Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Esencias masculinas, aromas que conquistan

27/05/2013 02:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esencias masculinas, aromas que conquistan SyM - Maurice Lafayette

Desde que el ser humano comenzó a vivir en grupos, los aromas tanto naturales como artificiales han jugado relevante papel en las relaciones interpersonales. Ello ha sido la base para el surgimiento de una de las industrias más importantes del orbe: la perfumería.

En efecto, la preocupación del ser humano por los estímulos olfativos ha ha propiciado que algunos estudiosos se dieran a la tarea de investigar la procedencia de tales esencias, la forma de capturarlas para crear bases propias y los efectos producidos. La experiencia acumulada durante siglos ha depurado los conocimientos y técnicas en la materia, de modo que ahora podemos disfrutar de diversas fragancias, acordes con cada gusto y necesidad.

Misterioso origen

Aunque su procedencia exacta aún no ha sido confirmada, diversos enciclopedistas señalan que el perfume nació en estrecha relación con la religión, al ser empleado como purificante del alma y ofrenda a los dioses. Ejemplo de ello es el incienso, que se utiliza desde hace cinco mil años en ceremonias.

Asimismo, esta actividad se encuentra asociada desde la antigüedad a la ciencia médica pues, en Grecia, Hipócrates, considerado como el padre de la Medicina occidental, utilizaba concentrados aromáticos para combatir ciertas enfermedades; de hecho, el aprovechamiento de la capacidad curativa del olor de las plantas (Aromaterapia) tiene origen en dicho país, de donde viajó a todo e mundo.

¿Por qué Francia?

Cercano al año 1200 de nuestra era ocurrió especial hecho que marca la consolidación de la perfumería como la conocemos ahora. El rey de Francia, Felipe II Augusto (1165-1223) estableció una concesión mediante la cual fijaba lugares de venta de perfumes y reconocía la profesión de sus creadores como tal, así como la utilidad social de tales sustancias.

El decreto fue apoyado siglos más tarde por Luis XIV (1638-1715); así, París se convirtió en la "cuna" del perfume, aunque el posterior protagonismo galo en la materia se debió a razones puramente sociológicas, pues mientras en otros territorios europeos la austeridad era característica destacada del modo de vida de sus habitantes, en la llamada "ciudad luz" el lujo era símbolo de desarrollo de una sociedad más avanzada, lo que en la actualidad ha dejado de suceder, aunque los productos franceses aún conservan su añejo prestigio.

Ciencia transformada en arte

Martha Laura Báez Armas, licenciada en Historia del Arte por la Universidad de las Américas, campus Ciudad de México, con especialidad en Farmacología y Perfumería, considera este oficio a nivel artístico: "El perfumista desarrolla 'historias' en torno a ciertos temas, lo que define el acorde dominante de la composición y determina la familia del perfume, mientras los tonos secundarios fijan la subfamilia".

Es así como en esta materia encontramos cinco grandes grupos para ambos sexos, que son: floral, chipres, oriental, hesperidio, madera y uno exclusivamente masculino que es el de las plantas aromáticas.

"Una vez que el comercio de lujo se instaló, la perfumería se fue definiendo poco a poco como verdadero arte con sustancias como heliotropina, vainillina, ionona y los primeros aldehidos (compuestos químicos obtenidos al eliminar hidrógeno de algún alcohol), mientras la química de síntesis, con novedosas notas provocó auténtica revolución olfativa. Fue entonces cuando se reconoció el surgimiento de la perfumería moderna, de la que el varón es gran consumidor", sostiene la entrevistada.

La experta agrega que "la alacena de la perfumería actual encierra aproximadamente tres mil aromas diferentes de origen natural o sintético, elaborados con cerca de cien materias primas herbales, frutales o de elementos propios de la tierra, divididas en 18 categorías creadas y seleccionadas por su principio olfativo".

Actualidad

La Lic. en Historia y perfumista por afición continúa su explicación: "A finales del siglo XX algunos creativos intentaron tranquilizarnos con fragancias que nos llevan de vuelta a la infancia, que asocian dulzura de gusto y olores a vainilla, caramelo o leche. Así, el hombre empieza a abrirse a las emociones, y se perfuma para seducir; en reacción a la década de 1980, las nuevas propuestas trajeron la frescura del agua para satisfacer el afán de pureza, con predominio de los perfumes marinos, acuáticos, vegetales y naturales que nos devuelven a los cuatro elementos esenciales: tierra, fuego, agua y aire".

Respecto a las familias en que se catalogan las esencias, la entrevistada informa: "Los perfumes aromáticos se componen principalmente de salvia, romero, tomillo y lavanda, acompañado de notas hespérides y especiadas. Por su carácter viril, estas fragancia son las de mayor demanda enperfumería masculina, siendo muy apreciadas por evocar ambientes sumamente frescos".

