Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Evite que la sordera infantil sea irreversible

10/07/2013 14:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Evite que la sordera infantil sea irreversible SyM - Gonzalo De Garay

Aproximadamente 70% de los niños menores de 3 años presenta otitis media, infección bacteriana o viral que se produce en el oído medio como complicación de resfriado común. Si no se recibe tratamiento oportuno puede ocasionar retraso en el habla y problemas de aprendizaje, ya que su principal síntoma es la sordera.

El órgano de la audición y equilibrio está formado por el oído externo, medio e interno. Cuando las bacterias y virus alojados en garganta se trasladan hacia el oído medio a través de las trompas de Eustaquio (canal de comunicación entre oídos y nariz), ocasionan inflamación persistente en la mucosa que lo recubre, secreciones de pus y acumulación de líquido, lo cual produce dolor y sordera.

Es pertinente decir que la otitis media puede presentarse de forma aguda, recurrente (repetitiva) o crónica.

Aguda. Es posible que se manifieste a cualquier edad (es común que se adquiera en albercas), aunque principalmente la padecen los niños; sus síntomas característicos son intenso y persistente dolor de oídos, pérdida temporal de la audición, náuseas, vómito, diarrea y fiebre elevada (hasta 40.5 ° C). Si se complica puede ocasionar parálisis facial, sordera irreversible, inflamación y abscesos (acumulaciones de pus) cerebrales.

Recurrente . Dejar al bebé en guarderías (lo que implica tener contacto directo con muchos otros niños), alimentarlo con leche materna por un periodo menor a los 6 meses, convivir con fumadores y tener sistema inmunológico (aquel que nos defiende de infecciones) débil, son los factores que influyen en su aparición. Se le denomina recurrente porque se presenta hasta tres veces durante un periodo de entre 4 y 6 meses; después de las recaídas el paciente manifiesta curación total, pero corre el riesgo de perder para siempre la capacidad de oír.

Crónica. Es causada por perforación del tímpano (membrana ubicada dentro del oído medio), daño que puede producirse como consecuencia de otitis media aguda, bloqueo de la trompa de Eustaquio, lesiones ocasionadas por objetos introducidos al oído, cambios bruscos en la presión del aire o quemaduras originadas por productos químicos.

¿Cómo tratarla?

Es sumamente importante que los afectados por otitis media reciban atención a la brevedad, ya que el padecimiento puede complicarse y ocasionar sordera irreversible, lo cual interferirá con el aprendizaje y capacidad para hablar del pequeño. Si sospecha que su hijo o algún conocido tiene infección en oídos, es indispensable que acuda de inmediato al otorrinolaringólogo (especialista en enfermedades asociadas con oído, nariz y garganta).

El tratamiento que proporciona dicho especialista puede incluir la administración de antibióticos (únicamente si la otitis es ocasionada por bacterias), analgésicos y antiinflamatorios; su duración depende de la gravedad de la enfermedad.

Si la otitis no mejora con los medicamentos antes citados, o es crónica, tendrá que recurrirse a cirugía, la cual permite extraer las secreciones acumuladas en el oído medio y favorecer su ventilación.

¿Cómo se realiza la intervención? El paciente debe acudir a ella sin haber consumido ningún alimento, por lo menos durante ocho horas, y se le aplica anestesia general. Posteriormente, el otorrinolaringólogo hace pequeña abertura en el tímpano para insertar un tubo de plástico que mide entre 1 y 2 milímetros, el cual sirve para drenar las secreciones y como conducto de ventilación. El tiempo total de hospitalización oscila entre 5 y 10 horas, sin embargo, los niños menores de 2 años deberán permanecer en el hospital por lo menos una noche.

Es indispensable que después de la cirugía se sigan algunas medidas para evitar complicaciones, por ejemplo, durante el baño en regadera se debe tener precaución de que el agua no entre a los oídos. Además, los tubos deben ser revisados periódicamente por el otorrinolaringólogo, ya que si llegaran a obstruirse es posible que el problema se presente nuevamente.

Después de 6 meses, aproximadamente, las estructuras cilíndricas son expulsadas de manera espontánea, lo que significa que la abertura realizada en el tímpano durante la cirugía ha cicatrizado.

Tome en cuenta que el riesgo de presentar otitis media puede reducirse si se ponen en práctica las siguientes precauciones:

  • El recién nacido tiene que ser alimentado con leche materna por lo menos durante 6 meses, ya que este elemento contiene los anticuerpos que lo defenderán del ataque de virus y bacterias.
  • Evitar fumar en casa.
  • Procurar no llevar al niño a la guardería.
  • Tratar oportuna y correctamente las infecciones de oídos.

Como puede observar, este tipo de padecimiento es más común de lo que se cree y no tiene por qué afectar la vida de su hijo. Seguramente, usted está de acuerdo.

SyM

Última actualización: 07-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
179
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.