Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emilho escriba una noticia?

La “Educción Bancaria”, un mal que aqueja la conciencia del pueblo. (parte 3)

22/06/2009 10:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ésta es la parte final

La competitividad es un filtro que detiene la educación de muchas personas, es como un embudo donde entran muchos pero salen pocos, haciendo que algunas personas se queden en las primeras etapas educativas.

A diferencia de lo anterior, el ser mejor personas se presenta como la humanización y la liberación de los estudiantes; es lo que Freire llama educación verdadera. Mediante el diálogo con los otros podemos reconocer que compartimos situaciones complejas en la vida y por tanto podemos crear en conjunto un programa educativo que haga de nosotros seres reflexivos y críticos (libres). Modificando lentamente el estado actual de las cosas, reconociéndonos como sujetos y no como objetos, como participantes de este proceso de Enseñanza–Aprendizaje, eliminando las dicotomías que nos transforman en seres egoístas, y modificando nuestro concepto de “vivir mejor”.

Entonces estudiamos, o bien para continuar con el régimen opresor, o bien para liberarnos y transformarnos en seres humanizados. En cualquiera de estas dos opciones la constante es la educación. Mientras que para el régimen opresor la educación es un adiestramiento, una domesticación; para la concepción revolucionaria la educación es una práctica de la libertad, una humanización y un diálogo entre todos. Al primero le conviene mantener a la sociedad así para manipularla, de ahí que surja la idea de ser competente, o ser más que los otros para obtener mejores beneficios y convertirnos en egoístas y envidiosos. Al segundo le importa la relación armoniosa con el mundo y con los hombres, creando así una sociedad más justa, sin miedo a la libertad.

El ser mejor personas se presenta como la humanización y la liberación de los estudiantes; es lo que Freire llama educación verdadera

No estudiamos sólo para conocer, sino para transformar el mundo. No debemos limitarnos a lo que académicamente se nos enseña, sino que debemos buscar siempre el extra de la educación, aquello que no se encuentra en los contenidos programáticos de la educación que el estado propone.

Bibliografía:

CHAVIRA Prieto, Fidencio. (s/f). Antología de “Ética y Práctica Profesional” de la BUAP.

COLL, C. P. et. al. (1993). Desarrollo psicológico y educación II. Madrid: Alianza.

DE Ibarrola, M. (1985). Las dimensiones sociales de la educación. Antología de Cultura y Ética universitaria.

FREIRE, Paulo. (2006). Pedagogía del oprimido. México: Siglo XXI.


Sobre esta noticia

Autor:
Emilho (13 noticias)
Visitas:
497
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.