Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

El México de la mala suerte

10/11/2012 00:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la aprobación por mayoría de la Reforma Laboral, podría decirse que la mala suerte de México está echada, a prácticamente tres semanas de que FCH, le entregue la Presidencia a Peña Nieto y los grupos de poder que se encuentran tras éste

<a href="http://www.flickr.com/photos/77278670@N04/7230294716/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/77278670@N04/7230294716/" target="_blank">ismael villafranco</a> via Flickr

Con la aprobación por mayoría de la Reforma Laboral, podría decirse que la mala suerte de México está echada, a prácticamente tres semanas de que Felipe Calderón, le entregue la Presidencia a Peña Nieto y los grupos de poder que se encuentran tras éste, listos para cebarse sobre lo que queda de una nación llevada hasta los límites de su paciencia en materia de corrupción, economía e inseguridad.

El escenario mexicano no puede ser más estremecedor, cortesía de un proceso electoral viciado de origen, pero encomiable a los ojos del IFE, el TEPJF y, obviamente, también de Calderón y el duopolio Televisa-TV Azteca, a cuya cabeza se encuentra Emilio Azcárraga Jean, listo para degustar el tan esperado pastel de las telecomunicaciones, a que se ha hecho merecedor por ser tan priísta.

A diferencia de EU, en donde la democracia ha servido para otorgarle a Obama cuatro años más al frente de la Casa Blanca, con todos los beneficios que eso le traerá a la población norteamericana, que ciertamente serán mayores que los que habrían conseguido con Romney, en el lado mexicano se perciben los resabios de la envidia que ha dejado entre millones de mexicanos, esta la elección al estilo anglosajón.

<a href="http://www.flickr.com/photos/62518311@N00/238524949/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/62518311@N00/238524949/" target="_blank">Daquella manera</a> via Flickr

Si bien la situación de México no cambiará gran cosa con Obama en el contexto de Patio Trasero que el país de las barras de las estrellas nos ha adjudicado, quizás deberíamos sentirnos satisfechos con la decisión de los electores de EU, las minorías, sobre todo, por los beneficios que el mandatario recién reelecto podría traerle a México, que vamos a necesitar hoy más que nunca, dada la calidad de presidente con el que vamos a lidiar durante los próximos seis años.

Tristemente, pero sí, solamente caos se advierte en el panorama político, económico, social y de seguridad, luego de los remedos de administración pública federal que ha habido durante los últimos 42 años, en donde se destacan por su incapacidad los dos últimos sexenios, a cargo del Partido Acción Nacional, cuyos militantes se vieron incapaces para enfrentar el reto que les representó la necesaria reconstrucción del país, misma que, luego de 71 años de gobiernos revolucionarios, se volvía obligatoria.

Pero resulta que, contrario a lo pregonado en campaña y a lo largo de sus 73 años de vida política, el PAN tomó el camino contrario al que le obligaban sus principios doctrinarios, el voto de los electores y su propia historia partidaria, deviniendo este patético claudicamiento de la ideología blanquiazul, en la aprobación de una Reforma Laboral que pondrá en jaque a toda la nación.

Europa  Press

Quiérase que no, esa es la lectura que presenta hoy México, a escasos días de la toma de posesión de EPN, quien, a juzgar por lo que ha demostrado en la administración pública, carece de la visión de Estado que se requiere para enfrentar el reto que representa la problemática delictiva, prohijada por la impunidad y la corrupción, a lo que se añade un exacerbado desempleo y la incapacidad de los políticos para entender que no se encuentran a la altura del México actual.

Aunque resulta patética e impensable, la mejor apuesta para exorcizar la mala fuerte de los mexicanos no se halla en Los Pinos, sino en la Casa Blanca y una política de Buena Vecindad, para que ya no se aplique la Ley del Garrote a la que tan acostumbrado está el Tío Sam, situación más que difícil, por los intereses geoestratégicos que rodean la tirante e inestable relación entre EU y América Latina.

La otra opción para que a México le vaya bien, corre a cargo de la ensoberbecida y corrupta clase política, esa que fue incapaz de aprobar lo único bueno que contenía la Reforma Laboral, lo que habla y muy mal, de EPN, con quien avanzaremos hacia el abismo bajo un guión telenovelero tipo "Lagrimas y Rezos", porque eso es lo que nos queda hacer, ante el cinismo del PRIAN y sus adláteres: Llorar y rezar. O montarles otra Revolución.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
1104
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.