Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Estrenarán Ana Graham y Antonio Vega puesta en escena en Nueva York

30/12/2011 12:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los actores mexicanos Ana Graham y Antonio Vega presentarán en Nueva York la obra Working on a Special Day, (Trabajando un día particular), una adaptación teatral de Laura Almela y Daniel Giménez Cacho a la película italiana Una giornatta particolare, de Ettore Scola. El estreno de la temporada se realizará en el Flea Theater el 5 de enero y es una coproducción de Por Piedad Teatro Fundation con sede en Nueva York y The Play Company, una de las más prestigiadas compañías independientes del denominado teatro Off-Broadway. En la obra los dos actores exploran el encuentro que cambió las vidas de un ama de casa saturada de trabajo y un misterioso licenciado en contra del latente surgimiento del fascismo. En entrevista Graham y Vega hablan del proceso creativo y las implicaciones de realizar una coproducción en Nueva York. Vega es originario de Guadalajara, Jalisco, y forma parte de Por Piedad Teatro desde hace ocho años, cuando participó en la puesta en escena Some explicit Polaroids (Fotografías explícitas), del dramaturgo inglés Mark Ravenhill, que se presentó en el teatro Helénico. Por Piedad Teatro Foundation -explicó Vega- es una organización sin fines de lucro, hermana de Por Piedad Teatro Producciones en México. “Con ella, tenemos la intención de crear un puente de interlocución entre artistas de ambos países, con el fin de hacer coproducciones, promover una retroalimentación y aprender de otros sistemas de producción”. Ana Graham fundó Por Piedad Teatro en México en 1999. Durante estos años, la compañía se ha abierto un lugar importante dentro del teatro independiente mexicano, comprometido con la difusión de obras contemporáneas de alta calidad de la dramaturgia internacional. La obra nos pareció a Antonio y a mi sumamente importante -señaló Graham- tanto por su contenido social, como en por su discurso estético, y a la vez muy representativa del lenguaje que se desarrolla a partir de la característica creatividad Mexicana, que surge como respuesta a la adversidad económica. “En el tiempo que Antonio y yo llevamos en Nueva York no hemos visto nada que se le parezca. Platicando con Laura Almela de la situación que generó Trabajando en un día particular, nos dimos cuenta que de alguna manera Antonio y yo nos enfrentábamos a una necesidad parecida a la que Daniel Jiménez Cacho y ella tuvieron cuando surgió el proyecto en México”, añadió. “Es decir, necesitábamos encontrar un proyecto para dos actores que pudiéramos realizar a bajo costo, con pocos colaboradores y que nos pudiéramos auto-dirigir, y de ahí nació la idea de desarrollar la versión en inglés para presentarla en Nueva York”, comentó. Así surgió el proyecto de colaboración con The Play Company, una compañía productora, cuya principal característica es presentar obras de autores extranjeros para ampliar el panorama teatral de la ciudad de Nueva York y estrechar los lazos con otros países. Ellos, como coproductores, asumieron junto con Por Piedad, el riesgo de levantar el proyecto, los costos y se encargan de la difusión en Nueva York. La trama gira en torno a Antonieta, un ama de casa con seis hijos que vive en Roma en la época del fascismo. En este día especial, toda su familia salió al desfile que se organizó en honor a la visita del dirigente nazi, Adolfo Hitler. Ella tiene mucho trabajo doméstico, por lo que no puede asistir. Por accidente su perica Rosamunda escapa por la ventana y Antonieta tiene que pedirle a Gabriel, su vecino de enfrente, que la deje rescatarla desde su ventana. Este encuentro cambiará sus vidas para siempre. Como directora artística de Por Piedad Teatro, Ana Graham habla de su experiencia con este primer proyecto en Nueva York. “El sistema de producción norteamericano era algo totalmente desconocido para mí, afortunadamente cuento con el apoyo de Mauricio Lomelín y Paulina Barros, dos mexicanos que están acá y que me han apoyado enormemente y por supuesto estoy aprendiendo de mis coproductoras de The Play Company”, explicó. Otro reto importante al que se enfrentó la pareja de actores ha sido el trabajar sin director, para lo cual han contado con el apoyo de la actriz Patricia Ortiz, quien participó en El Dragón Dorado, la más reciente puesta en escena de Por Piedad Teatro en México, y ha estado en todos los ensayos dándoles una visión actoral externa. Las resoluciones creativas de la puesta fueron tomadas del montaje mexicano de Laura Almela y Daniel Giménez Cacho, quienes facilitaron a Vega y Graham la aplicación de sus ideas como base de su propia versión. Al abordar los desafíos de este proyecto, Antonio Vega lo sintetiza al afirmar que el reto de este proyecto “radica en que somos actores mexicanos presentando una historia italiana en idioma inglés”. Ana Graham puntualiza que el actuar en una lengua distinta a la materna “nos enfrenta al reto no sólo de la pronunciación y la dicción, sino de la credibilidad; de lograr que el público supere el choque inicial que resulta de escuchar a los personajes hablando con acento extranjero”. Como actor, señala Antonio Vega, busco tener siempre la fuerza y la capacidad para hacer un teatro potente, y creo que ese es el compromiso del teatro, poner en el escenario algo importante.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
259
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.