Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Hay esperanza porque el mal siempre es vencido: cardenal Rivera

22/04/2011 10:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

México, 22 Abr. (Notimex).– El mal por profundo que sea siempre es vencido, así que hay esperanza, y la prueba de ello es la Pasión de Cristo que se recuerda en todo el mundo con admiración, agradecimiento y alegría, afirmó el cardenal Norberto Rivera Carrera. Frente a la contemplación del dolor del Cristo crucificado, el verdadero creyente no se debe dejar impresionar y quedarse ahí, pues el dolor es sólo el signo de la realidad que se quiere expresar en la pasión y muerte del hijo de Dios. “La verdadera adoración espiritual de la cruz, adoración de su poder salvador, adoración del amor simbolizado en la cruz es que hoy (viernes santo) es un día de esperanza”, explicó el arzobispo primado de México durante la homilía celebrada en la Catedral metropolitana. Al presidir la ceremonia de la celebración de la Pasión del Señor con un acto solemne, explicó que si bien la cruz será siempre signo de tormento, del dolor y de los sufrimientos, también despierta sentimientos de arrepentimiento y compasión. Rivera Carrera recordó que el amor de Dios por los hombres es tanto, que entregó al mundo a su propio hijo para morir en la cruz, por lo que los sentimientos que deben invadir a los creyentes en estas fechas deben ser de agradecimiento, admiración y alegría. Con esta homilía exegética de la Pasión y muerte del Salvador, el cardenal presidió la ceremonia que constó de tres partes: la liturgia de la palabra, la adoración de la cruz y la sagrada comunión. “Este día debe ser para los creyentes de oración, reflexión y transformación, además de ayuno y abstinencia por ser el día en que Jesús muere crucificado en la cruz”, explicó. A tono con la tradición, la austeridad se hizo presente este día y el altar de la Catedral lució sin cruz, sin candelabros encendidos, sin manteles y sin flores, aun las campanas que son símbolo de festividad callaron para dar lugar a las matracas. La liturgia de la palabra se inició con una procesión hacia el altar, donde el cardenal postró su rostro en tierra, al tiempo que se leía un texto del profeta Isaías, quien profetizó la Pasión de Cristo. Después se dio paso a la homilía a cargo del máximo representante de la Iglesia católica en México, y como marca el canon impuesto desde el Vaticano se dio paso a la oración universal en la cual se pidió por la Iglesia, por el Papa, por el pueblo de Dios y sus ministros. También por los que se bautizarán el día de la Pascua, por la unidad de los cristianos, por los judíos, por los que no creen en Cristo, por los que no creen en Dios, por los gobernantes y por los que sufren alguna tribulación. Posteriormente se efectuó la adoración de la cruz que, cubierta por un manto, se va trasladando al altar al tiempo que se le va descubriendo paulatinamente, de tal manera que al llegar al altar está nuevamente descubierta por completo para lucir en todo su esplendor. Finalmente vino la sagrada comunión cuando las hostias consagradas en la misa del jueves santo fueron llevadas al altar antes de repartir la comunión a los presentes. Con esta ceremonia concluyó en la Catedral la celebración de la Pasión de Cristo en este viernes santo, único día del año en que no se celebra misa en ninguna Iglesia Católica del mundo.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
54
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.