Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Explora Iglesia alternativas para promover valores como la paz:teólogo

02/10/2011 09:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque con el mal no se pacta, el teólogo Pedro Arellano señaló que en el Derecho Canónico no hay prohibición expresa alguna para dialogar o negociar con aquellos a quienes se les podría calificar como delincuentes. Al tratarse de la promoción de valores fundamentales como la paz social, la Iglesia Católica no sólo tiene la opción, sino que es su obligación moral explorar todas la alternativas posibles que lleven a la prevalencia de esas cualidades, señaló el presidente del Consejo Editorial de la Arquidiócesis de México. En ese tenor consideró correcta la opinión del sacerdote Alejandro Solalinde, quien señaló la posibilidad de buscar un diálogo con narcotraficantes para terminar con la explotación de indocumentados, pero sólo si “fuera con motivos de conversión sincero, con miras a un cambio” como expuso el defensor de los migrantes en una entrevista. Arellano reiteró que en el Derecho Canónico no hay prohibición expresa de dialogar o negociar con personas consideradas como delincuentes, y que la Iglesia y sus representantes pueden recurrir a cualquier acción o conducta que consideren conveniente para alcanzar objetivos superiores, como la paz social. Asimismo recordó que intervenciones de la Iglesia en búsqueda de objetivos sociales superiores se han dado ya en el pasado, como la que permitió en el sexenio de Miguel de la Madrid firmar un pacto de estabilidad para enfrentar los efectos más agudos de la crisis económica. En aquellos años, cuando la inflación anual superaba ciento por ciento y se encarcelaba a la gente por el delito de acopiar un bulto de azúcar para protegerse del constante aumento de precios, “la estabilidad social estuvo a punto de romperse”, refirió. Ante ese escenario, el doctor Arellano afirmó que la intervención de la Iglesia Católica fue fundamental para convocar a todos los sectores sociales a que firmaran el pacto de estabilidad que permitió contener el acelerado deterioro de la estabilidad social. Otro ejemplo similar, expuso, fue el ocurrido después de los terremotos de 1985 cuando el gobierno quedó paralizado durante más de 24 horas sin saber cómo reaccionar ante la magnitud de los hechos. En aquella ocasión el vocero del Episcopado Mexicano comentó que si el gobierno no sabía qué hacer, la Iglesia estaba dispuesta a asumir el papel rector ante la emergencia; fue así como el Estado reaccionó, aseveró el especialista. Aplicando el mismo razonamiento, el teólogo Pedro Arellano expuso que la iniciativa del padre Alejandro Solalinde puede ser el impulso que el gobierno necesita para encontrar la manera de enfrentar a la delincuencia organizada que afecta la paz y la convivencia social. Reiteró por ello que cualquier acción o conducta de la Iglesia está justificada y no debe ser descalificada, si se logra el objetivo superior que se busca, ya que el dialogo no implica pactar. En tal caso se trataría de una especie de pausa o tregua mientras se solucionan de fondo los problemas, tal como sucedió con los pactos de los 80, pues recalcó que “con el mal no se pacta”. El teólogo recordó que el padre Solalinde, fundador del refugio “Hermanos en el camino” ubicado en Ixtepec, Oaxaca, dejó muy claro que su misión como pastores no es negociar ni pactar, sino “defender al ser humano ayudarlo, promoverlo”.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
37
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.