Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Satelinet escriba una noticia?

La estabilidad macroeconómica no es suficiente

05/09/2011 10:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En su mensaje por el 5o Informe de Gobierno, el Presidente de la República señaló que la responsabilidad del gobierno

HORIZONTE INDUSTRIAL

EU se desacelera, pero…

A pesar de las malas noticias económicas de diversos sectores económicos, los pedidos de fábrica en EU se incrementaron más de lo esperado en julio, impulsados por una sólida demanda de automóviles y aviones, lo que representa una señal alentadora a medida que el sector manufacturero intenta crecer en medio de una débil economía.

Los pedidos de bienes manufactureros aumentaron en julio un 2.4% frente al mes previo a 453.170 mdd, informó el Departamento de Comercio de EU. Esta lectura representa el mayor alza desde marzo. Los pedidos de bienes de capital no vinculados a la Defensa, sin incluir aviones, disminuyeron un 0.9% en julio. Si se excluye el transporte, los pedidos crecieron 0.9% tras subir un 0.4% en junio.

Los pedidos de bienes de capital aumentaron en julio, impulsados por el sector no vinculado a la Defensa, en tanto los de sector de la Defensa disminuyeron. Si se excluyen estos últimos, los pedidos de fábrica ascendieron un 2.6% en julio, tras caer el 0.2% en junio. El informe mostró que los envíos en julio crecieron 1.6%. Los pedidos no completados, una señal de la demanda futura, repuntaron 0.8%, mientras que los inventarios lo hicieron en 0.5 por ciento.

Estancada la construcción en EU

El gasto en construcción aumentó en julio sólo 0.1% con relación a un año antes, en medio de la fuerte desaceleración de la economía. En julio, los gastos en el sector de la construcción en EU registraron un fuerte descenso afectados por el atribulado sector de las viviendas y la debilidad de la economía. Los gastos en construcción cayeron 1.3% frente al mes anterior a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 789, 510 mdd, informó el Departamento de Comercio.

Sin embargo, el fuerte descenso se produjo tras el crecimiento de 1.6% en junio, cifra revisada a la alza de la lectura informada originalmente de una expansión del 0.2%. Las cifras de mayo también experimentaron una fuerte revisión a la alza.

Los gastos en proyectos residenciales disminuyeron en julio 1.6%, a 255, 770 mdd frente al mes anterior. En tanto, los gastos en proyectos no residenciales se contrajeron 1.1%, luego que decrecieron los gastos en casi todos los tipos de proyectos, especialmente aquéllos relacionados con escuelas, hoteles y fábricas.

El gasto del sector privado en construcción se redujo 0.9%, a 514.500 millones. El gasto del sector público cayó 2.1%, a 275.010 millones, luego que disminuyera en todos los niveles del gobierno.

Construcción en México sigue creciendo

El valor de producción generado por las empresas constructoras durante junio pasado mostró un crecimiento anual de 4.2% en términos reales derivado de los avances en la generación de obras relativas a Edificación; Electricidad y comunicaciones; Agua, riego y saneamiento, y a Transporte. Con base en cifras desestacionalizadas, el valor de producción aumentó 0.41% en junio de 2011 respecto al mes inmediato anterior.

El valor de la obra construida por las empresas constructoras se concentró básicamente en Edificación en general (como viviendas, escuelas, edificios para la industria, comercio y servicios, hospitales y clínicas, y edificaciones para recreación y esparcimiento) con una aportación de 45% del valor total durante el mes reportado, y en Transporte (como autopistas, carreteras, caminos, vías férreas, Metro y Tren Ligero, y obras de urbanización y vialidad, entre otras) la contribución fue de 30.3%. Así, estos dos tipos de obra representaron en forma conjunta 75.3% del valor total.

Con menores proporciones se colocaron las obras relativas a Petróleo y petroquímica que generó 8.6%; Electricidad y comunicaciones 6.9%; Agua, riego y saneamiento 5.5%, y las de "Otras construcciones" con 3.7 por ciento.

La información de junio de 2011 indica que la construcción contratada por el sector público significó 52.8% del valor total y la del sector privado participó con 47.2%, porcentaje ligeramente superior al de junio de 2010, y muestra claramente que ha sido la obra pública la que ha mantenido a flote al sector.

