Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Expertos trabajan en última etapa de restauración de códice colonial

08/03/2012 09:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabajan en la ultima etapa de restauración de un códice colonial del pueblo de San Pedro y San Pablo Atlapulco, Estado de México, el cual da cuenta de los tributos que ofrecían las comunidades aledañas a esta cabecera indígena. Al respecto, la restauradora Marie Vander Meeren destacó: “es un códice único, porque es el primero del que tenemos noticia, que fue pintado sobre pergamino, siendo que la gran mayoría de este tipo de manuscritos coloniales fue hecha sobre papel amate o papel europeo”. La especialista detalló que el códice de San Pedro y San Pablo Atlapulco fue llevado hace varios meses al Taller de Restauración de Documentos Gráficos de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC). Señaló que el códice se traslado a este espacio luego de que a finales del año pasado, “miembros del Comisariado de Bienes Comunales de esta comunidad mexiquense se enteraron que en el INAH habíamos restaurado un códice del Estado de México, de la localidad de Coatepec, lo que les generó confianza y se acercaron a nosotros para que restauráramos su documento histórico”. Detalló que ambas piezas tienen rasgos característicos de un códice de la región, denominados Techialoyan y que presentan una temática relacionada con la entrega de tributos que en la Colonia daban las comunidades aledañas a San Pedro Atlapulco. “En la pintura se ve al cura elaborando una lista de dichas contribuciones. También, contiene glosas, manuscritos, que identifican a los pueblos que tributaban y algunos acontecimientos de la localidad”, abundó la experta. Explicó que este documento de 80 por 60 centímetros se estima fue elaborado hacia finales del siglo XVII y principios del XVIII, lo que se deduce a partir de la presencia del estilo indígena en la distribución espacial de los elementos pictóricos, aunque también del arte europeo, donde los cuerpos de los personajes se pintaron de tres cuartos y no de perfil. “Pero todavía falta que los expertos en códices lo analicen para precisar su fecha de creación y las particularidades de su contenido” puntualizó la restauradora. Del estado de conservación del Códice de Atlapulco apuntó que éste es aceptable, a pesar de haber sido hecho sobre pergamino, material poco flexible, que con el tiempo tiende a resecarse y es muy sensible a los cambios de temperatura y humedad. Además, precisó que fue doblado en varias secciones, por lo que la capa pictórica presentaba abrasiones y craquelado en varias partes. Vander Meeren dijo que el códice presenta dos roturas, una en la esquina inferior derecha, de 12 centímetros aproximadamente, y otra en el extremo derecho, casi en medio de 7.8 centímetros. Expuso que una intervención hecha en este documento consistió en hacer el registro fotográfico y análisis gráfico por medio de computadoras, para determinar con precisión las pérdidas de la capa pictórica, presencia de manchas, así como de los dobleces, arrugas y roturas, producto del manejo. Previo al tratamiento, el doctor José Luis Ruvalcaba, del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hizo un análisis de la composición de materiales, mediante los métodos de fluorescencias de rayos X y luz ultravioleta. “Después procedimos a hacer una limpieza superficial, para no dañar los colores y, posteriormente, se comenzó un proceso de estiramiento del pergamino. Lo que hicimos fue ponerlo en una cámara de humectación, con el objeto de devolverle flexibilidad, y luego lo estiramos poco a poco, hasta dejarlo plano. Ahora está en una etapa de estabilización”, abundó. La restauradora Marie Vander estimó que el códice podría devolverse a la comunidad de San Pedro y San Pablo Atlapulco hacia finales de este mes, junto con una serie de recomendaciones para su adecuada preservación, entre ellas, evitar doblarlo. Se entregará, dijo, extendido en una guarda de primer nivel, (funda suave), y otra de segundo nivel, una caja de polipropileno. “También les vamos a recomendar que dispongan un mueble adecuado, como una cajonera para guardar planos, así como las acciones para garantizar su seguridad”, puntualizó la experta. La entrega del documento se hará junto con un informe detallado del proceso de restauración, incluidos los estudios de composición, y también del material gráfico generado alrededor del documento, concluyó la restauradora.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
143
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.