Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mister X escriba una noticia?

Estudiantes Tecos

15/04/2012 01:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es la hora de la Ley de la selva, solo los más fuertes sobreviven. Y cada vez más esa fortaleza está dada por el dinero

El descenso de los Estudiantes Tecos parece ser solo el inicio de una tendencia que ira marcando poco a poco la composición de la Primera División Mexicana. En dicha composición no podría caber un equipo con las características de los zapopanos.

Viendo a simple vista las circunstancias que descendieron a los universitarios, podría parecer simplemente un desastrozo manejo del equipo, mayoritariamente por parte de sus directivos, incluyendo, por supuesto, el vergonzozo asunto de Juan Carlos Leaño. Y aunque algo hay de eso, hay un asunto más de fondo que pesó de manera determinante: el económico.

Que lejos quedaron los años en que los Tecos llegaban a ofrecer casi 6 millones de dólares por comprar a Sebastián Abreu; o que brillaban en el draft realizando la transacción más cara al comprar a Cesareo Victorino. No me detendré a repasar la larga lista de grandes jugadores que pasaron por ahi, pero lo que si es importante resaltar es la capacidad económica que necesitó la universidad para hacerse de esas figuras.

En los últimos años ha habido una notable disminución en los recursos económicos del equipo. Y no es necesario realizar una auditoría a fondo para descubrirlo. Solo hace falta ver la forma en que se ha venido desarmando su plantel poco a poco, deshaciendose de sus mejores jugadores sin remplazarlos con otros del mismo nivel.

Emmanuel Villa, Mauro Cejas, Daniel Ludueña, Damián Zamogilny, Jesús Corona, Mario Ortiz, Arnold Rivas, Juan Carlos Valenzuela, Hercules Gómez, entre otros, son ejemplos de jugadores que al salir del equipo le restaron fuerza. Y no necesariamente salieron porque los directivos ignoraran su valía o porque quisieran engordar sus bolsillos al venderlos, sino por el creciente costo que ha venido representando el equipo de futbol en los últimos años para la universidad. Muestra de ello, los desesperados intentos de sus dueños por vender la franquicia.

Y lo anterior nos lleva al fondo del asunto: Una universidad, por más importante que sea, no puede manejar a un costoso equipo de futbol de primera división que además genera pocos ingresos por su baja popularidad. El equipo de los Tecos, tal y como está estructurado ahora, ya no es, ni será viable en la máxima categoría. Si observamos alrededor, nos daremos cuenta que la tendencia apunta a que los equipos que sobreviven, o tienen una gran popularidad (Pumas) que les genera ingresos, o tienen una poderosa empresa detrás de ellos (América, Tigres, Cruz Azu, Monterrey, etc.).

Otro ejemplo lo podemos observar en las dificultades económicas que está teniendo el Atlas de Guadalajara, una especie de sociedad que ha sobrevivido en gran parte gracias a sus fuerzas básicas. Los rojinegros tendrán que hacer cambios drásticos para no caer en el mismo destino que los Tecos, tal ves incluso sea necesario vender al equipo a alguna empresa dispuesta a abrir la chequera. Pero la urgencia es tener un sistema de administración capaz de generar más recursos económicos.

Quitando el caso especial de Pumas, por ser un equipo que vive del presupuesto de una universidad pública que recibe grandes recursos y que cuenta con una gran popularidad, es posible afirmar algo: Es la época de las empresas como dueñas de equipos de futbol. Mientras más poderosas, mejor.


Sobre esta noticia

Autor:
Mister X (1 noticias)
Visitas:
376
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.