Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Equiparan pensamiento del Papa Benedicto XVI con el de San Agustín

27/08/2011 06:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como resultado de la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Madrid del 11 al 21 de agosto pasados, el pensamiento del papa Benedicto XVI fue equiparado con el del filósofo San Agustín de Hipona, fallecido el 28 de agosto del año 430. En la presnsa española se afirma que la principal preocupación del Papa es el dialogo de la Iglesia Católica con la modernidad, ya que ésta representa el progreso de la historia. Actualmente se dice que el reto que ha enfrentado la institución religiosa es hacer frente a la historia y el dogma. El discurso de Benedicto XVI se compara con el de San Agustín en el sentido en que adquiere matices entre el conocimiento de Dios y la comprensión del sentido de lo humano. San Agustín de Hipona, cuyo nombre completo fue Aurelio Agustín, nació el 13 de noviembre del año 354 en Tagaste, que actualmente corresponde al territorio de Argelia. A los 17 años de edad fue enviado a Cartago a realizar sus estudios; dos años más tarde tuvo su primer encuentro con la filosofía al leer "Hortensius", de Cicerón, lectura que lo llevó a dedicarse por completo a la filosofía, dejando de lado los planes familiares para convertirlo en abogado. Su primer acercamiento a las escrituras le provocó decepción y acentuó su desconfianza hacia una fe impuesta y no fundada en la razón. Después de pasar por varias doctrinas filosóficas, finalmente se adhirió al Maniqueísmo, doctrina que se basa en la existencia de dos principios absolutos: el bien y el mal. Permaneció en las filas de esta fe durante nueve años, hasta que al reunirse con un sabio maniqueo de nombre Fausto se decepcionó de la doctrina, pues no pudo despejar sus dudas y observó una visión de la creación más apegada a la magia que a la razón. La decisión de dedicar su vida a Dios ocurre después de asistir a las celebraciones litúrgicas del obispo Ambrosio, en conjunto con su lectura de los neoplatónicos que conoció al sacerdote Simpliciano, lo que modificó su idea de la esencia divina y de la naturaleza del mal. Llegando a la conclusión de que el mal sólo puede ser entendido como perdida de un bien o como ausencia, pero en ningún caso como sustancia. En el año 386 se consagró al estudio formal del cristianismo y regresó a su ciudad natal, donde vendió todos sus bienes y repartió. En 391 fue ordenado sacerdote en Hipona por el obispo Valerio, quién le encomendó la misión de predicar entre los fieles la palabra de Dios, lo cual le dio renombre. Asimismo, combatió contra las herejías y los cismas que amenazaban la iglesia católica. Hacía finales de 395, San Agustín fue nombrado obispo, dedicando numerosos sermones a su pueblo. En esta época fue cuando escribió sus célebres "Cartas a amigos, adversarios, extranjeros, fieles y paganos" y, al mismo tiempo, ejerció como pastor, administrador, orador y juez. A la caída de Roma, en 410, al ser responsabilizado el cristianismo de las desgracias del imperio, San Agustín publicó como respuesta "La ciudad de Dios", que contiene su verdadera filosofía de la historia cristiana. Durante los últimos años de su vida asistió a las invasiones bárbaras del norte de África. Finalmente falleció en Hipona el 28 de agosto de 430, durante el sitio que los vándalos de Genserico ejercieron sobre esa ciudad. Su cuerpo fue trasladado a Cerdeña, con fecha incierta, y hacia el año 725 a Pavia, donde hoy reposan sus restos.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.