Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Frank Bermúdez escriba una noticia?

Entrevista a Horacio Llamas (2013) por quequi.com

20/10/2013 03:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Gustavo Garrido .- Basquetbolista

El primer mexicano en jugar la NBA, el basquetbolista Horacio Llamas, quien ha sido reconocido como uno de los mejores centrales que México ha tenido, fue entrevistado en el programa ¿Y los jóvenes Qué? por QFM 104.3, donde relató parte de su trayectoria deportiva.

'Pocos mexicanos hemos jugado en la NBA y urge que lleguen más mexicanos'

Los titulares del programa de radio transmitido por QFM-104.3, ¿Y los jóvenes Qué?, Odalis Gómez Millar y José Luis Palomo, tuvieron a bien entrevistar al basquetbolista profesional de 2.13 metros de estatura, Horacio Llamas, quien dio a conocer parte de su vida deportiva, desde sus inicios hasta su participación en la NBA.

¿Cuándo comenzaste tu carrera?

"Yo comencé casi a los 15 años, mi primer deporte fue el karate y el beisbol, a los 14 años comencé a jugar basquetbol porque mi zona de strike comenzó a crecer muchísimo y en lugar de jonrones, me estaban ponchando mucho, entonces preferí el básquet porque cuando estaba cerca del aro nadie me alcanzaba y era muy fácil meter la canasta".

¿Cuál fue la clave de tu éxito en el basquetbol?

Yo creo que la perseverancia y la competencia; yo soy una persona muy competitiva y siempre el tener todos esos tropiezos y obstáculos que todos tenemos en la vida, me hacían luchar más fuerte para que la siguiente vez que se me presentara lograrlo o pasarlo, o ganar o conquistarlo, etcétera y siempre hacerles caso a mis entrenadores, mis maestros, eso me ayudó mucho, y me llevó a mejorar cada día.

¿Cómo logras iniciar en la NBA?

Primero estudié un semestre en el Tec de Monterrey y el siguiente semestre estuve en la selección nacional sub22, terminando el semestre y estando en la selección nacional en México, me invitaron a jugar a una universidad en los Estados Unidos, a un Colegio de la Comunidad en Tucson y ahí sin beca estudié dos años puras clases de inglés para poder aprender el idioma mientras jugaba básquet; después de esos dos años, me ofrecieron una beca en Gran Cañón, que es una universidad en Phoenix, Arizona.

¿Tu familia siempre te apoyó?

Mis papás y mis hermanos siempre me apoyaron en todo esto. Es muy difícil dejar salir a un hijo para que vaya a jugar, y a mí desde los 15 años me comenzaron a dejar salir a jugar fuera. Yo soy de Rosales, Sinaloa, y los torneos más importantes cerca eran en Mazatlán, entonces poco a poco me dejaron salir. Representé a toda esa región en la estatal y posteriormente en los pre nacionales. Poco a poco se hicieron la idea y también se tienen que hacer papás atletas, para que entiendan que los hijos tienen que viajar, pero averiguando siempre quien es el que los lleva y todo lo relativo a la seguridad, pero siempre me apoyaron; de hecho estuvieron en mi primer juego en la NBA.

¿Qué tan difícil es hacer una carrera en este deporte?

Dificilísimo, hasta ahora solo tres de nosotros hemos jugado en la NBA. Gustavo Ayón es el que está ahora jugando y Eduardo Nájera estuvo 11 años jugando en la NBA. Somos tres mexicanos en más de 60 años que la NBA tiene y sí, urge que salgan más muchachos, pero todavía no hay una asociación en México que vaya siguiendo a los muchachos desde chicos, adolescentes y adultos; entonces no voltean de los Estados Unidos a México, al no tenerse ese seguimiento. Actualmente se están teniendo algunos frutos en selecciones, pero no tan importantes como para que volteen. Entonces muchos de nosotros decidimos irnos a estudiar a los Estados Unidos para que allá se nos vea y vean que podemos competir en contra de sus mejores jugadores y también hacemos un buen papel.

¿Cómo ves la afición aquí en Quintana Roo del basquetbol?

Muy buena afición y buenos jugadores también, hay mucha competencia y muchos torneos donde me ha tocado a mi hace dos años llevar a un equipo de Pioneros de 16 años a una liga de segunda fuerza y los primeros tres juegos de mis muchachos se sintieron muy asustados porque estaban jugando en contra de personas adultas, fuertes y con muchas mañas; pero yo les inculqué que no tuvieran miedo, que podíamos hacer la diferencia con la velocidad y la estamínea que traíamos. Poco a poco fueron mejorando muchísimo, no fuimos el equipo campeón, ni mucho menos, perdimos la mayoría de los juegos, pero el aprendizaje de ellos los llevó a que cuando jugaban en su nivel, con chicos de su edad, ya no tenían el miedo que tenían a los grandes y eso los hice ser más.

¿Cómo llegas a Pioneros de Quintana Roo?

Cuando llego a México, después de estar en los Estados Unidos, Yugoslavia, España, estuve en León, después me fui a Mexicali a jugar cinco años, posteriormente se me acabó mi contrato en Mexicali y me contrataron aquí por cuatro años, de los cuales dos de los cuatro iba a estar jugando y los dos siguientes, de asistente del entrenador. Por fortuna para mi, en mi tercer año que ya debería haber estado en el cuerpo técnico, me sentí bien físicamente y me dieron la oportunidad de seguir jugando ese año, que fue el año que quedamos campeones en América a nivel sudamericanos, y ahora este año comienzo como asistente del entrenador Manolo Cintrón.

¿Te gusta este estado, Cancún la ciudad?

Yo soy de playa, pero del Pacífico. Es lo mismo el clima de calor húmedo, enfadoso, feo, pero la playa lo combina y lo hace mejor. Lo difícil de aquí es que hay mucha población flotante, no terminas de conocer a alguien porque ya se tienen que ir y luego vienen otros nuevos; pero por otro lado, lo bueno es que conoces a muchas personas que vienen de otros países y estamos muy contentos, ya tenemos más de tres años aquí y esperemos que sigan muchos más.

¿Qué mensaje les darías a todos los jóvenes que te están escuchando?

Que estudien. El estudio es lo más importante de nuestra vida, porque en nuestro caso, nunca sabes cuándo te puedes lastimar y ver terminada tu carrera deportiva, yo tengo 10 operaciones, porque fui un poco terco y seguí jugando y jugando hasta ahora que ya cumplí 40, ya dejé de jugar, pero no a todos nos toca lo mismo y hay veces que a algunos les toca que al primer año de jugar profesional, ya no pueden jugar porque se lastiman, entonces si terminaron una carrera, les servirá para cuando terminen de jugar o les pase algo, se puedan desarrollar en el ambiente profesional de lo que estudiaron para llevar todas esas bases para trabajar en conjunto en cualquier empresa.

-Fuente: Quequi.com.mx Enlace


Sobre esta noticia

Autor:
Frank Bermúdez (1147 noticias)
Fuente:
seleccionmexicanadebaloncesto.blogspot.com
Visitas:
97
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.