Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Exhiben mobiliario virreinal de Oaxaca en el Museo Franz Mayer

25/08/2011 13:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La exposición “Arte y erudición en el mobiliario virreinal de la Villa Alta, Oaxaca” fue abierta esta noche en el Museo Franz Mayer de esta ciudad, donde permanecerá abierta al público hasta el 13 de noviembre. La muestra, con la que se celebra el 25 aniversario de ese recinto, presenta 66 piezas únicas de mobiliario virreinal de alrededor de 20 colecciones privadas, así como del Museo Nacional de Historia localizado en el Castillo de Chapultepec. Otros museos que han prestado, como acto excepcional, parte de su acervo que se inscribe en este rubro, son el José Luis Bello González, el del Colegio de San Ignacio de Loyola, el de las Vizcaínas y la Colección Banco Nacional de México. El público puede ver piezas únicas realizadas por artesanos de la zona serrana de Oaxaca. Estos objetos, ricamente decorados con maderas preciosas y diversos temas, fueron altamente cotizados por su originalidad durante el periodo virreinal. En el marco del festejo del 25 aniversario del Museo Franz Mayer, esta exhibición muestra una gran variedad de muebles de uso civil, entre los que se encuentran los escritorios, papeleras, escribanías, bufetillos, baúles y cajas de excelente factura. Esos objetos fueron realizados con una técnica de marquetería única en su tipo y realizados exclusivamente en la zona serrana de Oaxaca, en la Villa Alta de San Ildefonso y muy pronto, fueron cotizados en México y en el parte del extranjero. Para esos muebles existió el gusto por construir escenas que semejan grabados mediante el uso de maderas contrastantes y esgrafiados rellenos por una pasta negra, creada a base de pelo de chivo, cal, carbón vegetal y aceite de linaza. Ese terminado, que recibía el nombre de zulaque, fue altamente apreciado por las familias de recursos económicos elevados. Sin embargo, en la exposición también es posible encontrar ejemplares de rico colorido aplicado solamente con pincel. En los talleres de Analco, uno de los dos barrios prominentes de la Villa Alta, se tenían a la mano numerosos grabados europeos, principalmente flamencos, que sirvieron de base para la representación de las imágenes que decoran los muebles. Es indudable que los directores intelectuales, frailes dominicos y patrocinadores directos, proporcionaron a los artesanos un amplio corpus de imágenes eruditas, de ahí la riqueza en el repertorio iconográfico de este mobiliario que ahora se muestra. La mayoría de las piezas presenta escenas de corte mitológico o discursos de gran complejidad en sus lecturas. De estos últimos destacan mensajes de la Historia Sagrada y de carácter humanista, que tanto arraigo tuvieron en el gusto de antes. Hay también escenas galantes, de vistas urbanas, de cacería y juego, o aquellos que tenían mensajes morales que recordaban a sus dueños la importancia del buen juicio, la armonía y la fidelidad, reflejo de la moral y las costumbres de moda. Otros temas versan sobre la brevedad de la vida, lo fatuo del lujo y los placeres terrenales, así como los humores del cuerpo, los cinco sentidos, las edades del hombre y las estaciones del año, temas universales en diversas bellas artes. Las composiciones aparecen enmarcadas en la mayoría de los muebles con cenefas de variados diseños, geométricas y vegetales, provenientes de la iconográfica prehispánica, con lo cual el mestizaje cultural quedó plenamente representado. Esas piezas fueron altamente cotizadas en Europa. Unas se realizaron por encargo y sirvieron como regalos de boda, o simplemente, para los palacios de los nobles que mandaban a hacer su mobiliario con el escudo de armas de sus apellidos. La zona de la Villa Alta, en el Estado de Oaxaca, fue un muy importante núcleo mercantil en el que se comercializaban tejidos de algodón y grana cochinilla, que eran exportados principalmente hacia España, Francia, Holanda e Inglaterra. La exposición, que se presenta como parte de los resultados obtenidos gracias a una beca que otorgara al museo la Fundación Getty para el estudio de sus acervos de mobiliario, se complementará con un catálogo que se publicará próximamente. La muestra, curada por Carla Aymes, Gustavo Curiel e Hilda Urréchaga, estará abierta hasta el 13 de noviembre y presenta 66 piezas de colecciones privadas los acervos mencionados. La exposición tuvo el apoyo de la de la doctora Alejandra Quintanar para la investigación de las maderas que componen las piezas expuestas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
115
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.