Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Echa “La mujer que imagina” una mirada a la idea femenina de la vida

13/07/2011 03:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Fiel reflejo del sentir y el pensar de toda mujer que a lo largo de su vida se enfrenta a instantes de compañía, amor incondicional, amistad y desamor, es la novela “La mujer que imagina”, de Blanca Hefferan, que fue presentada anoche en el Centro de Cultura Casa Lamm. En entrevista con Notimex, Hefferan explicó que se trata de una novela trabajada a partir del mito, la fantasía y la realidad, a fin de “trastocar el pensamiento de la mujer”, y así reflexionar y entender la concepción femenina de la vida, apuntó. Agregó que abordar el tema del amor y del desamor es la pauta para lograr un encuentro profundo consigo mismo, y es que “La mujer que imagina”, inventa lo que la memoria se niega a recordar. Sabe que su destino es un mago al que le gusta jugar con su porvenir. Esta mujer que narra la novela, dijo la autora, se va a Jael, una ermita mítica que sólo existe en su imaginación. En ese lugar la protagonista, creada a partir de experiencias que le han compartido a Hefferan busca que su corazón se restablezca. En el acto de presentación, la periodista y escritora Rose Mary Salum destacó el trabajo de Hefferan, de quien dijo que “logró capturar la voz más íntima de una mujer que discurre entre diversos mundos, y como toda voz que se origina desde los estratos más íntimos de su ser es un largo poema, una profunda introspección y una valiente vuelta a la reflexión”. Aseguró además que Blanca ofrece en esta novela “un camino interior plagado de incertidumbres, observaciones, amistades y amores; de inseguridades, relaciones familiares y en muy buena parte de lecturas imprescindibles, que retoma su protagonista”. El corazón, dijo Salum, es el catalizador y el filtro por donde la realidad logra colarse y es también el encargado de estas aventuras que derraman el universo amoroso del personaje. “Conocemos a una mujer todo amor, todo sensibilidad y todo sentimiento, pero así como el corazón tiene voz propia también la tienen sus distintos ´yos´, porque dentro de ´La mujer que imagina´ existen tantas formas de ser como la imaginación se lo permita”, aseguró Salum. En este sentido, añadió, la narrativa de Hefferan “hace un guiño al pensamiento griego y a su constante alusión a su destino como un acto, que no importa cuántos vericuetos quiera buscar en la mente y en la fantasía, pues al final todos estamos para cumplir y comportarnos acorde a ese destino que nos han dado”. Por su parte, Enrique Benavides, investigador del Seminario de Poética del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, consideró que “hay libros que nos invitan a leer, y libros que nos transforman en buenos lectores, pero éste es un libro que invita a la buena lectura”. Decía Humberto Eco que no existe un libro completo, y eso es exactamente esta novela, una obra incompleta que cada uno de nosotros completamos, señaló el también docente. De acuerdo con Octavio Paz, apuntó Benavides, el ensayo es como un viaje, y esta novela es eso, un viaje donde quien está hablando no es “La mujer que imagina”, sino somos quienes comienzan a imaginar. En su turno, la periodista Inés Rancé aseguró que la magia de un escritor es “saber poner en papel el sentimiento que tenemos todos y lograr que nos encontremos en sus palabras”, lo que Blanca Hefferan ha logrado. “Saudades”, palabra portuguesa que no tiene una sola traducción, pero que ya está incorporada al español, es la palabra precisa que describe el profundo sentimiento de la melancolía, la mezcla de sentimientos de amor, perdida, distancia, soledad, vacío, necesidad, de algo que se tuvo y que se perdió, como la historia de esta novela que bien podría ser la de cualquier lector. “La mujer que imagina” conoce el lenguaje del alma y lo traduce para los demás, por lo tanto “este libro es como un manual de roces de vida y de eternidades, como los griegos, que se va revelando poco a poco para no matarnos”, concluyó Rancé.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
36
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.