La Encuesta Nacional de Empresas Constructoras reportó que el personal ocupado creció 3.5% a tasa anual en el mes de referencia: el personal dependiente de la razón social o contratado directamente por la empresa se incrementó 2.7% (el número de obreros aumentó 3%, el de empleados 1.2%, y el grupo de otros 9.8%, que incluye a propietarios, familiares y otros trabajadores no remunerados), y el personal no dependiente avanzó 7.9 por ciento.

Las horas trabajadas presentaron una variación de 2.1% a tasa anual en el mes en cuestión como resultado de alzas en las horas trabajadas por el personal dependiente de la razón social de 1.7% (las de los obreros fueron mayores en 1%, las de los empleados en 4.6% y las de otros se acrecentaron 1.3%), y el de las horas trabajadas por el personal no dependiente de 4.9 por ciento.

En cuanto a las remuneraciones medias reales pagadas se elevaron 1.1% durante junio de 2011 respecto a junio de 2010. Los salarios pagados a obreros fueron superiores en 1.3% y los sueldos pagados a empleados en 1.4 por ciento.

Eliminando el factor estacional, las cifras muestran que el personal ocupado disminuyó -1.64% y las horas trabajadas descendieron -0.98% en junio de 2011 respecto a los niveles de mayo pasado, en tanto que las remuneraciones medias reales pagadas ascendieron 0.75 por ciento.

Minería también con buenas cifras

El Índice de Volumen Físico de la industria minerometalúrgica registró un incremento de 17.8% en el primer semestre del año respecto a igual lapso de 2010 derivado de los avances reportados en la producción de cobre, carbón no coquizable, yeso, plata, oro, plomo, fluorita, pellets de fierro y zinc; mientras que descendió la de azufre y coque en el periodo de referencia.

Cifras desestacionalizadas de la Producción Minerometalúrgica del país (referida a las actividades de extracción, beneficio, fundición y afinación de minerales metálicos y no metálicos) muestran que se elevó 1.73% en junio de 2011 con relación al mes precedente.

En su comparación anual, la Producción Minerometalúrgica del país se incrementó 23.4% en términos reales en junio de 2011 respecto a igual mes de un año antes. Este comportamiento se asoció al desempeño heterogéneo entre los distintos metales y minerales que la componen: aumentó la de carbón no coquizable, cobre, yeso, zinc, plomo, oro, plata y pellets de fierro; en tanto que disminuyó la de azufre, fluorita y coque en el mes de referencia.

A continuación se detalla la evolución anual por grupos de metales y minerales, así como la producción minera por entidad federativa durante junio de 2011.

Metales Preciosos

Entre los Metales Preciosos (utilizados para fines industriales, acuñación de moneda y joyería) la producción de oro creció 8.6% respecto a junio de 2010 al obtener 6, 961 kilogramos, y la de plata alcanzó 301, 637 kilogramos, mostrando una variación anual de 4.2 por ciento.

Metales Industriales no Ferrosos

En los Metales Industriales no Ferrosos (se emplean principalmente en la industria manufacturera para la fabricación de tuberías y tubos, entre otros productos) la producción de cobre aumentó 75.6% al situarse en 36, 415 toneladas, la de zinc subió 13.6% con 49, 123 toneladas y la de plomo lo hizo en 11.7% a tasa anual con 13, 451 toneladas.

Metales y Minerales Siderúrgicos

Al interior de los Metales y Minerales Siderúrgicos (destinados básicamente a la fabricación de acero) la producción de carbón no coquizable se incrementó 91.1%, logrando 1, 556, 825 toneladas, y la de pellets de fierro avanzó 3.8% con 714, 316 toneladas, mientras que la de coque descendió -0.6% al producir 138, 181 toneladas en el mes en cuestión.

Minerales no Metálicos

Respecto a los Minerales no Metálicos (se usan para la elaboración de insecticidas, fertilizantes, productos químicos, petróleo y petroquímica) la producción de yeso fue de 364, 791 toneladas, nivel superior en 49.7% a tasa anual; por el contrario, la de azufre disminuyó -8.3% al sumar 78, 694 toneladas y la de fluorita se redujo -4.6% con 89, 975 toneladas, comparada con la del mismo mes de un año antes.

Perspectivas:

Mientras que el sector de la construcción en México empieza su recuperación después de la crisis, la minería muestra grandes avances gracias a la reapertura de la mina de Cananea y los buenos precios internacionales de las materias primas.

