Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Una espesa neblina envolvió al Lago de Zapotlán y no se ve nada

27/10/2011 03:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ocho de la mañana y una espesa neblina cubre al Lago de Zapotlán el Grande. No se ve casi nada y lo poco que se percibe son siluetas que se mueven en una sola dirección. Los canoístas a la espera de salir en la primera competencia marcada una hora después. El tiempo pasa y la bruma se acompaña de una ligera llovizna. Los deportistas expectantes porque de no limpiarse el panorama, tal vez haya cancelación de pruebas, pero los jueces aseguran que de no aclarar, se podrá echar mano del photofinish, pero se corre el riesgo de un accidente entre botes por la nula visibilidad. La mañana fría acoge con un sorbo de café, el aroma es inconfundible porque aquí, en la parte sur de Jalisco, sólo se puede mirar el Lago que se hace inmenso por la neblina. A unos cuantos metros, en el embarcadero, los competidores limpian sus botes, aflojan los músculos para entrar al agua. Pero aun así, están a la espera de salir o no. “Atención, atención, la carrera final por K4 se realiza”, se escucha desde la torre de control. Así que los canoístas que están en la zona de embarque deben salir para dar paso a los finalistas y es en esta prueba en donde están los mexicanos. Mientras tanto, el público llega con ánimo. Ignora si podrá ver algo, o simplemente estarán inmóviles, en las tribunas, compartiendo con el frío, el café y la neblina. Entre la gente que pasa por un estrecho camino, se ve a la veracruzana Anaís Abraham, siempre sonriente, siempre bromista. “A pesar de estas condiciones, se realizará la final del K4 varonil a mil metros”, dice la voz desde la torre de control. Y presenta a los kayakistas. Los mexicanos son anunciados, Manuel Cortina, Agustín Medinilla, y compañía, pero no hay aplausos, ni porras, como ayer. Tal vez la neblina ha intimidado el ánimo. La neblina sigue inmóvil, la espera también. Son ya las 10 de mañana y de acuerdo a lo anunciado se lleva a cabo la competencia. No hay aplausos y los pocos que suenan es para quitarse el frío de la mañana. Y es que este día, el Lago de Zapotlán se vio cubierto de un inmenso manto blanco, capaz de cubrir la vista a escasos 10 pasos, no se ve nada y aun así habrá competencia y los mexicanos van casi a ciegas en busca de la gloria, pero también en busca de no accidentarse.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
83
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.