Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Hace estallar Tony Bennett el júbilo en Montreal

05/07/2009 09:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En una de las jornadas más esperadas, el legendario Tony Bennett, de 83 años, mostró que el arte no tiene edad y llenó de energía y júbilo su presentación en la Plaza de las Artes, donde el público eufórico lo ovacionó de pie y lo regresó al escenario en múltiples ocasiones. Bennett, estadounidense de origen italiano, se presentó la víspera en el 30 Festival Internacional de Jazz de Montreal (FIJM), con un concierto histórico que llevó a sus escuchas tan lejos como el clamor de su éxito "Fly me to de moon". Considerado el último sobreviviente de los "crooners" americanos o trovadores populares intimistas, junto a Frank Sinatra, Nat King Cole, Sammy Davis Junior o a Bing Crosby, Benett hizo gala de voz, pero también de pasión, al interpertar éxitos como "La manera como luces esta noche", "San Francisco", "Lo mejor está todavía por venir" o "Boulevard de sueños destrozados". Además de cantar, Bennett derrochó buen humor, contando algunos chistes y ocurrencias al ritmo de su música, que también sirvió de marco para bailar. El concierto tuvo como sorpresa la presencia de su hija Antonia Bennett, quien interpretó tres canciones, para luego dejarle el escenario a su padre, quien cosechó, además del aplauso, la admiración de cerca de tres mil personas reunidas en la sala Wilfrid Pelletier de la Plaza de las Artes. En la misma jornada, el autor de la clásica composición "Toma 5", el pianista Dave Brubeck, festejó los 50 años de su álbum "Time Out", el primero dentro del jazz que ha vendido más de un millón de copias. Sin duda otro de los grandes momentos del Festival fue el que se vivió con el legendario pianista, cuyo éxito reunió lo académico y lo revolucionario, con muchas innovaciones que van de lo refinado a lo hasta entonces desconocido, pues se atrevió a adaptar piezas de música clásica al jazz, como "Blue Rondo a la Turk", de Wolfgang Amadeus Mozart, además de jugar con las improvisaciones y con los tiempos del ritmo y de las escalas. A sus 88 años, Brubeck y sus tres músicos deleitaron por cerca de hora y media a un público que supo recompensar la generosidad del pianista que tuvo varias improvisaciones impresionantes y se dio tiempo para contar a la concurrencia como habían nacido piezas como "Three to get ready and four to go" (Tres para estar listo y cuatro para irse). Dave Brubeck también hizo subir al escenario a su hijo, Matthew, violonchelista que enseña en la Universidad de York, con quien interpretó "Sermón de la Montaña". Uno de los momentos climáticos fue cuando interpretó la célebre melodía de la película El Mago de Oz, "Más allá del Arcoíris", que hizo famosa Judy Garland, madre de Liza Minnelli. El espectáculo concluyó, como era de esperarse, con una magistral interpretación de su "ópera prima", "Toma 5", con la que demostró que no obstante su gran edad, conserva la agilidad sobre los teclados. El esfuerzo tuvo su recompensa cuando el presidente del FIJM, Alain Simard, y su cofundador, André Menard, le dieron al pianista un cuadro de Louis Armstrong pintado por Tony Bennett, dos artistas con los que Brubeck compartió escenarios durante su carrera. "Louis es el más grande embajador que los Estados Unidos ha tenido jamás", dijo emocionado Brubeck.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
511
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.