La estabilidad macroeconómica no es suficiente

· El petróleo es la verdadera razón del crecimiento nacional

· Una mayor educación puede generar más pobreza

En su mensaje por el 5o Informe de Gobierno, el Presidente de la República señaló que la responsabilidad del gobierno para alcanzar el crecimiento económico sostenido y fomentar el empleo de buena calidad era generar macroeconómicas estables, y fustigó a quienes piden la intervención del Estado en la economía. Sin embargo, los hechos del propio gobierno y los planes de apoyo de Barack Obama para sacar a su economía adelante contradicen lo dicho por el señor Presidente de no intervenir en la economía.

El 5to Informe de Gobierno

En su mensaje desde el Museo de Antropología, el señor Presidente se preguntó ¿qué debe hacer el gobierno para que la economía crezca? Y su respuesta textual fue: “…tener en orden la economía, alinear las políticas públicas hacia la competitividad y brindar certeza jurídica a las empresas. Eso es, precisamente lo que hemos hecho. Hemos garantizado la estabilidad económica, porque sin estabilidad no hay crecimiento, y sin crecimiento, no puede haber empleo…”.

El Primer Mandatario señaló siete acciones económicas

Primero: “…hemos invertido en las personas, hemos invertido en capital humano, en valor humano. Hemos abierto el mayor número de universidades e institutos tecnológicos, y el mayor número de bachilleratos técnicos en la historia del país, para que nuestros jóvenes se preparen y puedan tener trabajos más especializados y mejor pagados. Gracias a este esfuerzo, hoy, cada año se gradúan en México más de 100 mil ingenieros o técnicos; es decir, más que en Alemania, más que en Canadá, más que en Brasil…”.

Segundo: “…hemos impulsado fuertemente la infraestructura. En menos de cinco años hemos construido, ampliado y mejorado 16 mil 500 kilómetros de carreteras...”

Tercero: “…hemos quitado trabas burocráticas a emprendedores. En 2006, México ocupaba el lugar número 73 en el Índice de Facilidad para hacer Negocios del Banco Mundial, y hoy hemos avanzado al lugar número 35. Ya somos el país con mayores facilidades para hacer negocio en toda América Latina, y estamos por encima de los BRIC´s, de Brasil, Rusia, India y China, que son nuestros principales competidores…”

Cuarto: “… hemos detonado más crédito que nunca a las pequeñas y medianas empresas. Hemos multiplicado por seis lo que se alcanzó en todo el sexenio anterior, beneficiando a más de 300 mil PyMES…”

Quinto: “… hemos mantenido nuestro compromiso con una economía abierta al comercio mundial, lo que le ha dado una enorme eficiencia y empuje a nuestros emprendedores. La proporción de productos mexicanos en el total de las importaciones de Estados Unidos, por ejemplo, pasó del 10 por ciento en 2006 a casi 13 por ciento en este 2011…”

Sexto: “… hemos impulsado, y aquí quiero reconocer el apoyo responsable del Poder Legislativo, reformas estructurales: la Reforma al Sistema de Pensiones, la Reforma Hacendaria, la Reforma para fortalecer nuestra industria petrolera. En este año, concretamente, se han aprobado por el Congreso de la Unión dos reformas vitales para seguir impulsando la competitividad interna: las reformas a la Ley de Competencia Económica y la Ley de Acciones Colectivas…”

Séptimo: “…seguimos con el proceso de apertura del sector de telecomunicaciones, fortaleciendo a las autoridades y licitando nuevas frecuencias que propician la entrada de nuevos competidores. En telefonía móvil, en internet, en televisión de paga los consumidores han visto este año importantes reducciones en sus pagos, gracias a que hay mayor competencia…”

“…sé que falta mucho por hacer y que debemos redoblar el paso. En particular, hace un año exactamente publiqué un Decreto para acelerar la transición hacia la televisión digital, y con ello, elevar la calidad y ampliar la competencia en este sector… Yo exhorto, respetuosamente, a la Comisión Federal de Telecomunicaciones, al Congreso, a la Suprema Corte, a no frenar y por el contrario, acelerar esta transformación y decidir ya, en definitiva, la procedencia o no de ese proceso de transición digital…”.

Esta última propuesta nos parece muy adecuada en Tendencias y esperemos que el resto de los actores políticos y económicos hagan caso del llamado presidencial para acelerar el proceso hacia la televisión digital, lo que abriría las puertas a una mayor competencia económica.

