Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Escudriñó el autor Fiódor Dostoievski el alma y el corazón humano

10/11/2009 04:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El novelista ruso Fiódor Dostoievski, quien figura en la literatura universal como uno de los más brillantes autores de la historia, será recordado este 11 de noviembre por ser el aniversario número 188 de su natalicio. Con su trabajo narrativo, Dostoievski ejerció una profunda influencia en todos los ámbitos de la cultura moderna y escudriñó con sus obras el fondo del corazón humano. Autor de grandes hitos de las letras universales como "Crimen y castigo" y "Los hermanos Karamazov", en los que es prodigioso su conocimiento y exploración del alma humana, nació el 11 de noviembre de 1821, en Moscú. Tuvo una vida intensa, en la que pasó por una serie de sucesos que marcaron su ser y la de sus obras, como lo muestran con claridad las novelas "El jugador", "El idiota", "Los endemoniados" y "Memorias del subsuelo". El escritor tuvo una infancia difícil y a los 17 años fue enviado por su padre a la Academia Militar de San Petersburgo; sin embargo, no pudo hallar en los estudios técnicos su pasión, por lo que al graduarse decidió dedicarse a la literatura. Así comenzó su primera novela, en 1846, titulada "Pobre gente", que recibió buenas críticas por su tratamiento favorable de esa clase social, víctima de sus terribles circunstancias. En su siguiente novela, "El doble", Dostoievski abundó en el tema las humillaciones y el consecuente comportamiento de los desheredados. Para 1849 fue aprehendido junto con un grupo de intelectuales que debatían las teorías socialistas francesas, prohibidas en su país, y fue acusado de conspirar contra los zares, por lo que tuvo que afrontar un simulacro de ejecución. Sus biógrafos señalan que la conmoción de esta experiencia fue tan terrible que le provocó la manifestación de una enfermedad latente: la epilepsia. La sentencia fue conmutada por otra de prisión entre delincuentes peligrosos en Siberia y a servir a su país como soldado raso. La situación de sadismo, condiciones infrahumanas y falta total de privacidad que sufrió en la cárcel y que agravó su epilepsia, la describió en "Memorias de la casa muerta", publicada en "Tiempo", revista que él mismo fundó en 1861. Tras ser liberado, Dostoievski regresó a San Petersburgo, donde murió su primera esposa, y tiempo después publicó "Humillados y ofendidos", novela en la que por primera vez presentó el tema de la redención y del logro de la felicidad a través del sufrimiento, y más tarde "Notas de invierno sobre impresiones de verano". Cuando "Tiempo" fue cerrada por la publicación de un artículo supuestamente subversivo, el escritor y su hermano fundaron "Epoca", revista en la que presentó su única novela filosófica: "Memorias del subsuelo". Dicha obra es el monólogo de un contrario al materialismo y al conformismo, para muchos el primero de los antihéroes enajenados de toda la historia de la literatura moderna. "El jugador", novela basada en su propia pasión por la ruleta, nació de la necesidad de saldar una deuda con un editor, a quien Dostoievski pagó con la obra y en cuyo proceso de escritura conoció a Anna Snitkina, su segunda esposa. Los siguientes años fueron de pobreza, periodo de gran creatividad que el escritor vivió fuera de su país y en el que terminó "Crimen y castigo" y escribió "Los endemoniados". Su última novela: "Los hermanos Karamazov", la completó poco antes de su muerte, ocurrida el 9 de febrero de 1881. Estos últimos escritos, en los que Dostoievski trasladó los problemas morales y políticos que le preocupaban a sus narraciones, le valieron el reconocimiento universal, especialmente "Crimen y castigo", para la crítica probablemente su mejor obra. A diferencia de "El Idiota", cuyo personaje fue concebido por el autor como el paradigma del hombre bondadoso, en "Crimen y castigo" analiza si un ser, que se ve como un individuo extraordinario, tiene derecho a quebrantar el orden moral. Dostoievski proveyó a la novela de un nuevo enfoque, en el que el narrador ya no está fuera de la obra, relatando acontecimientos más o menos ajenos a él, sino que su presencia se manifiesta con voz propia, como si de otro personaje se tratara.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
349
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.