Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mateoncio escriba una noticia?

Es un Brexit imposible

26/07/2018 15:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La separación del Reino Unido de la Unión Europea es un pozo sin fondo. Centenares de dudas por parte de todos los bandos se abren continuamente, con acuerdos rechazados, amenazas y posiciones difíciles para todos los gobiernos

Mateo Aspa, Barcelona

12 de julio. Votación en el Reino Unido de Theresa May: su gobierno publicó un Libro Blanco, con la mera intención de "suavizar" el Brexit, en un acto de interés único y hasta desesperado, Theresa actuó de forma repentina. Este fue, de entre muchos otros, un acto de desesperación por parte del gobierno británico, un gobierno que a medida que el tiempo transcurre, más se arrepiente de haber iniciado este "embrollo".

Primeramente, se podía apreciar de forma imperante y hasta excéntrica la figura de una May fuerte, con la cabeza alta, decidida a quitarse de encima a Tusk,  Juncker, y a toda la UE, siendo uno de sus gobiernos más poderosos. May se imaginó un paraíso ideal en el cual no habría regulaciones ni obligaciones en cuanto al gran impacto migratorio de estas últimas décadas en la UE, como también vio la figura de un Reino Unido con la libertad de quitarse tanto judicialmente como administrativamente a una "tediosa" compañía como la de la UE, ya que el gobierno británico era uno de las barcas que mantenía el gran barco a flote.

En la imagen, un mapa de la Unión Europea dividido a causa del duro proceso de separación del Reino Unido del resto de la Unión. (Fuente: capitalradio).

Por otro lado, los británicos empezaron a ver, aún que no era del todo previsible, una reducción, un estremecimiento de ese mundo ideal que con tanta ansia deseaban y desean. El entorno británico dejó de ser tan hostil y dependiente, y este creciente ritmo a su alrededor empequeñeció la figura del Reino Unido en toda esta historia, que dejó a los británicos reducidos en comparación a la UE o a los EUA. A lo largo de este período de transformación de "figuras", se podía percibir aún una May imperante y sobresaliente, con la cabeza alta y decidida.

May se encuentra, sin lugar a dudas, en la cuerda floja; un paso en falso y está fuera del juego

May, sin embargo, no perdió esta seguridad en el momento de negociar con la UE o Irlanda; su propio país, su propio partido le ha dado esquinazo. May está en horas bajas, eso es indudable, y lo que demuestra que May no es un mero artilugio, lo que Theresa May ha sabido hacer, es ponerse manos a la obra. Dejarse de cabezas altas y seguridades, debido al actual creciente división parlamentaria y en la impactante dimisión de Boris Johnson y David Davis, los "hombres del Brexit". Así pues, si May se rinde ante la UE, Inglaterra y el resto del Reino Unido la apartarán de su silla; si enfurece su posición y endurece el Brexit, la UE e Irlanda del Norte, y hasta puede que los EUA (aún ser un país de decisiones espontáneas), le hagan la vida imposible, que acabaría con la posición de alto estándar en la primera fila del ránquing de países del mundo. May se encuentra, sin lugar a dudas, en la cuerda floja; un paso en falso y está fuera del juego.

Como ya se ha mencionado, May tiene a su propio país dividido entre un "Brexit duro" y un "Brexit suave". ¿Y por qué no puede contar con el apoyo de la UE? Lo cierto es que los comúnmente llamados "Veintisiete", debido al número de países que lo forman, podemos encontrar pequeños indicios de un intento de cohesión negociadora, aún que se tratan de casos muy aislados. Un ejemplo lo encontramos en el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, quién fue sutilmente silenciado por la UE. En su otra cara, "los Veintisiete" han persistido en dejar una imagen de insistencia en temas como la migración o los presupuestos, de los cuales, en un posible acuerdo entre la UE y el Reino Unido, la nación británica difícilmente podría evitar. Como conclusión del estado de esta relación, deducimos que la UE, a quien no le conviene realmente un Brexit duro, no bajará la cabeza ante este tema, arriesgándose a perder el 1, 5% de su PIB anual por parte de los británicos. Esta posición de dureza es obvia, debido a causas de cohesión interna en la UE. En cualquier caso, el Reino Unido también tiene asuntos de cohesión que resolver, de los cuales seguiré informando con mucha atención.

Mateo Aspa para Globedia, el diario colaborativo.


Sobre esta noticia

Autor:
Mateoncio (38 noticias)
Visitas:
5198
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.