Al final de su mensaje, en lo que podrían ser las conclusiones, el Presidente volvió a preguntarse y a responderse. Textualmente dijo: “…debe seguir México por la ruta de la competitividad, de la libertad económica; o bien, debe volver a formas en las que se protege a determinadas industrias, se cierran determinados mercados y se exacerba la intervención del Estado y el Gobierno en la economía. Yo creo que la respuesta es clara: México debe seguir adelante con una economía de mercado, abierta y competitiva, generadora de empleos. Con una economía que compite y que gana en el mundo…”.

Pero las cifras no le dan la razón al Sr. Presidente

Para explicar el crecimiento nacional en estos cinco años, basta con revisar el precio promedio del petróleo en los últimos tres sexenios para encontrar la razón. Durante el sexenio de Zedillo se ubicó en 15.97 dólares en promedio, con Fox estuvo en 30.31 dólares en promedio y con Felipe Calderón en 72.51 dólares en promedio. Es decir: México pasó de ingresos anuales en dólares de 17, 246 mdd con Zedillo a 78, 311 mdd en la actual administración, lo que se traduce a 11.73 pesos promedio que ha estado el dólar en estos cinco años en 918, 347 mdp o 6.66% del PIB anual, cuando en tiempos de Zedillo era 2.63% el ingreso petrolero y 3.55% en tiempos de Vicente Fox. Así, si el país crece 4% anual, es tan sólo por el incremento de los recursos petroleros.

Pero ese dinero se ha malgastado. El porcentaje de empleos formales registrados en el IMSS respecto a la población pasó de 12.60% en tiempos de Zedillo a apenas 13.13% en el actual sexenio, además de que la generación absoluta de empleos con una población 20% mayor a la de Zedillo ha sido mucho menor. 2.2 millones versus 1.5 millones en los primeros cinco años de gobierno de cada presidente.

La fórmula “mágica”

A diferencia de lo que dice el Sr. Presidente, la fórmula para crecer sí radica en gran medida en las acciones del gobierno. Esta semana Barack Obama anunciará un programa de estímulos fiscales para evitar una recesión. Uno de los grandes logros nacionales de la actual administración ha sido el funcionamiento del INFONAVIT, que gracias al apoyo del gobierno, con recursos que maneja la iniciativa privada —porque los subsidios a los créditos hipotecarios los pone el gobierno y la construcción de 500, 000 casas al año lo hacen las empresas—, el sector de vivienda crece de manera muy importante, a pesar, incluso, de la depresión económica estadounidense de ese mismo sector.

México —como lo hizo Japón en su momento, posteriormente Corea y Hong Kong y ahora China y Brasil— debe usar recursos públicos para incentivar sectores, creando nuevas tecnologías e innovaciones, sabiendo de antemano que creará “ricos sexenales”, pero sólo con esas nuevas inversiones incentivadas sectoriales el país podrá salir adelante. De lo contrario, la enorme masa poblacional bien educada se convertirá en el peor enemigo del bienestar futuro, ya que cada vez con menos dinero se podrá contratar gente mejor preparada ante la enorme oferta laboral. Urge crear más empresas de innovación y desarrollo que “jalen” al resto de la nación.

Mientras que el sector de la construcción en México empieza su recuperación después de la crisis,

Perspectivas:

No basta con tener cifras macroeconómicas sanas, hace falta la intervención del gobierno para incentivar sectores estratégicos que generen innovación y desarrollo, o México estará destinado a pelear con bajos sueldos la maquila de países desarrollados.

La estabilidad macroeconómica no es suficiente

· El petróleo es la verdadera razón del crecimiento nacional

· Una mayor educación puede generar más pobreza

En su mensaje por el 5o Informe de Gobierno, el Presidente de la República señaló que la responsabilidad del gobierno para alcanzar el crecimiento económico sostenido y fomentar el empleo de buena calidad era generar macroeconómicas estables, y fustigó a quienes piden la intervención del Estado en la economía. Sin embargo, los hechos del propio gobierno y los planes de apoyo de Barack Obama para sacar a su economía adelante contradicen lo dicho por el señor Presidente de no intervenir en la economía.

