Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Egipto al borde de la guerra civil:El Gobierno detiene a mil islamistas tras un ‘Viernes de la Ira’ con 173 muertos

20/08/2013 06:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Enfrentamientos en la mezquita de Al Fatah

Exteriores de la mezquita de Al-Fath . | Foto Reuters

Agencias | El Cairo

Tras un nuevo y sangriento ’Viernes de la ira’, este sábado el foco de la tensión en Egipto permanece en los alrededores de la mezquita de Al Fatah, en el barrio cairota de Ramsés, donde un grupo de seguidores de los Hermanos Musulmanes se ha atrincherado tras esconderse en el templo buscando refugiodurante los disturbios. Fuerzas especiales han irrumpido en la mezquita y, tras un tiroteo, han detenido a varios seguidores de Mursi que se encontraban en su interior. Según han informado fuentes de seguridad a Afp, la mezquita habría sido desalojada ya por completo.

Según testigos citados por la cadena árabe Al Yazira, hasta 700 islamistas se encontraban en la mezquita de Al Fatah, ante la crispada situación que se vivía fuera de la misma.

Una fuente de los servicios de seguridad explica que después de que la mayoría de los que se encontraban dentro saliesen durante la madrugada, cuando la policía les abrió un paso seguro para poder marcharse, algunos de los restantes se habrían visto envueltos en un tiroteo con la policía, según la agencia Reuters.

El balance de víctimas es dramático: el ministerio de Sanidad ha confirmado la muerte de 173 personas, 95 de ellas en El Cairo, durante la jornada de ayer. Los Hermanos Musulmanes, grupo al que perteneció el depuesto Mursi hasta que accedió a la Presidencia, ya habían señalado que en la capital habían muerto más de cien personas.

El viernes los choques más graves de la capital tuvieron lugar en los alrededores de este templo; donde se emplearon armas de fuego que -según los Hermanos- causaron más de 60 muertos. Previamente, en ese distrito, la comisaría de Ezbeqiya, una de las principales de la ciudad, fue atacada por los manifestantes, en un asalto que dejó quince fallecidos, según fuentes de seguridad. Además, el ejército intensificó sus refuerzos en los alrededores de la plaza Tahrir, adonde mandó carros de combate, al igual que en otras zonas sensibles de la capital y de las provincias.

Posible ilegalización de los Hermanos Musulmanes

La Presidencia de Egipto ha declarado hoy que el país se halla‘en guerra contra el terrorismo’ y acusó a los manifestantes islamistas que piden la restitución del depuesto presidente Mohamed Mursi de ‘fuerzas extremistas’.

En una comparecencia ante la prensa, el asesor presidencial para Asuntos Políticos, Mustafa Higazi, aseguró que el pueblo egipcio salió a las calles para levantarse contra el ‘fascismo teocrático’ de los Hermanos Musulmanes y aseguró que fueron los líderes de este grupo quienes impidieron un arreglo negociado a la crisis.

Por su otra parte, el gobierno de Egipto está discutiendo la posibilidad de ilegalizar a los Hermanos Musulmanes, según ha informado un portavoz del Ejecutivo en rueda de prensa en El Cairo.

La propuesta de ilegalizar el movimiento islamista fue realizada por el primer ministro de transición, Hazem al Beblawi, aunque todavía no se ha tomado una decisión al respecto.

Los Hermanos Musulmanes ya estuvieron en esta situación durante el gobierno del derrocado Hosni Mubarak aunque estuvieron representado en algunas ocasiones en el Parlamento a través de candidatos independientes.

El partido que fundaron tras la Primavera Árabe, Libertad y Justicia, fue la fuerza más votada en las primeras elecciones parlamentarias tras el derrocamiento de Mubarak. Su candidato a las elecciones presidenciales, Mohamed Mursi, fue elegido para el cargo en 2012 pero el Ejército lo depuso a principios de julio pasado.

Al borde la guerra civil

Egipto vuelve a estar al borde de la guerra civil tras un ‘viernes de la ira’ que ha dejado otras 173 víctimas mortales, una nueva masacre tras el sangriento desalojo de los seguidores del depuesto Mursi. Una de las víctimas, es uno de los hijos del máximo líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badia, muerto que recibió un disparo durante una ‘manifestación pacífica’ en la plaza Ramsés de la capital, informan. Además, las fuerzas de seguridad han detenido a Mohamed al Zawahiri, uno de los hermanos del líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, tras los disturbios de las últimas horas.

El portavoz de los Hermanos, Gehad el Haddad, ya ha avisado que la ‘ira’ continuará en el país: ‘Ha empezado la Semana de la Ira para hacer caer el golpe y habrá manifestaciones pacíficas diarias en todas las provincias de Egipto desde los mismos puntos de reunión’.

Por su parte, el Ministerio del Interior ha informado de que sus fuerzas han detenido a 1.004 miembros de los Hermanos Musulmanes en las últimas horas y se han incautado de armas y municiones. En un comunicado, señalan que los arrestos se han llevado a cabo en todas las provincias en el marco de las operaciones para hacer frente a los ‘intentos terroristas de elementos de los Hermanos Musulmanes de empujar al país a un ciclo de violencia’.

La cofradía islámica, a la que perteneció Mohamed Mursi antes de que accediera a la Jefatura del Estado, organizó las protestas del viernes en repulsa por la operación policial que desmanteló sus acampadas el miércoles pasado. Los Hermanos Musulmanes acusan al jefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi de haber incumplido sus promesas. En un comunicado, le acusan a él y a ‘los golpistas’ de asesinar y de intentar llevar al país varias décadas atrás. La cofradía islámica se queja de que ha visto ‘cómo (los militares) han extendido la mano para asesinar y quemar a miles de egipcios en varias masacres’, en referencia a la muerte de islamistas en el ataque de las fuerzas de seguridad el miércoles pasado contra sus acampadas. Asimismo, lamentan que el Ejército intervenga en política, ‘parece que desean hacer retroceder al país 30 o 40 años atrás’.

Los Hermanos se han defendido, además, de las acusaciones de los medios de comunicación del país, que aseguran que ellos tenían armas pesadas en sus acampadas de protesta: ‘Todo lo que nos han atribuido es mentira. No es más que una tapadera para ocultar el terrorismo, la traición y la brutalidad contra manifestantes pacíficos desarmados que fueron asesinados a balazos desde helicópteros y azoteas’.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
20
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.