Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

Emotiva apertura de la Temporada de Otoño de la OSSLA en el TPV

16/09/2012 17:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Huapango de Moncayo, OSSLA

Notas de Moncayo y agradecimiento a médicos marcan la fiesta

Vuelve el trombonista Simeon Stoyanov a su sitio en el atril

El inicio de la Temporada de Otoño 2012 de la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes tuvo toques emotivos, con el agradecimiento, entre acordes de Moncayo, al personal médico del Hospital General y del Hospital Civil por el "milagro" que realizaron al devolverle la salud al trombonista principal de la Orquesta Simeon Stoyanov, tras un accidente a principios de año.

En el Teatro Pablo de Villavicencio, con un nivel aceptable de público, el maestro Gordon Campbell no dejó de agradecer al personal médico de esos hospitales, así como al Secretario de Salud Ernesto Echeverría y a los directivos del Instituto Sinaloense de Cultura, a quienes dedicó el célebre "Huapango" de Moncayo, pieza en la que el trombonista ya repuesto, entabló un diálogo con su instrumento, con la trompeta de Tomás Jiménez en una de las partes más evocativas.

El programa inició con el "Postludio" del compositor mexicano Joaquín Gutiérrez Heras, fallecido en marzo pasado, que sin ser el epílogo de una gran pieza, debe su nombre a que es una composición hecha "in memoriam". Se trata de un tríptico sin pausas, en el que el autor retoma ideas musicales ya establecidas y les da nueva forma, mediante la sección de cuerdas de la orquesta.

A esta pieza, siguió "Tres piezas para orquesta", dando inicio a casi todo un programa dedicado a José Pablo Moncayo, autor del que este año se celebra en todo el país el centenario de su nacimiento, tocando piezas muy conocidas, poco conocidas y otras de plano desconocidas, incluso rescatadas del olvido.

Más sobre

Los tres movimientos que la integran son "Feria", "Canción" y "Danza", esta última alegre y la que el uso de las brillantes percusiones dan muestra de un estilo lúcido, festivo y emotivo.

Tras el intermedio, la Orquesta interpretó la "Sinfonía breve", la cual con ser breve, no dejó de tener momentos brillantes y luminosos, dando pie para el lucimiento de diferentes de la orquesta, entre ellos el chelo de Elizabeth Brown, y por supuesto, las percusiones, que son una constante en este conjunto de piezas.

"Cumbres", también de Moncayo, es un poema sinfónico que la brillantez sonora de la Orquesta, que se escuchó deslumbrante, nos lleva desde las profundidades del alma humana a las cumbres más luminosas.

El cierre, el esperado cierre, fue el "Huapango", una obra de la que se ha hablado mucho y se ha escrito mucho, y que para algunos es un segundo himno nacional, considerada la pieza orquestal mexicana más conocida en el mundo, basada en tres huapangos veracruzanos ("El Balajú", "El siquisiri" y "El gavilancito"). Una pieza tan famosa que opacó el resto de la obra de su autor, quien nunca dejó de quejarse de ello.

Los aplausos fueron atronadores al final del concierto, y el público de ponerse de pie para agradecer esta noche de los dioses ofrecida por nuestra Orquesta.


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2812 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
265
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.