Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Matiasgt escriba una noticia?

El éxito está en el final ¡evita los 5 errores comunes al escribir una conclusión!

31/07/2017 19:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sin lugar a dudas, entender cómo escribir una conclusión no es tarea sencilla, por eso nos cuesta tanto llevarla a cabo

Pensando en esto, en esta oportunidad no queremos decirte qué debes hacer para cerrar de buena manera tu investigación, por el contrario queremos enseñarte los errores más comunes que se cometen al redactar las conclusiones, así podrás evitarlos y perfeccionar tu texto.

¿Estás preparado? Síguenos en esta excelente lista, que no solo mejorará tu trabajo, sino que te aportará información útil, que podrás poner en práctica el resto de vida.

Descubre los errores más usuales al escribir una conclusión

Veamos si has cometido alguno de ellos y descubramos la mejor forma de corregirlos:

El uso de frases forzadas:

Te pedimos que por ningún motivo permitas que el inicio de tu conclusión sea una frase del tipo: “el presente trabajo tuvo la finalidad de…” o “para concluir el presente informe”, porque suenan sumamente triviales, antinaturales y falsas. El lector puede perder el interés de leer tu conclusión con solo ver estas palabras, con lo cual pierdes credibilidad.

Es importante que sepas que redactar una conclusión sólida es una cuestión de sutileza, por tanto desecha ahora mismo estas presentaciones directas e innecesarias. Una conclusión eficiente debe ser capaz de mantenerse en pie sin el uso de estas freses repetitivas ¡Anímate!

No te guardes información para el final:

Si te encuentras redactando un informe, te queremos pedir que no dejes el argumento principal para la conclusión, puesto que en lugar de conseguir un impacto dramático harás de tu trabajo un auténtico desorden. Esto, por supuesto, es una de las principales razones para que el lector abandone tu trabajo, incluso antes de llegar a la mitad del contenido.

Mantén el tono del informe

Evita introducir nueva información:

Si tienes en mente un tema secundario o una nueva idea, por favor, no lo dejes para la conclusión, porque dentro de las normas de una buena metodología se encuentra implícito el plasmar toda la información relevante dentro del cuerpo del trabajo escrito.

Asimismo, ten presente que una conclusión debe resumir toda la información y no expandirla aún más. Pero, si de verdad consideras importante esa idea, te aconsejamos hacer una elegante sugerencia al lector, invitándolo a ahondar más en la idea en cuestión.

Mantén el tono del informe:

Los cambios de tono son bastante frecuentes al momento de redactar una conclusión personal, pero debes evitarlos de manera obligatoria. Si todo el trabajo presenta una entonación académica, por ejemplo, asegúrate de que la conclusión también la tenga, así conseguirás que el lector mantenga una coherencia agradable.

Olvídate de justificaciones en primera persona:

Bien, nosotros podemos hablarte de esta amistosa manera porque nos encontramos en una amena charla, no obstante, la forma verbal para escribir un trabajo de investigación es más consecuente. Además, si utilizas frases en primera persona que resten credibilidad a tu informe, ten por seguro que la conclusión será un desastre.


Sobre esta noticia

Autor:
Matiasgt (17 noticias)
Visitas:
6052
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.