Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Búscale escriba una noticia?

Esos cadáveres

28/10/2010 16:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esos cadáveres pasean su muerte sin empacho alguno por las calles de la ciudad

Se lucen en los parques y jardines como si fueran la fuerza vital que requiere el mundo para girar.

Sus cuerpos agusanados se cubren de perfumes y se mortajan de billetes para cubrir la apariencia y seguir al frente de un rebaño harto, exhausto y asqueado.

Son los muertos caminando hacia la nada por inercia de una vida acelerada.

Con la sonrisa fingida, almidonada, adherida al cráneo, estrechan sin fuerza la mano de otro cadáver en un ritual que fortalece su cofradía.

Son un grupo distinguido por su hediondez. Son la mafia disfrazada de benefactora, la que aprovecha el lugar y el momento donde se encuentran. Son los que se atrevieron a tapar los ojos a Dios para oscurecer al mundo, son los monstruos devoradores de riqueza, sembradores de muerte, destructores de esperanzas.

Esos cadáveres ostentan poder, desprecian la vida por envidia a la vida misma. Son muertos de todos los días, lejos del eterno amanecer, fuera de los colores cotidianos.

Despreciados por el sol, se arrinconan en la oscuridad desde donde carcomen las entrañas de los seres que pugnan por una libertad cada vez más lejana.

Con desesperación y uñas fueron arrancando poco a poco la piel que les cubría

Los zombis adinerados se pudrieron cuidando sus riquezas. En ese atesoramiento dejaron su hálito vital y fueron arrastrando hacia su infierno a los demás.

Los muertos empobrecidos quedaron dispersos por todos lados. Sólo sus lágrimas permanecen como el lamento inútil de su propia indecisión.

Con desesperación y uñas fueron arrancando poco a poco la piel que les cubría y los zopilotes sonrientes el rodearon de inmediato para llevar lo que quedara al cuarto del tesoro, a la tumba faraónica del rey de los cadáveres vivientes.

Esos cadáveres irán en procesión acarreando todo lo que robaron a los otros muertos que se pudrirán desnudos en el campo, a la orilla de los ríos, en las copas de los árboles, en las fábricas, en los suburbios.

Despreciados por el sol, se arrinconan en la oscuridad desde donde carcomen las entrañas

Y todos los días seguirán la misma rutina, ambos esclavizados en su faena destructiva, enemigos condescendientes conmuriendo por una vida que no es de nadie.


Sobre esta noticia

Autor:
Búscale (2 noticias)
Visitas:
373
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.