Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Los errores no se solucionan sólo con perdón: Legionarios

19/08/2010 04:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Decididos a ayudar, unos 30 jóvenes italianos de los Legionarios de Cristo laboran en comunidades marginadas de Querétaro en la construcción de casas, atención de necesidades y evangelización, convencidos de que los errores cometidos no se subsanan sólo con pedir perdón, sino con el trabajo. Entrevistado por Notimex en la comunidad Santa María de los Baños de Chichimequillas, municipio de El Marqués, donde se asientan los misioneros durante agosto, el vocero de la congregación de los Legionarios de Cristo en El Vaticano, Francesco de Juan, admitió que se han visto afectados por los errores. Ante decenas de jóvenes que trabajan en la comunidad, precisó que los recursos se obtienen de diversas fundaciones, pero la ayuda se entrega en especie. Sin embargo, reconoció que a partir de las acusaciones hacia los legionarios, algunas personas "han retirado un poquito de apoyo y donaciones", pero al ver el trabajo que realizan los misioneros, puede más el deseo de ayudar a quien lo necesita. "Se habla muchísimo y es verdad, que estas víctimas (hay que) tratar de ofrecerles todo el apoyo, el cariño, de nuestra oración, porque necesitan ese amor y ese cariño... no podemos estar mirando hacia atrás", apuntó. "Esto es grande, no es de un hombre, es de la Iglesia, es de todos ustedes, es de todos nosotros y esto es lo que tenemos que hacer", insistió. Rodeado de personas de la comunidad que trabajan con ellos, resaltó que a los legionarios "nos toca aquí el silencio, no porque no queramos hablar, sino porque la actitud en este momento no es de hablar, sino de trabajar y hacer todo lo posible por ofrecerles a las personas que esperan de nosotros, lo mejor de nosotros mismos". Y enfatizó que "todos los legionarios, en vez de quedarnos parados viendo atrás qué ha pasado, qué no ha pasado, tenemos que mirar con mucha esperanza y ver hacia adelante, buscando el futuro y buscando de verdad, con el deseo de dar el cariño y el amor que hemos recibido de tantas personas que han confiado en nosotros". De Juan indicó que los misioneros aprenden con las personas a enfrentar la pobreza, así como aceptar de que "ha habido errores que no se solucionan pidiendo solamente perdón". Para entregar lo mejor de los misioneros, explicó que se habla primero con los párrocos e incluso se recibe el apoyo de los delegados de las comunidades, para conocer las necesidades y ofrecer desde ayuda espiritual hasta atención médica gratuita y la construcción de viviendas a personas de escasos recursos económicos. La totalidad de la misión se conforma por unos 100 jóvenes italianos que concluyeron el ciclo escolar universitario en julio y que juntan recursos para acudir a México e instalarse en las misiones en diversos estados a las que regresan cada año, desde hace una década. Como muestra de este trabajo, Rosa María Salinas Rangel, quien recibió una vivienda, afirmó que los misioneros no llegan solamente a "dar a conocer a Jesús", sino que "se dedican a hacer cosas buenas, a darnos atención médica, a darnos una casa". De Juan aclaró que no se trata de olvidar a las víctimas o las acusaciones, sino demostrar que el trabajo de los legionarios "no es de un hombre", sino de todos los que quieren "sacerdotes como Dios quiere". Los misioneros pasan una semana con las familias de cada comunidad elegida, donde acompañados por dos sacerdotes brindan atención espiritual a los habitantes, como catecismo para los menores, confesiones y hasta matrimonios que no se habían realizado por falta de dinero, explicó. Asimismo, añadió, conocen de sus problemas económicos y sociales, como la falta de recursos para enviar a sus hijos a la escuela, así como la migración por la falta de empleo. A cambio, dijo el vocero, los jóvenes que pensaban que ayudarían a una comunidad pobre se llevan muchísimo más, porque reciben "un calor, un afecto y un amor humano que realmente supera todo lo mucho que pueden recibir de bienes materiales en Italia, es una experiencia humana muy fuerte". Al igual que en otras comunidades de diversos estados del país, los misioneros trabajan en la solución de diversos problemas de las zonas, como la construcción y mejoramiento de vivienda, para lo que se recaudan fondos en Europa con mucha anticipación y se recibe asesoría de ingenieros para edificar las casas.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
148
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.