El 5to Informe de Gobierno

En su mensaje desde el Museo de Antropología, el señor Presidente se preguntó ¿qué debe hacer el gobierno para que la economía crezca? Y su respuesta textual fue: “…tener en orden la economía, alinear las políticas públicas hacia la competitividad y brindar certeza jurídica a las empresas. Eso es, precisamente lo que hemos hecho. Hemos garantizado la estabilidad económica, porque sin estabilidad no hay crecimiento, y sin crecimiento, no puede haber empleo…”.

El Primer Mandatario señaló siete acciones económicas

Primero: “…hemos invertido en las personas, hemos invertido en capital humano, en valor humano. Hemos abierto el mayor número de universidades e institutos tecnológicos, y el mayor número de bachilleratos técnicos en la historia del país, para que nuestros jóvenes se preparen y puedan tener trabajos más especializados y mejor pagados. Gracias a este esfuerzo, hoy, cada año se gradúan en México más de 100 mil ingenieros o técnicos; es decir, más que en Alemania, más que en Canadá, más que en Brasil…”.

Segundo: “…hemos impulsado fuertemente la infraestructura. En menos de cinco años hemos construido, ampliado y mejorado 16 mil 500 kilómetros de carreteras...”

Tercero: “…hemos quitado trabas burocráticas a emprendedores. En 2006, México ocupaba el lugar número 73 en el Índice de Facilidad para hacer Negocios del Banco Mundial, y hoy hemos avanzado al lugar número 35. Ya somos el país con mayores facilidades para hacer negocio en toda América Latina, y estamos por encima de los BRIC´s, de Brasil, Rusia, India y China, que son nuestros principales competidores…”

Cuarto: “… hemos detonado más crédito que nunca a las pequeñas y medianas empresas. Hemos multiplicado por seis lo que se alcanzó en todo el sexenio anterior, beneficiando a más de 300 mil PyMES…”

Quinto: “… hemos mantenido nuestro compromiso con una economía abierta al comercio mundial, lo que le ha dado una enorme eficiencia y empuje a nuestros emprendedores. La proporción de productos mexicanos en el total de las importaciones de Estados Unidos, por ejemplo, pasó del 10 por ciento en 2006 a casi 13 por ciento en este 2011…”

Sexto: “… hemos impulsado, y aquí quiero reconocer el apoyo responsable del Poder Legislativo, reformas estructurales: la Reforma al Sistema de Pensiones, la Reforma Hacendaria, la Reforma para fortalecer nuestra industria petrolera. En este año, concretamente, se han aprobado por el Congreso de la Unión dos reformas vitales para seguir impulsando la competitividad interna: las reformas a la Ley de Competencia Económica y la Ley de Acciones Colectivas…”

Séptimo: “…seguimos con el proceso de apertura del sector de telecomunicaciones, fortaleciendo a las autoridades y licitando nuevas frecuencias que propician la entrada de nuevos competidores. En telefonía móvil, en internet, en televisión de paga los consumidores han visto este año importantes reducciones en sus pagos, gracias a que hay mayor competencia…”

“…sé que falta mucho por hacer y que debemos redoblar el paso. En particular, hace un año exactamente publiqué un Decreto para acelerar la transición hacia la televisión digital, y con ello, elevar la calidad y ampliar la competencia en este sector… Yo exhorto, respetuosamente, a la Comisión Federal de Telecomunicaciones, al Congreso, a la Suprema Corte, a no frenar y por el contrario, acelerar esta transformación y decidir ya, en definitiva, la procedencia o no de ese proceso de transición digital…”.

Esta última propuesta nos parece muy adecuada en Tendencias y esperemos que el resto de los actores políticos y económicos hagan caso del llamado presidencial para acelerar el proceso hacia la televisión digital, lo que abriría las puertas a una mayor competencia económica.

Al final de su mensaje, en lo que podrían ser las conclusiones, el Presidente volvió a preguntarse y a responderse. Textualmente dijo: “…debe seguir México por la ruta de la competitividad, de la libertad económica; o bien, debe volver a formas en las que se protege a determinadas industrias, se cierran determinados mercados y se exacerba la intervención del Estado y el Gobierno en la economía. Yo creo que la respuesta es clara: México debe seguir adelante con una economía de mercado, abierta y competitiva, generadora de empleos. Con una economía que compite y que gana en el mundo…”.

