Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinevertigo escriba una noticia?

El Lenguaje de los Machetes

03/06/2012 16:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La opera prima de Kyzza Terrazas El Lenguaje de los Machetes (México, 2011), fue presentada el año pasado tanto en Venecia 2011 como en Morelia 2011 y este mismo año en el FICUNAM 2012. Producida en parte por Canana -es decir, Gael, Diego, Naranjo and Co.-, el guionista de Déficit (García Bernal, 2007) ha dirigido una cinta exasperante pero, creo entender, esa era precisamente la intención. Aunque también creo que a Terrazas se le pasó la mano. Ray y Ramona (Andrés Almeida y Jessy Bulbo) son dos treintañeros militantes de izquierda. Él proviene de una familia burguesa -su mamá es Julieta Egurrola, que no podría encarnar a alguien sin dinero aunque quisiera- y ella es hija de un guerrillero que fue "desaparecido" en los años 70. El compromiso por las causas populares, sin embargo, no deja de ser muy superficial: ella va y grita en alguna marcha conmemorativa del '68 y él va a Atenco con su camarita de video a tomar la represión policial sobre los celebérrimos macheteros de la época de Fox, imágenes que vuelven a tener actualidad gracias a la candidatura presidencial del Gel-Boy . Este par de irritantes radical-chic de Región 4 -Ramona y Ray, no Fox o Peña Nieto, aclaro- no tienen, pues, mucho oficio ni beneficio: ella canta, para mi gusto, unas horrendas canciones -compuestas por la propia señorita Bulbo y el cineasta Terrazas-, pero él no hace ni siquiera eso y cuando se reúnen con sus amigos nomás fuman mota, se empolvan la nariz y gritan consignas que se quieren anarquistas/destructivas. Ramona quiere tener un hijo -para darle resistol a los tres años, dice ella, pero no se asuste: es broma-, pero Ray tiene otra idea más trascendente. De eso trata la segunda parte de la cinta, cuando Ray decide pasar a la posteridad haciendo algo que no puede pasar desapercibido: nadie más le va a llamar "güerito" culero o algo así. Él tiene los suficientes pantalones para hacerlo... ¿o no? Hay que aplaudir a Terrazas la elección del tema y su retrato nada condescendiente de sus dos protagonistas, especialmente en el caso de Ray. Habría que señalar, también, los tropiezos: un juego actoral defectuoso (ni Bulbo ni Almeida están particularmente convincentes), una subtrama a la que le faltó desarrollo -la hermana de Ramona que se encuentra en el psiquiátrico, por ejemplo- y una puesta en imágenes mareadora, pues la cámara en mano de Christian Rivera se mueve siempre, para todas partes, para todos lados, aunque a veces no tenga mucho sentido. De todas formas, con todo y sus asegunes, estamos antes una opera prima más que meritoria que merece ser vista.


Sobre esta noticia

Autor:
Cinevertigo (1064 noticias)
Fuente:
cinevertigo.blogspot.com
Visitas:
212
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.