Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Economía, talón de Aquiles de Obama de cara a reelección en 2012

28/12/2011 04:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La economía de Estados Unidos se encamina en 2012 a un periodo de desaceleración, contrario a las proyecciones originales de crecimiento, convirtiéndose en el “talón de Aquiles” del presidente Barack Obama, quien busca su reelección. Las proyecciones económicas podrían verse empañadas por la politización de la asignatura económica de cara a las elecciones presidenciales de 2012, en las que el tema económico pesará mucho en el ánimo de los votantes. Semanas atrás, la Reserva Federal (FED) proyectó una desaceleración de la economía estadunidense este año y en 2012, a pesar de un repunte en el crecimiento económico en el país durante el tercer trimestre del año. Aunque el crecimiento tuvo un leve fortalecimiento durante el tercer trimestre reflejando en parte un cambio en los factores temporales que habían pesado este año, la FED señaló que los indicadores recientes apuntan a una debilidad persistente en las condiciones laborales generales y el desempleo. En este escenario, el banco central vaticinó que la economía estadunidense se desacelerará entre 1.6 y 1.7 por ciento este año, respecto a la proyección de crecimiento de junio pasado de entre 2.7 y 2.9 por ciento. Para el próximo año, el crecimiento oscilará entre 2.5 y 2.9 por ciento en relación con el 3.3 y el 3.7 por ciento estimado en junio pasado, mientras que para 2013 la estimación se ubica entre 3.0 y 3.5 por ciento, y para 2014 entre 3.0 por ciento y 3.9 por ciento. Esas proyecciones han servido de munición para los republicanos, quienes a lo largo de los tres años de la administración del presidente Barack Obama lo han acusado de empeorar la situación económica del país. Este señalamiento ha sido recurrente entre los aspirantes a la candidatura republicana a la Presidencia de Estados Unidos, que se han presentado ante los estadunidenses como los salvadores del país si el voto popular lleva a algunos de ellos a la Casa Blanca. “Su mayor fracaso es que él no entiende cómo funciona esta economía y cómo sus políticas han hecho más difícil poner a los estadunidenses de regreso en sus trabajos”, acusó en días pasados el ex gobernador de Massachusetes, Mitt Romney, uno de los aspirantes a la nominación republicana. Sin embargo, la Casa Blanca ha insistido que las políticas promovidas por Obama han evitado una nueva depresión a pesar de haber heredado de George W. Bush una economía en el umbral de la crisis. Pero, las cifras no han ayudado a que este mensaje resuene con fuerza entre los estadunidenses. Aunque el desempleo en noviembre pasado cayó a 8.6 por ciento, su nivel más bajo en dos años, la tasa es aún elevada y así lo evidencian los 13.3 millones de hombres y mujeres desocupados, según el último conteo del Departamento del Trabajo. Para Frank Luntz, un estratega republicano, cifras como la del desempleo harán difícil que Obama reste fuerza a las críticas de los republicanos. “Él puede decir lo que quiera, pero no tendrá credibilidad si los números y la percepción no mejoran”, apuntó. En este ambiente, los republicanos han mantenido una crítica constante, aún frente a noticias favorables como la caída del desempleo, algo que algunos expertos advierten puede tener un efecto contrario al que estos persiguen. “El descontento con la economía es una carta fuerte, pero lo que importa es cómo se juega”, dijo Andrew Kohut, del Centro de Investigaciones Pew. Kohut hizo notar el hecho de que la mayoría de las encuestas han mostrado el descontento popular por el desempeño que ha tenido el Congreso, y eso incluye también a los republicanos. Mejorar estos números no ha sido cosa fácil para Obama, cuyas iniciativas legislativas han enfrentado una oposición casi absoluta por parte de los republicanos en el Congreso. Su iniciativa Ley Americana de Empleos fue rechazada en su totalidad por éstos, forzando a la Casa Blanca a empujar porciones con un relativo éxito. Días atrás, los republicanos accedieron a extender el recorte de impuestos sobre la nómina de pagos después de sopesar el negativo impacto popular que tendría para sus aspiraciones presidenciales en 2012 dejar que la ley expirara este año. Aunque los republicanos han insistido que su oposición a las propuestas de Obama descansa en las valoraciones sobre su impacto, es claro que la principal motivación es y será política. Así lo dejó en claro el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, quien en 2010 declaró que “la principal cosa que queremos lograr es que Obama sea presidente de un solo término”.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
81
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.