Pero las cifras no le dan la razón al Sr. Presidente

Para explicar el crecimiento nacional en estos cinco años, basta con revisar el precio promedio del petróleo en los últimos tres sexenios para encontrar la razón. Durante el sexenio de Zedillo se ubicó en 15.97 dólares en promedio, con Fox estuvo en 30.31 dólares en promedio y con Felipe Calderón en 72.51 dólares en promedio. Es decir: México pasó de ingresos anuales en dólares de 17, 246 mdd con Zedillo a 78, 311 mdd en la actual administración, lo que se traduce a 11.73 pesos promedio que ha estado el dólar en estos cinco años en 918, 347 mdp o 6.66% del PIB anual, cuando en tiempos de Zedillo era 2.63% el ingreso petrolero y 3.55% en tiempos de Vicente Fox. Así, si el país crece 4% anual, es tan sólo por el incremento de los recursos petroleros.

Pero ese dinero se ha malgastado. El porcentaje de empleos formales registrados en el IMSS respecto a la población pasó de 12.60% en tiempos de Zedillo a apenas 13.13% en el actual sexenio, además de que la generación absoluta de empleos con una población 20% mayor a la de Zedillo ha sido mucho menor. 2.2 millones versus 1.5 millones en los primeros cinco años de gobierno de cada presidente.

La fórmula “mágica”

A diferencia de lo que dice el Sr. Presidente, la fórmula para crecer sí radica en gran medida en las acciones del gobierno. Esta semana Barack Obama anunciará un programa de estímulos fiscales para evitar una recesión. Uno de los grandes logros nacionales de la actual administración ha sido el funcionamiento del INFONAVIT, que gracias al apoyo del gobierno, con recursos que maneja la iniciativa privada —porque los subsidios a los créditos hipotecarios los pone el gobierno y la construcción de 500, 000 casas al año lo hacen las empresas—, el sector de vivienda crece de manera muy importante, a pesar, incluso, de la depresión económica estadounidense de ese mismo sector.

México —como lo hizo Japón en su momento, posteriormente Corea y Hong Kong y ahora China y Brasil— debe usar recursos públicos para incentivar sectores, creando nuevas tecnologías e innovaciones, sabiendo de antemano que creará “ricos sexenales”, pero sólo con esas nuevas inversiones incentivadas sectoriales el país podrá salir adelante. De lo contrario, la enorme masa poblacional bien educada se convertirá en el peor enemigo del bienestar futuro, ya que cada vez con menos dinero se podrá contratar gente mejor preparada ante la enorme oferta laboral. Urge crear más empresas de innovación y desarrollo que “jalen” al resto de la nación.

Perspectivas:

No basta con tener cifras macroeconómicas sanas, hace falta la intervención del gobierno para incentivar sectores estratégicos que generen innovación y desarrollo, o México estará destinado a pelear con bajos sueldos la maquila de países desarrollados.

La estabilidad macroeconómica no es suficiente

· El petróleo es la verdadera razón del crecimiento nacional

· Una mayor educación puede generar más pobreza

En su mensaje por el 5o Informe de Gobierno, el Presidente de la República señaló que la responsabilidad del gobierno para alcanzar el crecimiento económico sostenido y fomentar el empleo de buena calidad era generar macroeconómicas estables, y fustigó a quienes piden la intervención del Estado en la economía. Sin embargo, los hechos del propio gobierno y los planes de apoyo de Barack Obama para sacar a su economía adelante contradicen lo dicho por el señor Presidente de no intervenir en la economía.

El 5to Informe de Gobierno

En su mensaje desde el Museo de Antropología, el señor Presidente se preguntó ¿qué debe hacer el gobierno para que la economía crezca? Y su respuesta textual fue: “…tener en orden la economía, alinear las políticas públicas hacia la competitividad y brindar certeza jurídica a las empresas. Eso es, precisamente lo que hemos hecho. Hemos garantizado la estabilidad económica, porque sin estabilidad no hay crecimiento, y sin crecimiento, no puede haber empleo…”.

El Primer Mandatario señaló siete acciones económicas

Primero: “…hemos invertido en las personas, hemos invertido en capital humano, en valor humano. Hemos abierto el mayor número de universidades e institutos tecnológicos, y el mayor número de bachilleratos técnicos en la historia del país, para que nuestros jóvenes se preparen y puedan tener trabajos más especializados y mejor pagados. Gracias a este esfuerzo, hoy, cada año se gradúan en México más de 100 mil ingenieros o técnicos; es decir, más que en Alemania, más que en Canadá, más que en Brasil…”.

