Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Espera niño indígena en Acapulco una bicicleta para Reyes

05/01/2011 11:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Juanito, un niño indígena que vende chicles en el Zócalo de este puerto, esta mañana despertó temprano para ir a realizar sus actividades cotidianas y en espera del día de los Reyes Magos. Con seis años, se dedica a la venta de chicles y dulces, mientras que su mamá, una indígena amuzga del municipio de Tlacochistlahuaca, vende aretes y pequeños alebrijes en el Centro de Acapulco. Al preguntar al menor, de tez morena y con huaraches de plástico, pantalón de mezclilla y una playera gastada, qué le pedirá a los Reyes Magos respondió, “no creo que se me haga, pero quiero una bicicleta”. Con un poco de pena, refirió que otros años había pedido carritos y un balón de futbol y nunca le han traído nada, pero que aún seguía pensando que los Reyes se acordarían de él. Mientras vendía, también se percató de que muchos padres salían con juguetes de las tiendas ubicadas cerca del Zócalo, donde comentó que “lo que pasa es que los Reyes son tres nada más y le piden ayuda a los papás, ahora entiendo por qué no me traen nada, mi mamá siempre anda trabajando”. Un poco confundido quedó cuando se le preguntó si alguna vez había visto a los Reyes Magos, a lo cual contestó que no. A su vez, preguntó ¿sabes por qué muchos papás van con juguetes?, ¿Será que le ayudan a los Reyes para que no se equivoquen con lo que piden los niños? Indicó que ya tiene su carta, en la que con letras grandes y gordas se lee: “Reyes Magos, por favor quiero una bicicleta, siempre me porto bien, Juanito”. Su mamá, Elfega, de 36 años y con tres hijos, dijo que se vino al puerto a mejorar su vida, “no había dinero y tampoco trabajo, uno tiene que sacar a sus hijos adelante, no se le gana mucho a las artesanías, pero hay días que si saco más de dinerito y es lo que se ahorra para los días malos”. Lamentó no poder dar a sus hijos juguetes, ya que el poco dinero que gana es para la comida, zapatos y pagar la renta en donde vive con más gente de su pueblo. Sin embargo, aseguró que sus hijos tienen su cariño y amor, además de la oportunidad de estudiar en Acapulco y llegar a estudiar una carrera profesional algún día.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
157
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.