Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Esperan niños de Caimede integrarse a una familia como regalo

28/12/2009 02:48 4 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un grupo de 148 niños es posiblemente de los mejor cuidados y protegidos de Yucatán, infantes con acceso seguro al servicio médico y psicológico las 24 horas del día, a ropa limpia, una alimentación balanceada y a educación. A pesar de ello, sus deseos de fin de año son prácticamente coincidentes: el tener una familia propia, con un papá y una mamá "que de verdad" los quiera, con los que puedan compartir y hacer realidad sus sueños de ser futbolistas, doctores, maestros, buenos padres. Su convivencia es en el Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede), la cual se da por motivos tan diversos y a la vez tan similares como el abandono, maltrato físico, psicológico o sexual; adicciones, pérdida de la libertad, entre otros. Un edificio con grandes ventanales que "miran" a un parque en remodelación al poniente de la capital yucateca, es su hogar en espera de uno mejor, uno propio; un hogar "momentáneo" del que tendrán mayores posibilidades de salir aquellos menores de cuatro años, pues conforme crecen, la posibilidad se aleja. Sus vidas, expresa la directora del centro de atención, Beatriz Solís Sánchez, "no podemos verlas como un expediente más, como números, son personas con enorme potencial de amar, con necesidad de creer, de confiar, por ello, muchos niños y niñas han sido adoptados por los propios trabajadores". Los visitantes buscan con frecuencia el área de cunas con una veintena de bebés que han logrado vencer el miedo a la muerte tras el abandono en edificios en construcción, y pese a su corta edad, ahora ríen, balbucean y hasta exigen con llanto ser tomados en cuenta. Niños y niñas "pequeños o mayores", adolescentes, viven por separado de acuerdo con su sexo y edad, en lo que para algunos pudieran ser "amplios espacios", módulos con sala, baños y cuarto de dormir; con un enorme guardarropa, cuyo contenido tiende a crecer ante la frecuente presencia de nuevos inquilinos. Algunos ven en el arte una oportunidad de expresarse, de evadir su realidad, otros tienen en la equinoterapia, la delfinoterapia, la rehabilitación, la posibilidad de realizar actividades por sí mismos, niños que una vez estuvieron sanos y un golpe de la madre en la cabeza los confinó a una cama, a una silla de ruedas. La mayor parte ha adoptado a sus maestras, a sus niñeras, como "mamás", pero esperan con ansias el fin de semana, el domingo, las fiestas para que una "familia amiga", un padrino les dé la oportunidad de salir y sentir, de imaginar a lo que sabe una familia. La presencia de un extraño es la oportunidad ansiada para preguntarle su nombre, si va en busca de uno de ellos, es el momento de llamarlo "papi", de demostrar su educación, de no mencionar el pasado. Sin embargo, no cesan en sus actividades, en concluir su tarea, en levantar los juguetes, la ropa del piso, en especial los varones, pues las niñas, dicen las "mamis", son más ordenadas. Los adolescentes son los que con mayor frecuencia estallan en rebeldía, los que necesitan con mayor intensidad alguien que los guíe, que los apoye. Reclaman el porqué las funcionarias del Caimede no se contactan con la madre que ha salido de la cárcel. No aceptan que de nuevo han sido abandonados, que los datos que ofreció ante el DIF estatal su progenitora son falsos, que éstas ha rechazado asumir la patria potestad de sus hijos e hijas. Entonces, una vez enterados de la realidad, una vez aquilatada, piden apoyo para buscar un hogar, pero para muchos es ya muy tarde, no se interesan en ellos las familias adoptivas, pues les invade el temor de que los menores no puedan adaptarse a su nueva vida, que los recuerdos regresen, que aparezca la madre o un familiar y se los quite. Para los que han tenido suerte, su salida por las rejas blancas del recinto genera sentimientos encontrados en las "mamis", alegría porque han encontrado un hogar, tristeza porque ya no estarán pendientes de sus travesuras. El vacío es mayor cuando algunas de las 10 familias de hermanos que habitan en el Caimede, de entre tres y siete miembros, es separada, más aún cuando se sabe que en uno de estos casos, sólo tres tendrán oportunidad de un hogar, pues los otros cuatro presentan algún grado de discapacidad psicomotora. Sin embargo, las esperanzas no mueren para las "mamis" y la "mami directora", quienes confían en que las cartas al Niño Dios, a los Reyes Magos, y porqué no, hasta a Santa Claus, sean atendidas y muchos de estos pequeños tengan pronto un hogar para hacer realidad sus sueños.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
2210
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
-2
+ -
Responder

Usuario anónimo (04/01/2011)

HOLA MI NOM ES MONICA SOLIS TENGO 35 AÑOS SOLTERA Y QUIERA VER QUE NECESITO PARA ADOPTAR UNA NIÑA DE MESES O ASTA UN AÑO NO SE QUE NECESITO NI COMO HACERLE PARA PODER MPEZAR MIS TRAMITES}
OJALA ME PUEDAN AYUDAR

1
+ -
Responder

Usuario anónimo (02/02/2011)

HOLA MI NOMBRE ES ROBERTO CHI GONZALEZ QUISIERA ADOPTAR UN NIÑO SOY SOLTERO TENGO 35 AÑOS QUISIERA SABER COMO HACERLE PARA LOS TRAMITES O DONDE TENGO QUE ACUDIR

1
+ -
Responder

MIA (17/11/2011)

BUENAS TARDES, QUIERA ME DEN INFORMES PARA SABER Q NECESITO PARA EMPEZAR LOS TRAMITES DE ADOPCION DE UN NIÑO, SOY CASADA.

0
+ -
Responder

ROSI (24/05/2012)

Hola Buenas Tardes, yo me divorcie hace poquito y tengo una princesita de 7 años y a las 2 nos gustaria adopta un bb o un niño (a) de hasta 3 años pero quisiera saber si esto es posible?