Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Estrenarán “La paz perpetua”, una metáfora para hablar de utopías

10/10/2011 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con una invitación al público a reflexionar sobre el terrorismo, la ideología, la ética, la moral y las políticas de Estado, la Compañía Nacional de Teatro estrenará este viernes la puesta en escena “La paz perpetua”, de Juan Mayorga, bajo la dirección de Mariana Giménez. El montaje, que ofrecerá funciones hasta el 30 de octubre en el Teatro Benito Juárez, de esta capital, ha sido realizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes, a través de la Compañía Nacional de Teatro, en colaboración con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y el Sistema de Teatros, se informó en un comunicado. Tiene una estructura de fábula que, de acuerdo a su directora, permite abordar temas que resultan incómodos, pues provocan una intensa reflexión, como la que han vivido los actores del montaje, al cuestionarse: “¿Cuál es el lugar que ocupamos quienes no estamos dentro de las estructuras de poder y cómo nos comportamos ante estos hechos que aparentemente nos rebasan?”. “La paz perpetua” es también el título de un texto escrito por el filósofo alemán Immanuel Kant, en el que el autor plantea la libertad como una utopía por la que hay que trabajar, y cómo la paz se construye a partir de las políticas de no intervención de unos Estados contra otros. Para la directora de la obra, la construcción de paz propuesta por Kant, se opone a la realidad que todos los días se lee en los periódicos, pues pareciera que “el terrorismo ha servido para que los países puedan aplicar ciertas políticas intervencionistas sobre otros países”. Sobre la lectura de Kant y la dramaturgia de Mayorga, Giménez concluye: “quizá la naturaleza del hombre sea belicosa, sin embargo, es nuestra tarea trabajar para la paz. Yo siento en mí ese clamor. Si la paz se construye es una responsabilidad de todos, lo más fácil es responsabilizar a aquellos que son los encargados. La paz se debe construir entre todos”. Se trata de un varias razas caninas, como un rottweiler impuro, un pastor alemán y un labrador, entre otras, interpretados por Enrique Arreola, Marco Antonio García, Israel Islas y Diego Jáuregui, respectivamente. Los actores, explica la directora, han hecho un sincretismo entre perros y humanos para poder abordar la escena. El cuarto perro, interpretado por Diego Jáuregui, es un labrador veterano perteneciente a una clase especial de caninos de élite, y en el montaje funciona como un puente que une los dos mundos: el humano y el perruno. Andrés Weiss interpreta al único ser humano de la obra. “Que sean perros es una metáfora”, señaló Giménez: “estos canes en realidad son humanos, o quizá les han hecho creer que son perros y se comportan como tales, aunque tal vez sepan que no lo son, pero no pueden hacer nada para reivindicarse”. De esta manera, en una habitación cerrada, los tres perros compiten para obtener el codiciado puesto de buscador antiterrorista de élite. Fuerza, sensibilidad, inferencia lógica y aun la condición moral son cualidades que entran en juego en esta incómoda metáfora de las políticas de Estado contemporáneas. Para Mariana Giménez, pertenecer a la Compañía Nacional de Teatro ha sido una experiencia intensa, enloquecida y productiva, que le ha permitido aprender mucho. “Estoy ahora en otro lugar que me provoca un poco de asombro, pero mañana estoy del otro lado, porque yo aquí soy actriz”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
32
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.