Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Ha sido la ENAT formadora de talentos durante seis décadas

03/01/2011 13:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con una tradición en la vida cultural del país, la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT) ha sido semillero de talentos de los escenarios mexicanos durante más de seis décadas. Integrada desde noviembre de 1994 a las instalaciones del Centro Nacional de las Artes (Cenart), la ENAT fue abierta en 1946, cuando ofrecía estudios de actuación. Más tarde, en 1949, abrió la carrera de escenografía, lo que la convierte en la primera escuela en Latinoamérica que imparte la especialidad. La ENAT, actualmente bajo la dirección del maestro Gilberto Guerrero Vázquez, fue constituida por creadores e intelectuales como Xavier Villaurrutia, Salvador Novo y Clementina Otero, quienes desde el proyecto llamado “Teatro Ulises” asumieron el reto de expandir dicha manifestación y llevar lo mejor de ésta a la sociedad. Actores como José Solé, Beatriz Aguirre, Ignacio López Tarso, Luis Gimeno, Virginia Gutiérrez, Tara Parra, Carmen Herrera de la Fuente, Felipe Armas, Aurora Izquierdo, Marta Ofelia Galindo y Farnesio de Bernal, son algunos de esos primeros frutos que tuvo la ENAT y que han servido de ejemplo para quienes han seguido sus pasos. Una referencia obligada en los inicios de la ENAT son Miguel Córcega, Héctor Gómez, Pilar Souza y Héctor del Puerto, quienes también supieron enaltecer el trabajo que se hace al interior de este recinto educativo. Por su intensa labor en la vida cultural de México, la ENAT fue distinguida el pasado 31 de mayo pasado con la presea Pilar del Teatro, que otorga el Centro Mexicano de Teatro, dependiente del Instituto Internacional de Teatro ITI-UNESCO. El acto se llevó a cabo en el Teatro Julio Castillo, del Centro Cultural del Bosque. La Escuela Nacional de Arte Teatral responde, en el momento de su fundación, a una necesidad de formación actoral académica organizada, ya que hasta ese momento la profesionalización de un teatrista estaba enfocada a la práctica misma del “oficio”. Hoy en día su objetivo es formar profesionales del teatro a nivel licenciatura en las carreras de actuación y escenografía, ambas de cuatro años de duración, a través de un sistema de enseñanza basado en la experimentación continua y en la práctica del quehacer teatral. Esta práctica demanda, cada vez más, profesionales completos, creativos y preparados para desenvolverse en un medio exigente y difícil. Tanto la carrera de actuación, como la de escenografía, comprenden un plan de estudios dividido en tres fases: Introductoria, Sustantiva y de Especialización. La fase Introductoria de la carrera de actuación consta de dos semestres y está diseñada para que el alumno adquiera las herramientas teóricas y técnicas básicas de su trabajo y reconozca las habilidades esenciales que lo acerquen a las disciplinas teatrales, haciendo énfasis en la investigación y la autoformación. Algunas de las materias que se imparten son el actor y sus herramientas; técnica básica de la danza; educación de la voz; técnica de movimiento corporal; historia del teatro; construcción dramática; y cultura integral (apreciación estética). La fase Sustantiva es de cuatro semestres y en ella se plantea y estudia un amplio panorama de tendencias, estilos, concepciones, métodos y técnicas que enriquezcan el lenguaje teórico práctico del actor y que lo conduzcan a la construcción de personajes y a la experimentación en las formas de crearlos, así como a la realización de prácticas escénicas. Algunas de las materias que se imparten son carácter y acción (actuación); técnicas de movimiento corporal: acrobacia, pantomima, danza, esgrima; historia del teatro; taller de práctica escénica (actuación); y Música y canto. Y por último, la fase de Especialización es de dos semestres y en ella se propicia el dominio de los conocimientos y destrezas de la profesión actoral. El alumno debe trabajar en una puesta en escena, así como realizar y cumplir con el servicio social. Las materias son taller de puesta en escena; coreografía y movimiento escénico; asesoría técnica vocal; metodología de la investigación; seminario de producción; y