Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Exponen obra de Mathias Goeritz en Guadalajara

03/08/2011 04:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un conjunto de piezas elaboradas por el artista de origen alemán pero radicado en México, Mathias Goeritz, fallecido el 4 de agosto de 1990, puede ser apreciado en la Sala Museográfica del Instituto Cultural Cabañas, de Guadalajara. La muestra “Mensajes de Mathias Goeritz”, que podrá ser visitada hasta el 4 de septiembre próximo, exhibe piezas pertenecientes a la colección del artista que fue donada al Instituto Cultural Cabañas por Ana Cecilia Treviño. En esta ocasión se presenta un conjunto de 14 mensajes elaborados en láminas de oro, plata, bronce y aluminio sobre madera; cuadros absolutos e infinitos, cuyos reflejos evocan un misticismo desconocido y moderno. Dicha colección reúne piezas representativas de toda la producción artística de Goeritz, como obra en papel producida en la década de 1940, esculturas en bronce, metal y madera, series de bules, la vía láctea, su archivo documental, que incluye fotografías, y una amplia correspondencia que recibió Goeritz de amigos y artistas. El artista plástico Mathias Goeritz, asociado a tendencias de la abstracción constructiva, nació el 4 de abril de 1915 en la actual Gdansk, Alemania, donde estudió medicina durante un año. Sin embargo, sus inquietudes estéticas le llevaron a abandonar dicha carrera, matriculándose en la escuela de Artes y Oficios de Berlín Charlottenburg, donde estudió Filosofía e Historia del Arte, doctorándose en esta última. Después de la implantación del Nacionalsocialismo, en 1936, abandonó Alemania para iniciar un viaje por Europa y el norte de África. Este periodo se ve reflejado en la pintura que realizó en su primera etapa, que está marcada por la guerra y refleja la influencia de los grupos impresionistas alemanes "Die Brücke" y "Der blaue Reiter". Alrededor de 1945 se instaló en España, donde trabajó al lado de importantes artistas de la vanguardia como Joan Miró y Ángel Ferrant, entre otros. En 1949 creó la Escuela de Altamira en Santillana del Mar, Santander, época en la que su estilo evolucionó hacia la abstracción, marcada por su relación con Miró y las pinturas rupestres de Altamira. En 1949, después de no recibir la renovación de su permiso de residencia en España, se mudó a Guadalajara, Jalisco. Una vez ahí el arquitecto Ignacio Díaz Morales lo invitó como maestro a la recién fundada Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara, debido a que el rector general, Jorge Matute Remus, quiso incorporar profesionales europeos a la institución. En dicha universidad creó un taller de diseño en el que difundió las ideas de la escuela de diseño alemana Bauhaus. Cinco años más tarde, en 1951, fue contratado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para dirigir un taller de educación visual, y posteriormente la Universidad Iberoamericana le encomendó la creación de la Escuela de Artes Plásticas. A partir de entonces tuvo una influencia notable en la plástica contemporánea, abriendo a México a la modernidad. Gracias a Goeritz se expuso por primera vez en territorio nacional la obra de Paul Klee y Henri Moore, y a partir de entonces alterna la pintura con la escultura, que se convirtió en el fundamento de su creación, evolucionando del expresionismo a la abstracción. En 1953 creó el Museo Experimental El Eco, una de las obras más significativas del arquitecto, además de crucial en la historia del arte moderno mexicano. Un año más tarde se publicó el manifiesto de la "Arquitectura emocional", caracterizado por un diseño limpio y la construcción de torres, donde lo primordial es el diseño escultórico antes que el funcional. En 1957, el artista, en colaboración con el arquitecto Luis Barragán y el pintor Jesús Reyes Ferreira, realizó las Torres de Satélite, que fueron inauguradas en 1958 como emblema de esa zona recién abierta del Valle de México. Paralelamente realizó las Torres de Temixco, en el estado de Morelos, y los Vitrales de la Capilla de San Lorenzo Mártir, en la Ciudad de México. Más tarde, en 1959, el artista comienza a crear la serie de obras bidimensionales conocidas como "Mensajes dorados", obra monocromática que destaca por utilizar a la hoja de oro como material primordial y definida por el propio Goeritz como "una oración plástica". Estas piezas fueron las precursoras de su colaboración con Luis Barragán en el proyecto del altar de la Capilla de las Capuchinas, en la Ciudad de México, en 1963. Al año siguiente realizó la escultura de la Estrella de David, las torres y los vitrales de la Sinagoga Maguen David. Para los Juegos Olímpicos de 1968, Goeritz promovió la creación de la "Ruta de la Amistad", un circuito escultórico urbano que estuvo colocado en el Anillo Periférico de la Ciudad de México y abarcó cerca de 17 kilómetros, donde se pudo apreciar la obra de 16 artistas internacionales, creando para esta muestra "La Osa Mayor". Con el propósito de integrar el arte y la naturaleza, Goeritz participó en otro proyecto colectivo: el Espacio Escultórico de la UNAM, en 1979, ubicado cerca de la pirámide de Cuicuilco. Este trabajo fue creado con los escultores Hersúa, Helen Escobedo, Manuel Felguérez, Sebastián y Federico Silva. Asimismo, creó "Los prismas incrustados", en el bosque de Chapultepec, y la "Corona de Bambi", en el Centro Cultural Universitario, en la que consigue ilusiones ópticas. De toda su obra quizás la más compleja e interesante, como la calificó el propio artista, sea "El Laberinto", ubicada en el Centro Comunitario Alejandro y Lily Saltiel de Jerusalén. Este edificio carece de ventanas y la luz se introduce a él a través de amplias terrazas. Otras de sus obras destacadas es "Las Torres", en la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM, inaugurada en febrero de 1982, y la torre de la Fundación Miguel Alemán de la Ciudad de México, en 1988. Mathias Goeritz falleció el 4 de agosto de 1990, en la Ciudad de México, mismo año en que se terminó, de manera póstuma, su obra "Monograma ATM", en Jerusalén.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
86
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.