Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El suplicatorio y la democracia

21/03/2021 23:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A pesar del gobierno socialcomunista, España es una democracia respetada en Europa. Los eurodiputados hemos votado a favor de la retirada de la inmunidad a Carles Puigdemont y al resto de los prófugos secesionistas catalanes. El suplicatorio salió adelante con el apoyo de una mayoría reforzada de los representantes de todos los europeos. Una vez más la Unión Europea apoyó a nuestro país, una democracia plena con una Justicia independiente, y entendió que ya iba siendo hora de que aquellos que rompieron la convivencia en Cataluña saltándose las leyes rindan cuentas ante los tribunales.

Sin embargo, en una de sus típicas falacias, Puigdemont aseguró que con esa votación había perdido la democracia europea. Ya pocos creen a este mentiroso compulsivo que prometió la independencia en 18 meses, que dijo que tenía el apoyo de la UE y los Estados Unidos, y que aseguró que volvería a Cataluña tras las elecciones. La realidad es que en la votación del suplicatorio el fugado solo obtuvo el apoyo de los enemigos de Europa: la extrema derecha de Marine Le Pen, la extrema izquierda de Francia insumisa, los secesionistas flamencos del Vlaams Belang, algunos eurófobos y, lamentablemente, los socios de Pedro Sánchez, desde Podemos hasta ERC.

Por si no quedaba claro qué representa el separatismo catalán en Europa, Puigdemont recibió el apoyo del "héroe" del brexit , Nigel Farage, que tuiteó " Carlos is a eurosceptic " [sic].

No obstante, las grandes familias europeas (populares, liberales y socialdemócratas) tenemos muy claro que los populismos y los nacionalismos representan un grave peligro para los principios fundamentales de Europa. Además, el separatismo catalán se ha posicionado claramente contra los valores europeos, porque el procés fue un ataque a la libertad de la mayoría de los catalanes, fue un ataque a la democracia española y a la igualdad entre los españoles y fue, sobre todo, un ataque al Estado de derecho.

En la Europa del siglo XXI es inadmisible que un político se crea por encima de la ley. La Unión Europea nació para superar, precisamente, los conflictos nacionalistas que asolaron nuestro continente. Los europeos sabemos cuán peligrosos son los juegos de fronteras. Sabemos que la sublimación identitaria pone en riesgo la convivencia. Por esta razón, apoyamos una Europa de las personas, una Europa que mira hacia el futuro poniendo en valor lo que nos une y no lo que nos diferencia.

Es una buena noticia que Europa apoye a la democracia española. No obstante, es muy preocupante que aquellos que llevaron a Pedro Sánchez a la Moncloa, se posicionaron en contra de los intereses de nuestra nación. Especialmente grave fue el voto de Podemos en contra del suplicatorio de Puigdemont y, por lo tanto, a favor de obstaculizar la acción de la Justicia española. Ya eran reiteradas las declaraciones del exvicepresidente y ahora candidato Pablo Iglesias contra la democracia española, pero ahora no son solo palabras, también hay hechos concretos.

Los socios de Sánchez trabajan intensamente contra la integridad constitucional desde el propio gobierno de España, mientras el PSOE calla y otorga. Y por si fuera poco, el PSOE, lejos de apartarse de los independentistas y los comunistas, busca el apoyo de un Ciudadanos desnortado para echar de los gobiernos autonómicos al Partido Popular.

Mientras nuestro país se enfrenta a una gran crisis sanitaria, económica y social, el PSOE y Ciudadanos protagonizan en Murcia una nueva temporada de Juego de tronos que busca desestabilizar la región con la finalmente fracasada moción de censura. La irresponsabilidad de la cascada de mociones de censura en España es máxima. Provocar inestabilidad en un momento como el actual es, como dijo la Inés Arrimadas del pasado, un "problema moral". Y, sin duda, lo pagarán en las urnas. Nosotros no vamos a quedarnos de brazos cruzados. Es mucho lo que está en juego. Nos jugamos la libertad. Y más ahora que el comunismo da el salto de Moncloa a la Comunidad de Madrid. El PP ha demostrado ser la única opción para defender la libertad, en Madrid, en Murcia y en toda España. El Partido Popular va a seguir defendiendo nuestro país en todos los frentes, también en Europa. La aprobación del suplicatorio de los secesionistas es una prueba, pero vamos a dar más pasos. Prometimos reformar en el Parlamento Europeo la euroorden sobre los delitos que ataquen la integridad constitucional, y lo hemos hecho. A diferencia del gobierno de PSOE y Podemos, los populares creemos que nuestra democracia merece ser defendida, porque España es infinitamente mejor que su gobierno.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1496
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.