Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

La escritura nos permite acercarnos a la verdad: Bárbara Jacobs

19/10/2010 14:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) destacó la labor de la escritora, poeta y ensayista mexicana Bárbara Jacobs, quien hoy festeja el 63 aniversario de su natalicio. Al recodar los inicios de su carrera y compartir el porqué eligió la literatura como vocación, Jacobs expresó que “escribir es un arte” porque permite “acercarnos a la verdad y buscar la belleza”. Agregó que escribir fue la mejor vía que encontró para comunicarse, pues “soy muy encerrada, observadora, callada, introspectiva, quieta, receptiva, metódica”. Comenzó a publicar en 1970 cuentos y ensayos en revistas y suplementos literarios. En entrevista Bárbara Jacobs recordó sus inicios en la escritura y también la poderosa influencia que tuvieron en su obra las figuras de Julio Cortázar y Augusto Monterroso, escritor guatemalteco esposo de Jacobs, fallecido en 2003. “Cuando tenía como 20 años, efectivamente, tenía otros intereses. Me había inscrito en Medicina en la UNAM y también estaba la danza, así que no podía decidirme entre la literatura y las otras actividades. La danza se resolvió sola, porque tuve un accidente y ya no pude seguir bailando”. En cambio, continuó, decidí dejar la medicina cuando vi por primera vez el cadáver de un joven en el anfiteatro de la Facultad de Medicina, “me impresionó tanto, me interesaba más por la vida de este joven!, ¿si lo habían matado a golpes, si ya sabían algo sus papás? Estaba preocupadísima, la vida y no la muerte eran mi mayor interés”. Fue así que se dio cuenta que lo que le interesaba era el hombre enfermo y no la enfermedad, quería dar consuelo o comprensión más que curar enfermedades. Apuntó que comenzó a escribir un diario íntimo a los 12 años, y pronto se dio cuenta que la entretenía mucho y también que le ayudaba a resolver sus preocupaciones. “En esos años, el diario fue mi mejor amigo, y sigue siéndolo, pues no he dejado de escribir en él desde hace 50 años. Obviamente, tiene entradas diferentes: sueños, observaciones, conversaciones, mi vida social, amores y disgustos… He continuado escribiendo diariamente” De su diario salió un cuento que publicó en 1970, “había escrito algo que me daba material para un cuento. Se lo enseñé a un amigo de la facultad de Psicología, y él lo llevó al editor de un suplemento cultural, que se llamaba Antonio Helú. Me acuerdo que salió publicado el domingo 5 de julio de 1970”. Para Bárbara Jacobs escribir es ritual que no se puede separar de la lectura constante. Toma apuntes, generalmente a lápiz, corrige estos apuntes antes de pasarlos a máquina (nunca en computadora). Los borradores a máquina también pasan por un proceso de reacomodo y de reescritura, con innumerables correcciones, añadidos y tachaduras. También, recupera parte de lo desechado, desde un nombre o una palabra, hasta párrafos enteros. Para la autora de “Vida con mi amigo” cada proyecto de escritura es como emprender un viaje y requiere de un método diferente; se prepara leyendo o consultando los materiales a mano sobre el tema. Es un ritual “secretísimo” que no muestra ni comparte con nadie, “hasta que sale publicado”; entonces lo enseña a sus seres queridos (su compañero, sus hermanos) “ellos son los que hacen las críticas más elogiosas o demoledoras, las que lo pueden hundir a uno”. Jacobs alcanzó el reconocimiento del medio literario con la novela “Las hojas muertas” (1987), con la que ganó el Premio Xavier Villaurrutia, y se publicó en Estados Unidos, Portugal e Italia. Este libro ha traído muchas satisfacciones a su autora, pues fue seleccionada para el Correo del libro mexicano de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en edición de treinta mil ejemplares fuera de comercio, destinada a bibliotecas de las secundarias públicas del país. Y ahora la SEP y el Fondo de Cultura Económica (FCE) la eligieron para formar parte de la colección “18 para los 18”. Este año, Jacobs publicó su novela “Lunas”, donde retrata la vida de un profesor de literatura en una Preparatoria y de su esposa, desde la perspectiva de tres de sus ex alumnos. También celebra 17 años de publicar ininterrumpidamente, cada quincena, su columna en el diario La Jornada. Bárbara Jacobs nació en la Ciudad de México el 19 de octubre de 1947, en el seno de una familia de inmigrantes libaneses. Es licenciada en Psicología por la Universidad Nacional Autónoma de México. Entre sus publicaciones destacan “Las hojas muertas” (1987); “Las siete fugas de Saab, alias el Rizos” (1992); “Vida con mi amigo” (1994), “Adiós humanidad” (2000), “Carol dice y otros textos” (2000) y “Dos libros” (2000). “Doce cuentos en contra” (1982) y “Antología del cuento triste, con Augusto Monterroso” (1992); además de los libros de ensayos: “Escrito en el tiempo” (1985) y “Juego limpio” (1997). Su obra ha sido traducida al inglés, portugués e italiano.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
32
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.