Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

El AMLO Verde

01/07/2012 07:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Daba AMLO la impresión de estar proponiendo, en el más puro espíritu de la ecología política, un entendimiento de la naturaleza como algo que no sólo sirve para hacer negocios, para ser mercantilizado, para convertirse en materia prima, materia muerta, sino una manera de entenderla y valorarla independientemente de sus beneficios para los humanos. Allí, recurriendo a Alfonso Reyes y al poeta Enrique González Martínez, López Obrador exhibió una vertiente franciscana en su discurso ambiental, particularmente el respeto que se merecen todos los que habitan el mundo, incluidos los no humanos, los animales, las plantas, las piedras, todos los seres de la creación.

Existen algunas ideas que pudieran diferenciar a AMLO del resto de los candidatos en materia ambiental. Por ejemplo sus planteamientos sobre la nueva minería y su destrucción de los paisajes, de los medios de sustento y de los sitios sagrados de muchas comunidades. Ha hablado también de la necesidad de asegurar la soberanía alimentaria, controlar la introducción de transgénicos, detener la explotación y exportación irreflexiva del petróleo y, en algunos momentos, de ir más allá de las propuestas que pretenden resolver la pobreza con simples medidas productivistas, al margen de los factores de poder que la generan y reproducen.

No obstante, aunque resulte paradójico, las propuestas ambientales de AMLO no hay que buscarlas tanto en sus planteamientos directamente ambientales, sino en ese marco más amplio de reflexión y de acción de los problemas del país constituido por el llamado Proyecto Alternativo de Nación, particularmente en la necesidad de fomentar una nueva manera de percibir, de vivir y de pensar la naturaleza, que evite su comercialización a ultranza, su despilfarro irresponsable. La crítica que allí se propone cuestiona también un sistema económico que busca la ganancia fácil y rápida, que genera necesidades artificialmente, que invita al consumo por el consumo y que devasta la naturaleza. En estas propuestas, la defensa del medio ambiente está mezclada con la defensa y reivindicación de los pobres, la justicia, la democracia, el bienestar, y se inserta dentro de una perspectiva de nación.

En México los temas de la pobreza y la desigualdad son fundamentales para entender los problemas nacionales y para las soluciones que se quiera proponer, las cuales presuponen necesariamente la redistribución de la riqueza y el poder. No obstante, la urgencia por resolver la pobreza no puede llevar a estrategias que reproduzcan los mismos valores y las conductas que han destruido y contaminado la naturaleza, o a suponer que se puede prescindir de ésta. El cambio verdadero debe incluir esa transformación de valores y de mentalidad que esboza el Proyecto Alternativo de Nación, pero lo ambiental allí también debe dejar de ser un elemento decorativo, sólo para venderse bien en el mercado, sobre todo en el político electoral.

La concentración del dinero y del poder en México es causa de muchos males, de la violencia, de la intranquilidad y angustia que se adueña cada vez de más sectores de la población, y también del olvido de otros problemas no menos graves como el ambiental. La última lista de Forbes retrata de una manera precisa este sistema de desigualdad. Los 10 hombres más ricos de Rusia, país que es hoy día símbolo del capitalismo más salvaje, reúnen entre ellos una riqueza de 160.2 mil millones de dólares. Los 10 hombres más ricos de México, país de pobreza extrema, poseen en su conjunto 128.7 mil millones de dólares; por su parte, los 10 hombres más ricos del Reino Unido, país con menores desigualdades y tradición democrática, suman en total bienes por 50.6 mil millones de dólares. La riqueza extrema parece alimentarse de la reproducción permanente de la pobreza extrema y el despojo.

No es AMLO quien divide a los mexicanos como afirman algunos de sus opositores. Lo que verdaderamente divide a la sociedad mexicana es esta profunda desigualdad social. Es esta la principal causa del descontento y la mayor amenaza para la paz social. Por ello, propuestas como las suyas para una redistribución de la riqueza y del poder, de combate a la corrupción, a los monopolios, a la concentración extrema del dinero y la miseria son los mejores y más poderosos instrumentos de legitimación, de reconciliación, de paz social. La urgencia que han tomado problemas de sobrevivencia directa, como el hambre y la inseguridad, es lo que ha sacado del escenario público y de la agenda de los candidatos la prioridad que merece el problema ambiental.

www.joseluislezama.com


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
111
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.