taller de concentración complementaria. En tanto, en la fase Introductoria de la carrera de escenografía el alumno reconoce sus capacidades perceptivas, se propicia el desarrollo de las capacidades expresivas y se fomenta el análisis de la realidad. Además, se introduce al alumno en el manejo de la representación gráfica. Algunas de las materias que se imparten son dibujo de imitación; taller de escenografía; taller de exploración de herramientas y materiales; historia de la vestimenta; e historia del arte. La fase Sustantiva es de cuatro semestres y se desarrolla el manejo del espacio-tiempo dentro de la acción dramática. Se realiza un proyecto escenográfico que contemple los aspectos técnico-materiales y estéticos en proyectos y prácticas escénicas de danza y teatro. Algunas de las materias son dibujo de figura humana; taller de diseño y realización de vestuario; literatura dramática y teatro; pintura; taller de prácticas escenográficas; lenguaje dramático de la luz; maquillaje y taller de procesos técnicos y realización escenográfica. La fase de Especialización consta de dos semestres y en ella se aplican los conocimientos escenográficos a diferentes lenguajes artísticos, además de realizar un proyecto de puesta en escena en forma interdisciplinaria con los estudiantes de la licenciatura en actuación. Algunas de las materias de estudio son taller de prácticas escenográficas; historia de las artes escénicas; taller de análisis de texto operístico; literatura dramática y medios alternativos de comunicación artística; y taller de investigación y comportamiento de los materiales. Los estudiantes de la ENAT participan además en los proyectos y programas que el Cenart ofrece a su comunidad, como son los cursos de extensión académica impartidos por destacados especialistas; los cursos curriculares de carácter interdisciplinario y la vinculación al medio artístico a través de presentaciones en espacios profesionales. La ENAT destaca que es fundamental que los jóvenes interesados en ingresar a este recinto consideren que en esta escuela recibirán una formación académica y artística integral, que les ayudará a enfrentar su profesión. Es por ello que quienes se comprometan a estudiar en esta escuela y dedicarse profesionalmente al teatro, deberán de contar con intereses artísticos en general, en la literatura dramática y el hecho escénico en particular, además de una gran disciplina y capacidad para el trabajo en equipo. En el caso de actuación, además, deberán reunir habilidades de expresión y comunicación corporal, gestual, vocal y escénica. Los aspirantes a escenografía deberán reunir dichas habilidades en el campo de la comprensión del espacio teatral y la capacidad de traducirlas en el diseño y construcción de escenarios para diversas manifestaciones artísticas y espectáculos. El director del ENAT, Gilberto Guerrero Vázquez nació en el Distrito Federal en 1959 y estudió dirección escénica en esta misma escuela, además de Ciencias Políticas la UNAM. En mayo pasado, al preguntársele qué representa la distinción Pilar del Teatro, que otorga el Centro Mexicano de Teatro, respondió: “Creo que es un justo reconocimiento. La ENAT en verdad ha sido una de las dos grandes formadoras de actores de este país, junto con el Centro Universitario de Teatro. Cuando uno sale por el mundo se da cuenta que el teatro en México es de calidad mundial. “Los actores que formamos tienen un gran nivel, por lo que pueden imponerse en cualquier parte. Es una situación que debiéramos mencionar mucho porque a veces el malinchismo nos hace desconsiderarlos”, dijo. Guerrero considera que la escuela está viviendo un gran momento que le permitirá asumir sus responsabilidades cabalmente, así como redoblar esfuerzos para mejorar su oferta educativa. Sobre cuál es esa diferencia que ofrece la ENAT en comparación a otras escuelas especializadas en México, señaló: “Hasta el día de hoy, a diferencia de otras escuelas que ofrecen la licenciatura, la gente que hace teatro en México es la que da clases en la ENAT. Es decir, nuestro Colegio de Actuación está integrado por personas activas”, puntualizó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
317
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.