Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

La evolución de la Crisis ucraniana

05/11/2014 09:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAgencias

Los dos triunfadores de las elecciones al Parlamento de Ucrania son el bloque del presidente, Petro Poroshenko, y el partido del Frente Popular que lidera el primer ministro, Arseni Yatseniuk, y el portavoz parlamentario Alexander Turchinov. Estas dos fuerzas políticas son los dos pilares de la futura coalición parlamentaria y formarán el Gobierno, pero éste tendrá que incluir inevitablemente al menos una tercera parte de socios menores que tienen una visión similar de una Ucrania integrada en Europa.

En primer lugar, es probable que se una el tercer partido en discordia, el Samopovich ('Autoayuda'), pero también el Partido Batkivshchyna de Julia Tymoshenko podría ser el cuarto integrante de la coalición. Hay algunas dudas más por lo que respecta al populista Partido Radical, pero tampoco se excluye su participación. Cuanto más amplia sea la coalición, mayores serán la legitimidad del nuevo Gobierno y el apoyo parlamentario a sus reformas.

Los borradores de los acuerdos de coalición que han propuesto los dos socios fundamentales (el Bloque de Poroshenko y el Frente Popular) son muy similares en cuanto a objetivos y promesas de reformas. Ambos pretenden poner en marcha el acuerdo de asociación con la Unión Europea y preparar a Ucrania para convertirse en Estado miembro. Los dos incluyen la lucha contra la corrupción, la reforma del sistema judicial y organismos para la aplicación de la ley, la reforma de la administración pública y la descentralización, la reforma de la defensa y la seguridad, una reforma fiscal y la desregulación de la economía, reformas del sistema educativo y sanitario, una reforma del sistema energético y el fortalecimiento de la independencia energética.

Todas estas medidas las prometieron el presidente Poroshenko y el primer ministro Yatseniuk antes de las elecciones y son demandas insistentes de la sociedad ucraniana. La cuestión es si los dos líderes políticos y sus partidos serán capaces de romper con el pasado y empezar a cambiar el país. Esto dependerá de dos factores decisivos. En primer lugar, es clave la unidad de la futura coalición y una estrecha cooperación entre el presidente, el primer ministro y su gabinete y la mayoría parlamentaria. La experiencia previa de gobiernos de coalición de fuerzas proeuropeas en el período de 2005 a 2009, cuando los conflictos entre el presidente Viktor Yushchenko y la primera ministra Julia Timoshenko arruinaron cualquier posibilidad de reformas y contribuyeron a la vuelta de Viktor Yanukovich, debería servir de lección. Poroshenko y Yatseniuk deberían trabajar mano a mano y evitar entrar en lo que sería una peligrosa competición.

En segundo lugar, tiene que haber una voluntad política y una determinación suficientemente fuertes para superar la resistencia de la vieja guardia, que todavía conserva una buena porción del nuevo Parlamento y la administración del Estado. Desgraciadamente, la gente que ha estado asociada con la corrupción y con el régimen de Yanukovich no se ha reunido únicamente en el bloque de oposición, sino que también está entre los miembros de los partidos ganadores.

Si las futuras reformas acaban siendo rehenes de los intereses particulares de estas personas, la nueva coalición gubernamental tendrá una vida muy corta. Tras la tragedia del Maidán y la guerra en el este, los ucranianos no van a esperar eternamente un cambio que lleve a la justicia, la prosperidad y la seguridad al país. En ese caso, no se podrá evitar una nueva crisis y los costes de no haber hecho las reformas podrían ser letales para el Estado ucraniano.

Poroshenko no reconoce referendo por la autonomía de Donbas

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, anunció ayer que jamás reconocerá las elecciones que los territorios separatistas del este de Ucrania celebraron el domingo y adelantó que cancelará la ley de autonomía para esa zona. Poroshenko reunirá hoy a su Consejo de Seguridad y Defensa y, según anunció anoche, propondrá abolir la ley que iba a conceder un estatus especial a esa parte de la región de Donbas.

Moscú en cambio ha ofrecido apoyo al proceso político en los territorios en poder de los milicianos, donde se eligió a dirigentes y parlamentarios de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Pero, según se desprende de un comunicado de la cancillería rusa, el Kremlin quiere diálogo y no una declaración de independencia unilateral.

Kiev considera ilegítimas estas elecciones, pues había programado los comicios locales en estas zonas para el 7 de diciembre, algo que los independentistas de Donbas se negaron a aceptar. Tal y como estaba previsto, tanto en Donetsk como en Lugansk han vencido los candidatos que ya habían sido colocados al frente de las regiones por Rusia antes de retirar a sus cabecillas de territorio ucraniano.

Reacción de Alemania

Alemania fue uno de los países que ayer reaccionó de manera más enérgica. El portavoz de la canciller Angela Merkel recordó que las elecciones en diciembre dentro del marco legal ucraniano forman parte del acuerdo de paz de Minsk que hizo posible la paz, por lo que los comicios del domingo "no tienen base legal y ahondarán la crisis". La decisión de Poroshenko puede dar alas a los separatistas partidarios de seguir luchando para incorporar más territorios.

Kiev está bajo a presión de la guerra y ya empieza a notar las apreturas del invierno. Por eso podría adquirir carbón en las regiones de Donbas a pesar de estar controladas por los milicianos. Así lo reconoció ayer el viceministro de Energía e Industria Hullera de Ucrania, Yuri Ziukov.

"Estamos dispuestos a comprar carbón en territorios ocupados de las provincias de Lugansk y Donetsk. dinero debe llegar de manera controlada a los mineros, para estar seguros nosotros de que se gastará para pagarles sus salarios, costear el consumo de energía y resolver problemas sociales en las localidades donde viven los mineros". Las empresas de la industria hullera de Donbás han almacenado cerca de 2, 1 millones de toneladas de carbón.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
137
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.