Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Evocan estrellas de Hollywood a Verónica Lake al imitar su peinado

13/11/2010 08:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La actriz estadunidense Verónica Lake, quien hubiera cumplido este domingo 88 años, es considerada un icono de la moda por su belleza y elegancia lo cual la mantiene vigente entre las nuevas generaciones que han retomado su estilo. Lake, quien se distinguió por su cabellera estilo "peekaboo", es evocada por celebridades de Hollywood como Kate Bosworth, Katy Perry, Lady Gaga y Kate Hudson, quien la semana pasada desfiló con un vestido largo imitando a la actriz, durante la premiación de una revista en Nueva York. Constance Frances Marie Ockleman, nombre real de la actriz, a quien el productor de la Paramount Pictures, Arthur Hornblow Jr., le cambió el nombre por el de Verónica Lake, haciendo referencia a sus profundos ojos azules, nació el 14 de noviembre de 1919, en Brooklyn, Nueva York. Su pelo y elegancia la convirtieron en una diva cargada de sofisticación y suntuosidad, pese a su pequeña estatura de metro y medio. También tenía una voz opaca y ronca, una de las más sugerentes que dio el cine, ideal para sus papeles de mujer fatal. Esas cualidades la hicieron ideal para protagonizar títulos de cine negro, lo que la alzó como una diva de transición entre las actrices de los 30, y las más mortíferas y ambiguas que surgieron en los 40. Debutó con la película "Vuelo de águilas" (1941), de la productora Paramount Pictures, que la descubrió y promovió de inmediato, a raíz de lo cual la crítica de Nueva York afirmó que sólo demostraba talento para lucir vestidos largos. Tras sus primeros papeles en la pantalla grande, llegó a ser una de las mujeres preferidas de los hombres estadunidenses, sobre todo por los soldados, junto a nombres tan importantes como Rita Hayworth, Dorothy Lamour y Lana Turner. Las críticas mejoraron tras su aparición en "El cuervo" (1942), pero fue con sus trabajos al lado de Alan Ladd con los que consiguió su mayor prestigio, además de "La llave de cristal" (1942) y "La dalia azul" (1946). También destacó durante esa época su trabajo en la comedia "Me casé con una bruja" (1942), de René Clair. Posteriormente, una fotografía publicitaria puso de moda su peinado platino, denominado "peekaboo", que le ocultaba un ojo, y la actriz fue de inmediato universalmente imitada. Su peinado entró en la historia con la misma facilidad con la que Verónica Lake salió de ella, ya que cuando se encontraba en la cumbre del éxito y con un espléndido futuro ante ella, comenzó a deslizarse por la pendiente. En 1940, Verónica se casó con el director artístico John S. Detlie, tras lo cual logró un pequeño papel en la comedia "Forty little mothers", con la cual nuevamente atrajo la atención, y un año después firmó un importante contrato con la Paramount Pictures. En agosto, tuvo una hija, Elaine Detlie. La revista "Life" la nombró la artista de mayor éxito taquillero, y en un referéndum realizado en el Ejército fue proclamada la Estrella Femenina Más Popular de aquel tiempo. De hecho cuenta con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, a la altura del número seis mil 918 del Hollywood Boulevard. Después de "The hour before dawn" (1944), filme con el que inició una larga serie de malas películas que en nada contribuyeron al afianzamiento de su carrera, la actriz perdió un hijo, un año antes su primer matrimonio había terminado. En 1944 se casó con el director André de Toth, y su tercer hijo, André Michael de Toth III, nació en 1945; aunque, se dice que fue en este periodo cuando empezó a beber. En 1948 nació su cuarta hija, Diana de Toth. Tras la prohibición de su peinado se vio confinada a títulos de serie B, que son inclasificables. Terminó su contrato con la Paramount y al mismo tiempo su carrera, pues aunque la Fox le dio un papel en "Furia en el trópico" (1949), Lake desapareció del cine. Entró en bancarrota en 1952 y se divorció de De Toth, además sufrió confiscaciones por no pagar impuestos. Como último recurso, se resignó a trabajar para la televisión y los escenarios teatrales. En 1955 se casó con el músico Joseph A. McCarthy, y cuantro años después, tras romperse un tobillo, Lake ya no pudo volver a trabajar como actriz. Verónica volvió a divorciarse y empezó a vivir en hoteles baratos de Brooklyn y la zona de Nueva York. Fue arrestada en varias ocasiones por estar ebria y hacer escándalos públicos. Un periodista la encontró trabajando como camarera en el Martha Washington Hotel, de Manhattan, aunque ella pretextó que en realidad era una clienta, pero poco después confesó la verdad. Esa publicidad le proporcionó un triste regreso a los escenarios. En 1966, Lake trabajó para la televisión como presentadora, en la ciudad de Baltimore. Luego hizo un filme de pésima calidad: "Footsteps in the snow". Su salud físico y estado mental sufrió desfavorables cambios, y a finales de los 60 fue recluida por paranoia, en Hollywood, Florida. Después de un tiempo y ya recuperada publicó su biografía titulada "Veronica", por la que recibió mucha publicidad y críticas positivas. Con sus ganancias, Lake co-produjo y protagonizó una película de horror de bajo presupuesto, que sería la última: "Flesh feast" (1970). Ese año se trasladó a Reino Unido, donde contrajo matrimonio con el capitan Robert Carleton-Munro. El matrimonio fue breve. En 1973, regresó a Estados Unidos, donde tuvo que ser hospitalizada de inmediato. Enemistada con su familia e hijos, no recibía visita alguna. Verónica Lake murió el 7 de julio de 1973 en Burlington, Vermont (Estados Unidos), a causa de hepatitis e insuficiencia renal derivadas de su alcoholismo. Sus cenizas fueron esparcidas en las Islas Vírgenes, así terminó una de las mujeres con mayor éxito y sensualidad dentro del cine en blanco y negro. Después de su muerte la actriz ha sido recordada por su peinado, con homenajes en filmes como "¿Quién engañó a Roger Rabbit?", en donde el personaje de "Jessica Rabbit" cubre su ojo derecho con su hermosa cabellera. Asimismo, la imagen de Verónica Lake está plasmada en una de las guitarras acústicas de colección del músico Jack White, una Gretsch Rancher color blanco con dorado, que le acompaña en su más reciente gira junto al grupo The Dead Weather.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
550
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.