Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mateoncio escriba una noticia?

May corre desesperada a Francia, sin respuesta

04/08/2018 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La primera ministra británica ha acudido a Macron y a Francia en un desesperado intento de salvar el acuerdo de divorcio con la Unión Europea

Mateo Aspa, París

Derrame. Desesperación. Theresa May no tiene recursos, no tiene soportes políticos dentro de su país ni fuera de su territorio y, por si fuera poco, los líderes políticos mundialmente hablando han dejado a May reducida, desesperada. Se encuentra en un aprieto, ligada por los dos brazos y siendo estirada entre unos y otros. Y no por una cuestión de necesidades: por supuesto que a la UE le interesa que Gran Bretaña mantenga su estatus europeo actual, pero saben que no pueden hacer nada al respecto. Cabe mencionar que la UE ha dejado muy claro que no lo dejará fácil para May y su gobierno, y ahí es dónde las cosas se complican.

En la fotografía, Theresa May, primera ministra británica, junto a Emmanuel Macron, presidente de la República francesa. (Fuente: Reuters).

Al saber que la salida de la UE no sería un campo de rosas, May empezó a negociar un Brexit "suave", una expresión de la cual había hablado con anterioridad. Y ese punto la dejo aún más expuesta. Gran Bretaña se le puso en contra, porque los que querían un Brexit "suave", no querían realmente un Brexit. Fueron los del Brexit "duro", una sorprendente mayoría británica, los que enfurecieron en dicho punto, y May pasó a estar en este estatus de "cuerda floja" mencionado antes. ¿Qué puede hacer May? No puede rendirse ante la UE, pues ella y su gobierno no volverían a Downing Street por mucho tiempo; tampoco puede permitirse un Brexit "duro", pues su país quedará, sorprendentemente para muchos, en el segundo plano de las potencias mundiales.

A lo mejor May ya no sabe qué hacer,  o a lo mejor sabe como equilibrar esta situación. En cualquier caso, su destino para dicho objetivo ha sido Francia.

Bruselas ya no es una opción. Ambos pueblos quieren respuestas y la situación empeora. Juncker no. Merkel no. ¿Y Macron?

Macron sabe que no puede dar ninguna concesión a May, pero una relación sólida con una Gran Bretaña débil puede alzar a Macron en su pulso contra Merkel

Barnier y su equipo quieren que el "Brexit" suponga un escarmiento para cualquier otro país miembro tentado por la opción de abandonar la UE y, por supuesto, se niegan a premiar con concesiones la retirada británica. Sin embargo, Macron sabe que, aún que el Reino Unido no esté en la UE, puede ser un aliado para desbancar a Merkel, su mayor enemiga en la UE, con quien rinde pulso por liderar "el club" desde que llegó al Elíseo.

Macron aún no sabe que hacer. ¿Y May? Analicemos si esta es una reacción desesperada o un medio-plan de May.

En referencia a este planteamiento, el "plan Chequers" es crucial: May, entre dimisiones y presiones, ha empezado a crear, entre esfuerzo y sudor debido a la extremadamente delicada situación que vive, un plan de "emergencia", un salvavidas para el barco británico, que cada día parece más hundido desde la costa. ¿De qué consta este plan? ¿Será suficiente, o es solo una baza para mantenerse en la cabeza de la política británica? Como ya he dicho, la mayoría de los británicos no acepta un Brexit "suave": el "plan Chequers" es un mero intento de concienciar a la sociedad británica de lo devastador que puede llegar a ser un Brexit "duro": aislamiento económico, social y comercial, posible pérdida de Irlanda del Norte, y la pérdida como potencia mundial de un poder aún considerable. Aun así, sus intentos han resultado negativo: el pueblo británico ha dicho "no" a estas amenazas.

Seguiré informando de las actuaciones y reacciones de Macron, cruciales ante el contundente rechazo a un Brexit "suave" por parte de los británicos: su reunión no ha sido más que una simple cena, según varias fuentes, y como conclusión deducimos indecisión y ninguna concesión por parte de Macron.

Juncker ya no es una opción. Merkel ya no es una opción. ¿Y Macron?

Mateo Aspa para Globedia, el diario colaborativo.


Sobre esta noticia

Autor:
Mateoncio (38 noticias)
Visitas:
4328
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.