Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Evidencia “Almuerzo con vampiros” obsesión por la inmortalidad

01/07/2010 09:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una parábola acerca de los cambios, a veces ridículos y hasta brutales, que la madurez impone sobre los ideales de la juventud, es la temática principal de la novela “Almuerzo de vampiros”, del chileno Carlos Franz, que será presentado esta noche en una librería ubicada en el corazón de la Colonia Polanco, en la Ciudad de México. El volumen representa también una sátira sobre la obsesión contemporánea por la inmortalidad: esos hombres y mujeres rabiosamente bellos y prósperos que quisieran vivir como si no pudieran morir, como si fueran vampiros. El escritor sudamericano ofrece en esta entrega paralelismos literarios y cinematográficos de sugerentes alusiones a la cultura universal y popular, cruzada a la vez por un humor tan negro como descarnado que parodia, deliberadamente, el lenguaje grosero que predomina en los medios de la época actual. En esta novela, el protagonista es el narrador que no tiene nombre ni familia, excepto un tío que vive lejos de Santiago de Chile, donde está internado en un colegio, en tiempo de la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990). No obstante, uno de sus profesores es detenido y torturado dando como resultado el arresto de los alumnos, menos el narrador, que se libra por ser menor de edad, quien con el tiempo alterna sus estudios con la labor de taxista. En alguna ocasión, en la soleada terraza de un restaurante de moda, rodeado por políticos y artistas, el narrador recibe una noticia escalofriante: un hombre al que hace 30 años vio morir, podría estar aún vivo. Acuciado por esa sospecha, el protagonista rememora la aventura más extraña de su vida. Aquellas turbias semanas de los años 70 durante las cuales, guiado por un misterioso y pícaro “maestro”, recorrió las noches barriobajeras de Santiago buscando un chiste genial. Nacido en Ginebra en 1959, Carlos Franz es autor de novelas como “Santiago Cero”, que le mereció el Premio Latinoamericano de Novela CICLA; así como “El lugar donde estuvo el Paraiso”, la cual fue llevada al cine en el 2001 por el director español Gerardo Herrero. Su volumen de relatos, “La prisionera” ganó por unanimidad el Premio del Consejo Nacional del Libro de Chile en 2005. También ha publicado “La muralla enterrada” que le mereció el Premio Municipal de Santiago. Sus obras han sido traducidas al alemán, francés, italiano, holandés, portugués, finlandés, polaco, hebreo, turco, rumano y chino. Ha recibido la beca DAAD, para vivir como artista en Residencia Berlín y ha sido profesor visitante en las universidades de Cambridge y Londres.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
235
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.