Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Puede ejercerse el periodismo como compromiso social con las mujeres

07/03/2011 15:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando Edna López Domínguez decidió hacer públicos los asesinatos cometidos en contra de mujeres en las llanuras del Sotavento, al sur de Veracruz, no imaginó el revuelo que causaría la noticia. Encargada de cubrir la información generada en Juan Rodríguez Clara, Ciudad Isla, Playa Vicente y José Azueta, se enfrenta, como única mujer reportera en la zona, a males tan arraigados como el machismo, el cacicazgo y el crimen organizado por la cercanía con la cuenca del Papaloapan y el estado de Oaxaca. “Es difícil reportar ahí porque sabemos que es una zona de riesgo, de alto riesgo, soy la única mujer reportera de estos municipios que les fascina la nota roja”, dice. Con estudios truncos de periodismo en Monterrey, Nuevo León, y 18 años de vivir en Rodríguez Clara, asevera que es la pasión y la devoción a reportear, es lo que la alienta a seguir sorteando los obstáculos que la autoridad y los temas que trata le imponen. “De todo me toca cubrir y no sabes lo difícil que ha sido, porque me he aventado enemigos de a montón, más a los políticos que no les gusta que saques a relucir sus verdades, o que no caes en la corrupción para callar las cosas”, afirma. Sin embargo, recuerda que uno de los temas que más le han indignado fueron los repetidos asesinatos que se perpetraron a partir de 2007 en la zona, ante el disimulo y la falta de interés de las autoridades municipales. “Lo que nunca se me va a olvidar fue cuando encontraron a una mujer de la tercera edad que fue atacada un 10 de mayo”, manifiesta. No era el primer crimen, anteriormente una joven de 19 años fue encontrada a orillas de un arroyo, amordazada, golpeada, violada y ahorcada con su ropa interior, así se fueron juntando uno a uno los crímenes en contra de las mujeres hasta contabilizar nueve casos. “Comencé a comprometerme porque las víctimas son de mi género, por ver el sufrimiento de sus familias, de sus hijos; eso me llenaba de coraje, que las autoridades no hacían nada por resolver los casos y todos para ellos eran aislados”, dijo. Asumiendo los riesgos que implicaba la investigación de los hechos, acudió con cada familia de las víctimas para conocer de primera mano las versiones de las madres, los hermanos, los abuelos y luego difundirlos en medios estatales para hacer notorios los asesinatos. “Fue un boom a nivel estado, primero me eché de enemigo al alcalde. Cuando la ciudadanía decide hacer una marcha el alcalde me quería arrestar porque aseguraba que yo la había organizado cuando yo ni sabía aún nada, hasta el gobernador (Fidel Herrera Beltrán) me señalaba, cuando vino a ver lo que pasaba me corrió del lugar donde harían la reunión”, recordó. Añade que durante una de las visitas a la zona de el procurador general de Justicia del Estado de aquel entonces, Salvador Mikel Rivera, ese día apareció un cuerpo más de otra mujer asesinada, y dos más en días posteriores. Lueog de la publicación de los homicidios, dice, los crímenes en contra de las mujeres no han vuelto a ocurrir. Sin embargo, reconoció que ha ido en aumento el número de mujeres maltratadas, humilladas y el acoso a estudiantes que han sido golpeadas y tiradas en lotes baldíos sin que recuerden el porqué llegaron hasta ese lugar. Luego de su experiencia con este caso, reconoce que el trabajo del periodismo es de gran compromiso social al dar a conocer “las cosas como son”. “Mira, mi vida es algo complicada, soy madre, viuda, tengo que trabajar para mantener mi casa, los gastos de mis hijas. Tengo que partirme en mil pero me encanta lo que hago porque lo hago con devoción”, afirma. A la par de su actividad periodística en la zona sur del estado, López Domínguez estudia los sábados una carrera técnica en medicina forense, la cual aunque no considera le sea útil en el desarrollo de su profesión, lo hace por gusto. “Soy ayudante del médico legista de Ciudad Isla, le ayudo en casi todo, desde escribir la determinación de la muerte, tomar muestras, saturar el cráneo y lo demás, ya sabes, asistente”, refiere. “De hecho estoy estudiando una carrera de técnico en medicina forense los sábados”, apunta.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
152
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.