Segundo: “…hemos impulsado fuertemente la infraestructura. En menos de cinco años hemos construido, ampliado y mejorado 16 mil 500 kilómetros de carreteras...”

Tercero: “…hemos quitado trabas burocráticas a emprendedores. En 2006, México ocupaba el lugar número 73 en el Índice de Facilidad para hacer Negocios del Banco Mundial, y hoy hemos avanzado al lugar número 35. Ya somos el país con mayores facilidades para hacer negocio en toda América Latina, y estamos por encima de los BRIC´s, de Brasil, Rusia, India y China, que son nuestros principales competidores…”

Cuarto: “… hemos detonado más crédito que nunca a las pequeñas y medianas empresas. Hemos multiplicado por seis lo que se alcanzó en todo el sexenio anterior, beneficiando a más de 300 mil PyMES…”

Quinto: “… hemos mantenido nuestro compromiso con una economía abierta al comercio mundial, lo que le ha dado una enorme eficiencia y empuje a nuestros emprendedores. La proporción de productos mexicanos en el total de las importaciones de Estados Unidos, por ejemplo, pasó del 10 por ciento en 2006 a casi 13 por ciento en este 2011…”

Sexto: “… hemos impulsado, y aquí quiero reconocer el apoyo responsable del Poder Legislativo, reformas estructurales: la Reforma al Sistema de Pensiones, la Reforma Hacendaria, la Reforma para fortalecer nuestra industria petrolera. En este año, concretamente, se han aprobado por el Congreso de la Unión dos reformas vitales para seguir impulsando la competitividad interna: las reformas a la Ley de Competencia Económica y la Ley de Acciones Colectivas…”

Séptimo: “…seguimos con el proceso de apertura del sector de telecomunicaciones, fortaleciendo a las autoridades y licitando nuevas frecuencias que propician la entrada de nuevos competidores. En telefonía móvil, en internet, en televisión de paga los consumidores han visto este año importantes reducciones en sus pagos, gracias a que hay mayor competencia…”

“…sé que falta mucho por hacer y que debemos redoblar el paso. En particular, hace un año exactamente publiqué un Decreto para acelerar la transición hacia la televisión digital, y con ello, elevar la calidad y ampliar la competencia en este sector… Yo exhorto, respetuosamente, a la Comisión Federal de Telecomunicaciones, al Congreso, a la Suprema Corte, a no frenar y por el contrario, acelerar esta transformación y decidir ya, en definitiva, la procedencia o no de ese proceso de transición digital…”.

Esta última propuesta nos parece muy adecuada en Tendencias y esperemos que el resto de los actores políticos y económicos hagan caso del llamado presidencial para acelerar el proceso hacia la televisión digital, lo que abriría las puertas a una mayor competencia económica.

Al final de su mensaje, en lo que podrían ser las conclusiones, el Presidente volvió a preguntarse y a responderse. Textualmente dijo: “…debe seguir México por la ruta de la competitividad, de la libertad económica; o bien, debe volver a formas en las que se protege a determinadas industrias, se cierran determinados mercados y se exacerba la intervención del Estado y el Gobierno en la economía. Yo creo que la respuesta es clara: México debe seguir adelante con una economía de mercado, abierta y competitiva, generadora de empleos. Con una economía que compite y que gana en el mundo…”.

Pero las cifras no le dan la razón al Sr. Presidente

Para explicar el crecimiento nacional en estos cinco años, basta con revisar el precio promedio del petróleo en los últimos tres sexenios para encontrar la razón. Durante el sexenio de Zedillo se ubicó en 15.97 dólares en promedio, con Fox estuvo en 30.31 dólares en promedio y con Felipe Calderón en 72.51 dólares en promedio. Es decir: México pasó de ingresos anuales en dólares de 17, 246 mdd con Zedillo a 78, 311 mdd en la actual administración, lo que se traduce a 11.73 pesos promedio que ha estado el dólar en estos cinco años en 918, 347 mdp o 6.66% del PIB anual, cuando en tiempos de Zedillo era 2.63% el ingreso petrolero y 3.55% en tiempos de Vicente Fox. Así, si el país crece 4% anual, es tan sólo por el incremento de los recursos petroleros.

