Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Ejercicio cotidiano del oficio es ya un premio: Luis Herrera

13/10/2010 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Emocionado, pero muy propio como siempre es, el director de orquesta Luis Herrera de la Fuente (México, 1916) agradeció el reconocimiento a su trayectoria que le hizo hoy el Festival Internacional Cervantino (FIC), aunque lo calificó de redundante, pues para él ejercer su oficio es ya un premio. “Me encuentro en una disyuntiva, por una parte, la arrogancia de pensar que lo merezco, por otra, la humildad de saber que no, dijo el también compositor al recibir la Presea al Mérito Artístico del FIC que se instituyó este año. En el Teatro Juárez, donde se hizo la inauguración oficial de la llamada “Fiesta del espíritu”, el maestro Herrera desistió y dijo que le parecía más sabio alejarse de esas reflexiones y acercarse al origen, que en este caso era el FIC. “Gracias por su generosidad al concederme este reconocimiento”, dijo, pero enseguida se preguntó ¿qué se premia, los muchos años de trabajo?. “Me parece una redundancia, (pues) la tarea misma del arte y el ejercicio del oficio todos los días y todas las horas, es ya un premio cotidiano a los afanes”, aseguró más sereno. Agregó que para él así ocurre incluso cuando los logros no corresponden a las expectativas, en cuyo caso, sostuvo, “uno debe corregir, se tiene la corrección, e incluso el borrón y cuenta nueva, todo eso no son sino incentivos renovados, una promesa de un nuevo gozo en el trabajo, gozo del privilegio del arte”. “Pero no puedo hallar la palabra justa, la palabra fresca, joven, para agradecer esta presea, acepten ustedes por lo tanto, la palabra de todos los días, la palabra común: gracias, muchas gracias”, dijo el maestro, quien recibió la Presea de manos de Juan Oliva Ramírez, gobernador de Guanajuato, y de Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Comentó que se siente muy distinguido con este reconocimiento, cuya idea de instituir el galardón fue idea de la doctora Lidia Camacho, directora del FIC. “Ella ha tenido la gentileza de escogerme a mí como el primer galardonado, y siento que llegué a la edad de recibir los reconocimientos, entonces lo recibo con mucho placer y mucha gratitud para las personas que se acuerdan que ando por ahí”, expresó el afamado director mexicano. Herrera ya se encuentra retirado de la batuta y ahora se dedica al sueño que lo llevó a la música y que es la composición, aunque en fechas recientes también se dedica a escribir un libro que recoge sus andanzas en el mundo de la cultura mexicana. Es un libro que estará conformado por las obras que ha escrito, porque estudió música desde niño, con el propósito de ser compositor. “Escribí piezas para piano a los nueve años, pero las circunstancias se atravesaron y salí con que era director de orquesta y eso me absorbió, pues requiere de tiempo completo”, recordó el maestro de varias generaciones de músicos mexicanos. También en el acto se presentó el libro “Una vida en imágenes. Iconografía de Luis Herrera de la Fuente”, que reconoce la trayectoria y labor del compositor mexicano, cuya obra es parte esencial del patrimonio musical de los mexicanos, y cuya autoría es del investigador y musicólogo Aurelio Tello. Este libro, que incluye una amplia selección de fotografías y el catálogo de su trabajo autoral, surgió en conjunción con la entrega de la Presea FIC, otorgada al artista por loa calidad internacional de su carrera como director de orquesta y sus méritos como compositor de música de concierto. En sus dos primeros capítulos “Batuta en ensayo” y “Batuta en concierto”, Aurelio Tello muestra al director en activo, ensayando y actuando en concierto, lo mismo como asistente de José Pablo Moncayo en la recién creada Orquesta Sinfónica Nacional, o como fundador de su Orquesta de Cámara de Bellas Artes. El capítulo “…en familia” descubre el lado íntimo del compositor y Estampas de vida, que es una especie de salón de museo recogido en un libro, para ver facetas y rasgos que sólo el trazo de una pluma, de un carbón, de un pincel podían capturar.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
83
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.