Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Exhortan a repensar sistemas de seguridad social en salud en México

08/08/2010 04:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Debido a que la situación del país ha cambiado en términos de práctica profesional independiente, que no cotiza a sistema de seguridad social alguno, es necesario repensar esquemas desarrollados en el siglo pasado y garantizar el derecho constitucional a la salud. El director general de Afiliación y Operación del Seguro Popular, David García-Junco Machado, señaló en entrevista que este instrumento hace operativa la garantía constitucional de derecho a la salud sin importar el estatus laboral de las personas. El funcionario de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS) explicó que los efectos que tiene en la sociedad ese compromiso del Estado es que la gente ya no tiene que preocuparse por los gastos que genera carecer de esa atención. Tras negar que el Seguro Popular genere “informalidad”, consideró que no se puede decir que son malos los esquemas vinculados al mercado formal a través de los cuales aporta el patrón y el Estado, pues en su momento respondieron a las necesidades del país. Explicó que lo que sucede es que en términos financieros los sistemas de seguridad social como el IMSS, ISSSTE y otros, como Petróleos Mexicanos (Pemex) y Fuerzas Armadas, “están siendo costosísimos para el país y no estamos viendo tampoco en términos de salud un efecto extraordinario”. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) opinó que “es una gran institución. Lo que hicimos era algo que debimos hacer, pero también las condiciones han cambiado y es algo que tenemos que repensar. Es bien sabido que hay problemas financieros en este y otros sistemas de salud”. En opinión del funcionario, se necesita repensar el seguro de salud pues debería de ser un sistema que separe la provisión del financiamiento; que haya uno o más mecanismos u organizaciones financiadores con distintos proveedores, En tercer lugar, debería estar separada la salud de otra parte de protección social como las jubilaciones y pensiones, pues lo primero que se tiene que hacer y la meta del Seguro Popular es la cobertura universal voluntaria. Abundó que como esquema, el Seguro Popular es uno de los más modernos que hay en términos de financiamiento, pues no es prestador de servicio; es un mecanismo financiador de los proveedores de servicios que mayoritariamente son toda la infraestructura de salud de los estados. Debido a cómo se aplica este mecanismo en todo el país y gracias al Seguro Popular, la inversión que se ha hecho en infraestructura ha permitido mitigar mucho de los rezagos históricos que se tenían para todo ese sector que no está atendido, refirió García-Junco Machado. “Si se ve con objetividad, más de la mitad del país no tenía cobertura en salud y actualmente ya se han afiliado 37 millones de personas, que se les da el mejor servicio a través de los estados y siempre se monitorea para mejorar la calidad”, aseveró. García-Junco Machado externó que el tema de que si los mexicanos tienen derecho o no a la salud no debería de ser parte de una agenda de discusión, porque se definió hace muchas décadas y actualmente ya se pudo brindar la cobertura universal en salud. El director de Afiliación y Operación del Seguro Popular informó que para mediados de 2011 se logrará la meta de que 49 millones de mexicanos estén afiliados a ese programa. “Estimamos que vamos a llegar a un padrón de casi 49 millones de pólizas; no todos los mexicanos van a tener una póliza, pero todo el que quiera ir a solicitarla puede hacerla, y esa meta se alcanzará en el 2011”, reiteró. Este año, se ha hecho un gran esfuerzo de los gobiernos federal y estatales, así como el Congreso de la Unión para afiliar al doble de personas que en otros años, pues se registran al mes casi un millón de afiliados y en lo que va de este año son más de siete millones más. México, abundó, está en un momento de expansión brutal como lo quisieran muchos otros países con más recursos y que no lo pueden hacer, lo que representa una buena muestra hacia qué sistemas y cómo queremos transitar en esta materia. El funcionario informó que al menos 98 por ciento de los 37 millones de afiliados en el Seguro Popular reciben atención gratuita y poca gente es la que entra a los niveles contributivos, pues están convencidos de que debe ser un sistema solidaria. Indicó que la corresponsabilidad de los afiliados se tiene que hacer más con políticas de prevención, para evitar enfermedades graves como diabetes e hipertensión, que en gran parte son consecuencia de otros males de salud pública como la obesidad, lo que representa un fuerte gasto público. David García-Junco precisó que la única condición para que sea inscrito al Seguro Popular es no tener otro tipo de seguridad social, como IMSS o Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); la cuota que paga el individuo se determina a través de una encuesta socieconómica. La mayoría de los afiliados al Seguro Popular, aclaró, no pagan cuota porque pertenecen a personas que están por debajo de cuatro decídeles, es decir, que cada decil corresponde a 10 por ciento de la población, que representan unas 40 millones de personas en este país. Además, las embarazadas y desde 2006 cada niño que nace en México tiene derecho al ciento por ciento de la cobertura en salud a través del Seguro Médico para una Nueva Generación, esquema creado por el presidente Felipe Calderón. Por otra parte, las cuotas que se pagan al Seguro Popular se quedan como recursos adicionales para los estados, y lo que hacen en las entidades federativas es que los gobiernos locales absorben ese gasto. “Lo que han hecho muchos estados es no cobrar a la gente y el estado pone de sus recursos, y esto se ha extendido en las entidades porque están convencidos que es un derecho inherente a los mexicanos”, reconoció el funcionario federal. El objetivo del Seguro Popular es darle atención médica a todos los mexicanos; en consecuencia los requisitos que hay para la filiación es información básica de identidad. El tipo de trabajo que desarrolla no tiene nada que ver, lo único que se pide es que no tenga ni IMSS, ISSSTE ni ningún otro tipo de servicio público de salud. Finalmente, desestimó aquellas voces que indican que el Seguro Popular genera informalidad y que los que pagan impuestos a través del IMSS o el Impuesto sobre la Renta del Trabajo (ISR), cargan con el financiamiento de este seguro. “El derecho a la salud es una garantía constitucional. Todos pagamos impuestos y los sistemas que diseñamos hace ya muchas décadas con esa visión, pues la sociedad cambió y la viabilidad financiera que tiene esos esquemas es muy limitada”, refirió.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
92
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.