Pero ese dinero se ha malgastado. El porcentaje de empleos formales registrados en el IMSS respecto a la población pasó de 12.60% en tiempos de Zedillo a apenas 13.13% en el actual sexenio, además de que la generación absoluta de empleos con una población 20% mayor a la de Zedillo ha sido mucho menor. 2.2 millones versus 1.5 millones en los primeros cinco años de gobierno de cada presidente.

La fórmula “mágica”

A diferencia de lo que dice el Sr. Presidente, la fórmula para crecer sí radica en gran medida en las acciones del gobierno. Esta semana Barack Obama anunciará un programa de estímulos fiscales para evitar una recesión. Uno de los grandes logros nacionales de la actual administración ha sido el funcionamiento del INFONAVIT, que gracias al apoyo del gobierno, con recursos que maneja la iniciativa privada —porque los subsidios a los créditos hipotecarios los pone el gobierno y la construcción de 500, 000 casas al año lo hacen las empresas—, el sector de vivienda crece de manera muy importante, a pesar, incluso, de la depresión económica estadounidense de ese mismo sector.

México —como lo hizo Japón en su momento, posteriormente Corea y Hong Kong y ahora China y Brasil— debe usar recursos públicos para incentivar sectores, creando nuevas tecnologías e innovaciones, sabiendo de antemano que creará “ricos sexenales”, pero sólo con esas nuevas inversiones incentivadas sectoriales el país podrá salir adelante. De lo contrario, la enorme masa poblacional bien educada se convertirá en el peor enemigo del bienestar futuro, ya que cada vez con menos dinero se podrá contratar gente mejor preparada ante la enorme oferta laboral. Urge crear más empresas de innovación y desarrollo que “jalen” al resto de la nación.

Perspectivas:

No basta con tener cifras macroeconómicas sanas, hace falta la intervención del gobierno para incentivar sectores estratégicos que generen innovación y desarrollo, o México estará destinado a pelear con bajos sueldos la maquila de países desarrollados.

PRONÓSTICOS. Inflación de agosto 2011 0.20 – 0.40% Inflación en el 2011 2.50 – 4.50% Inflación en el 2012 3.00 – 5.00% PIB 2011 3.00 – 4.50% PIB 2012 3.00 – 4.50% Cetes 28 días 3.75 – 5.00% Cetes 28 días Prom. 2011 4.00 – 5.00% Cetes 28 días Cierre 2011 4.00 – 5.50% Dólar 10.50 – 12.50 Dólar Prom. 2011 10.50 – 12.00 Dólar Cierre 2011 10.50 – 12.50

Minería crece, construcción se recupera moderadamente en México.

TENDENCIAS EN LOS MERCADOS

Consumo: las ventas mayoristas se estancan, mientras que las minoristas suben paulatinamente.

FINANZAS E INVERSIONES

Horizonte Financiero. La FED enfrenta más presiones.

Crédito. Las empresas buscan dinero barato en todo el mundo.

Dólar. El QE3 lo llevaría por debajo de 12.00 pesos.

Inversiones. Estamos invertidos en Oro, 0% en euro a la venta esta semana, muy líquidos en la volatilidad extrema. BMV 20% con stop loss en 34, 200 puntos. Plazos cortos.

BMV: 142.5% el rendimiento en seis años…

Cadenas departamentales: otra apuesta a favor del QE3.

INFORME ESPECIAL

La deuda pública supera los 4.6 billones de pesos. El petróleo produce 1 de cada 3 pesos de ingreso público.

PORTAFOLIOS DE TENDENCIAS

En el 2010 los Cetes dieron 4.90%, la BMV 20% y Portafolios de Tendencias 22.06% ¿Qué espera para suscribirse? Llame al (01 55) 3095 3942 en la Cd. de México.

SOLICITE 2 EJEMPLARES COMPLAETOS

PROPORCIONANDO SU E-MAIL Y TELEFONO

No basta con tener cifras macroeconómicas sanas, hace falta la intervención del gobierno para incentivar sectores estratégicos que generen innovación y desarrollo,

Tel. D.F: (55) 3095-3946 Lada Int.: 52+1(55) 3095-3942

Fax: 30 95 39 47

e-mail: administracion@tendencias.com.mx

www.tendencias.com.mx


Sobre esta noticia

Autor:
Satelinet (28 noticias)
Visitas:
220
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.