductas que interrumpen el sueño.

 

La mayoría de estos desequilibrios pueden responder positivamente a la acción de la Homeopatía, dice en exclusiva para Salud y Medicinas el Dr. Eduardo Rodríguez Pérez, egresado de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional, en la Ciudad de México, quien afirma que el insomnio es el problema que más se reporta y para cuya atención existen varios medicamentos dentro de la terapéutica homeopática que ayudan a superarlo.

 

No obstante, dice el especialista, primero se debe identificar la causa del trastorno, es decir, “si es de origen emocional (ansiedad, depresión) o si existe algún componente biológico o físico (obesidad, diabetes o excesiva producción de hormonas tiroideas, por ejemplo), ya que el abordaje terapéutico dependerá de ello”.

 

Asevera el experto: “Debemos recordar que en la Homeopatía siempre individualizamos los tratamientos, por lo que cada paciente con insomnio puede recibir un medicamento o terapia completamente diferente, así como recomendaciones específicas en cuanto a dieta y cambio de hábitos”.

Regulación del cerebro

 

El Dr. Rodríguez Pérez, quien también estudió en el Instituto Médico Homeopático de México (IMHM), donde ahora es catedrático, señala que los medicamentos más frecuentes para tratar el insomnio son Coffea cruda, Nux vomica, Pulsatilla, Ignatia y Staphysagria, aunque la lista es más extensa. Debido a las características de cada paciente y a la historia del padecimiento, los problemas crónicos (de larga duración) requieren tratamientos más complejos.

 

“La acción de los medicamentos homeopáticos sigue siendo un misterio, a pesar de que muchos estudios muestran que los mecanismos de acción son completamente diferentes a los de los productos alopáticos. Hasta la fecha, la tecnología no nos ha permitido descubrir esta incógnita que podría calificarse como el ‘santo grial’ de la Homeopatía, aunque en la práctica diaria, y desde hace 200 años, miles de especialistas de todo el mundo han comprobado su efectividad”, acota el entrevistado.

 

¿Qué sucede con los niños y los trastorno del sueño? Uno de los problemas más frecuentes entre los infantes es, de nuevo, el insomnio, apunta el entrevistado, aunque hay que dejar en claro que en estos casos los problemas emocionales son muy importantes y están por encima de las causas orgánicas.

 

Atención especial merece el tema de los terrores nocturnos, “que son parecidos a una pesadilla, aunque de mayor intensidad, y en ellos el niño se agita, grita y se angustia sin despertar. Empero, y a diferencia de lo que ocurre con las pesadillas, el niño que sufre este trastorno despertará sin recordar nada”.

 

Esta conducta causa mucho desconcierto en los padres y se cree que se debe a hiperactividad del cerebro. Es por ello que los médicos homeópatas utilizan Datura stramonium, medicamento que estabiliza y regula muchas funciones cerebrales relacionadas con periodos de hiperactividad. “El abordaje homeopático se inscribe en lo que se conoce como tratamiento constitucional o de fondo, el cual favorece la madurez y la regulación de las funciones orgánicas”, dice el entrevistado.

 

Hay que recordar, abunda Rodríguez Pérez, que la Homeopatía es una terapéutica de regulación fisiológica; de ahí que nuestros mayores éxitos sean dentro de la esfera de las enfermedades crónicas no degenerativas (alergias, migrañas, trastornos hormonales).

Personalidades vemos...

 

Desde la óptica de la Homeopatía, el aspecto emocional ocupa lugar preponderante en el desarrollo de algún desequilibrio. Esta máxima no es la excepción en el caso de los trastorno del sueño, pues existen personalidades que favorecen la aparición de disfunciones. Es el caso de quien se reconoce como un individuo aprensivo y ansioso, aunque la verdad sea dicha, todos estamos expuestos a tener preocupaciones, miedo, o a recibir una mala noticia, lo cual puede desestabilizar las funciones de nuestro organismo.

 

Es común que, por ejemplo, cuando se experimenta un susto o la muerte de alguien cercano a nosotros aparezcan síntomas o incluso debuten enfermedades metabólicas, apunta el médico. Para ello tenemos dos medicamentos altamente benéficos en estos casos: Ignatia, que suele ser eficaz en personas con depresión y que tengan dificultad para expresar sus sentimientos, y Staphysagria, remedio que se prescribe a personas extremadamente sensibles a la crítica y las ofensas, y que experimentan malos efectos por la ira y otras emociones reprimidas.

 

El Dr. Rodríguez Pérez establece que la combinación de medicamentos alópatas y homeópatas no es recomendable, ya que ambos actúan de forma distinta. Sin embargo, acepta el especialista, el criterio del médico debe predominar, y por ello es tan importante que el paciente se ponga en manos de un especialista titulado y certificado.

 

Nunca se debe consultar a una persona que recete medicamentos homeopáticos de manera empírica, ya que el tratamiento depende de un diagnóstico certero, puntualiza. En este sentido, vale la pena mencionar que un trastorno del sueño puede ser, más que un problema por sí mismo, el síntoma de otra enfermedad mucho mayor, por ejemplo, un trastorno en la glándula tiroides (localizada en el cuello y que regula múltiples funciones en el organismo), y una persona sin preparación pasaría por alto esta circunstancia.

 

Además, acota el galeno, debemos considerar que “en muchos casos encontramos pacientes que ya toman medicamentos alopáticos, y éstos no pueden ser interrumpidos súbitamente debido al tiempo que los han tomando. En estas circunstancias lo que tratamos de hacer es, en primer lugar, proporcionar un mayor bienestar al paciente e incluso reducir las dosis del medicamento alopático paulatinamente”.

Cambio de hábitos y algo más

 

Los hábitos que sigue la mayoría de la población atentan contra su salud y disminuyen su calidad de vida. Para ayudar a que los trastornos del sueño se alejen de nosotros hay que seguir ciertas recomendaciones que, vistas con detenimiento, son muy sencillas.

 

En principio, hay que dejar de lado los alimentos o bebidas estimulantes, como café, refresco, alcohol, tabaco e, incluso, algunos medicamentos. Después, revisar las características del lugar elegido para dormir, pues es común que exista exceso de ruido, luz o humedad, por ejemplo, sin olvidar que es sumamente frecuente que tengamos la mala costumbre de ver la televisión mientras conciliamos el sueño.

 

Dando un giro en la conversación, el Dr. Rodríguez Pérez establece que el sustento científico de la Homeopatía es un tema polémico “ya que el método o las técnicas científicas a las que se intenta someter a nuestro sistema médico terapéutico son inadecuadas, y los criterios son muy estrechos como para verlo de forma completa”.

 

Concluye el entrevistado: “Medir a la Homeopatíacon la alopatía es como querer recibir una llamada telefónica en una licuadora, pues ambos sistemas usan vías y mecanismos diferentes. No obstante, los resultados que obtenemos son tangibles, comprobables con estudios de laboratorio; lo vemos día a día y paciente tras paciente, sólo que no sabemos exactamente cómo sucede.

 

“Tenemos el conocimiento y pruebas científicas que nos dicen qué es el medicamento y qué sustancias activas contiene; también sabemos cuáles son sus efectos y sólo nos falta una pieza del rompecabezas: cómo actúan. A pesar de ello, es una realidad que seguiremos aplicando la Homeopatía y, probablemente, cuando se sepa cómo funciona obtendrá el reconocimiento que merece.”

 

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

 

 

Juan Fernando González G. SyM


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Visitas:
128
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.