Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kandakulu escriba una noticia?

El México Feudal

06/06/2011 05:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El estado de derecho se encuentra rebasado por los regímenes de excepción a los que están sujetos ciertos sectores de la sociedad. ¿Existirá un político con la capacidad de restaurarlo?

En la edad media, los señores feudales ofrecían protección a los villanos a cambio de una parte de los frutos y productos de su trabajo. Ante cualquier amenaza de invasión o pillaje, los villanos se refugiaban en el castillo mientras los señores organizaban la defensa y repelían el ataque. Ante cualquier diferencia entre los villanos del feudo, el Señor administraba justicia a su entender, aunque la mayoría de la veces no dejara contentas a ambas partes. Se generaba un auténtico estado de derecho excepcional para señores y villanos, que quedaba por encima de cualquier organización estatal. Dentro del feudo, nadie cuestionaba las decisiones del señor y se sometían a su voluntad todas las disputas.

En nuestro México del siglo 21, los sindicatos, caciques, líderes de mercado, agitadores profesionales, grupos delictivos, invasores de tierras, estibadores, sitios de taxis y peseros, etc. (La lista es interminable), han logrado desarrollar, dentro de sus cotos de poder, verdaderos regímenes de excepción, en donde los hechos quedan por encima del derecho y se administra "justicia" según sea el placer del líder. En lugar de protección, estos "señores" ofrecen impunidad, con la complicidad, ya sea por acción o por omisión, de las autoridades constituidas.

Los partidos políticos, por no ver afectadas sus cuotas de votos, no enfrentan problemas fundamentales para el crecimiento de México, como la Ley Laboral o el sistema de pensiones (no vaya a ser que pierdan algún partidario) mientras que el país tiende a paralizarse. Mucho menos se enfrentan a los líderes de estos grupos que tienen detrás fuertes cuotas de voto duro con las cuales premiar al funcionario complaciente o castigar al reticente.

Así, las políticas públicas se diseñan "consintiendo" a estos grupos y dejando de lado a los ciudadanos comunes que, aunque son mayoría, no se encuentran organizados bajo el mismo esquema y por lo tanto no representan cuotas de poder. En su ceguera, nuestros gobernantes no se dan cuenta de que el reclamo generalizado de la sociedad es que se enfrenten los grandes problemas nacionales. Estamos hartos de estar en manos de doctores que no curan al enfermo por miedo a que se les muera; nada mas lo administran. Sin embargo no se dan cuenta de lo inevitable, ya que por talentoso que sea el médico, si no lo curan, el enfermo eventualmente morirá.

Los grupo de poder han logrado establecer verdaderos regímenes de excepción..

El costo de tolerar estos grupos va mucho mas allá de lo que parece: en cada uno de stos grupo se ha detenido el tiempo y el progreso; ya hablemos de la educación, del transporte público de pasajeros o del servicio de energía eléctrica, son la ineficiencia y la complacencia las que prevalecen. No importa lo malo que sea el maestro o lo malo que sea el servicio, simepre que represente un voto y que lo tenga garantizado. No tiene ninguna importancia si un miembro del grupo es inapto o inepto para desarrollar la actividad que le corresponde, siempre que sea "cuate". Tampoco importa lo que digan las leyes, ya que dentro del grupo la Ley es el líder; lo demás viene sobrando.

¿Podemos los ciudadanos recuperar el estado de derecho? Estamos seguros de que es posible, mientras asumamos que todo cambio requerirá sacrificios y tendrá seguramente un costo político. La pregunta es: ¿Quien será el estadista que estará dispuesto a pagarlo? ¿Quien llevará a este México medieval a la edad contemporánea?

Están encima las elecciones para Gobernador en el Estado de México, y el año próximo vendrán las presidenciales, y en el horizonte de los partidos políticos mexicanos, no se ve a lo lejos ningún prospecto que vaya a cambiar el estado actual de las cosas. A ver cuanto tiempo mas sobrevive el enfermo sin fallecer...


Sobre esta noticia

Autor:
Kandakulu (4 noticias)
Visitas:
232
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.