Sentido indispensable

"El olfato se caracteriza por ser el sentido más rápido en activar el instinto, transportándonos a un mundo de emociones y sentimientos que se escapan a la razón", segura la experta, y agrega: "Se puede prescindir de otras percepciones, pero no es posible dejar de respirar. Así, los olores se captan en la estructuras m´s primitivas del cerebro, el denominado sistema límbico (zona que modula las emociones y el estado de ánimo)".

Además, solo olemos aquellas sustancias que que contienen moléculas que se pueden evaporar, formando partículas olorosas que entran en contacto con la mucosa olfativa a través del aire inspirado; el olor pasa del bulbo olfativo a la corteza cerebral haciendo llegar su mensaje al sistema referido.

Por su parte, la investigadora Diane Ackerman, de la Universidad de Washington, Estados Unidos, explica en su libro Una historia natural de los sentidos, que los aromas pueden influirnos biológicamente.

Refiere como ejemplo la autora: "El olor de las flores excita porque éstas tienen poderosa vida sexual de modo que su fragancia nos recuerda al vigor, optimismo y apasionado florecer de la juventud. Por eso no es de extrañar que busquemos en estas sustancias aquella sensación tan agradable que nos evoca determinados momentos de nuestra vida. Olfato y perfume están íntimamente ligados, por eso cuando regalamos una esencia estamos dando cierta especie de 'memoria líquida' con aroma de afecto especial".

Lo que percibimos es la mezcla armoniosa de aceites esenciales combinados de tal manera que producen impresión olfativa característica. Dicha fórmula siempre es diluida en alcohol, y su denominación final (agua de colonia, perfume o extracto) depende de su grado de concentración, que es variable.

Lo que captamos a través del olfato es la nube fragante que se forma por evaporación, ya que cuando un perfume se aplica en la piel, el alcohol se elimina casi al instante, es decir, sólo sirve de vehículo al compuesto, el cual empieza a desprender poco a poco sus componentes.

La dermis (capa intermedia de la piel), con sus características especiales de acidez (pH), temperatura y sudor, también interviene en el comportamiento del producto, así que la misma sustancia, aplicada en distintas personas, puede percibirse diferente. Todos los aromas al igual que las flores, tienen el encanto de las cosas efímeras, pues incluso las esencias más persistentes acaban desapareciendo.

Finalmente, al elegir fragancias masculinas la experiencia recomienda hacer uso del mejor indicador natural: el olfato y gusto femeninos, por lo que, de acuerdo a las necesidades (romance, profesión, entorno social) y personalidad, el hombre debe elegir la que mayores satisfacciones y dividendos le genere.

Fijación
  • Las esencias de evaporación rápida, como las de aroma fresco, permanecen en la piel de 2 a 3 horas.
  • Las de duración media (incluye colonias florales, herbáceas o frutales) perduran de 4 a 5 horas.
  • Las de evaporación lenta, como las amaderadas o avainilladas, persisten más de 5 horas.
  • Si desea que el perfume sea duradero, conviene colocarlo en las zonas corporales en las que la evaporación es más lenta, es decir, en el interior de las muñecas o rodillas, y detrás del lóbulo de la oreja.
Gota a gota Entre los métodos más conocidos de elaboración de perfumes, entre aquellos que se utilizan lo mismo a nivel industrial que en pequeña esala comercial destacan los siguientes:

  • Expresión. Sólo se usa la corteza de ciertos frutos (hesperidios) para exprimir su esencia natural. El extracto obtenido se filtra sobre papel mojado, con la finalidad de separar las partes acuosas de los aceites.
  • Molécula de síntesis. Inicia cuando una nueva molécula ha sido seleccionada (después de uno o varios años de investigación) y se ponen en marcha las técnicas más sofisticadas para producirla pura, estable y en grandes cantidades.
  • Softact. También llamada extracción suave mediante CO2 (gas inofensivo no contaminante que se libera sin riesgos a la atmósfera, reciclado en el interior del sistema respiratorio). Sometido a presión y temperatura inferior a 40 grados Celsius o centígrados, dicho compuesto pasa a estado supercrítico, es decir, líquido; así adquiere la cualidad de disolvente, unida a su fluidez natural. Gracias a esta técnica es posible obtener extractos de calidad olfativa y pureza inigualables.

Conocidos los orígenes y métodos de fabricación de fragancias, conviene recapacitar sobre la importancia que tiene la industria del perfume en el mundo actual, misma que va más allá de la frivolidad mercadológica, y valorar el precio que se paga al momento de elegir la eencia masculina acorde a la personalidad.

SyM

Última actualización: 05-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
186
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.