Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Exposición de Guillermo Roel en la Embajada de México en Alemania

20/09/2012 04:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Transgressing Dimensions“ (Dimensiones Transgresoras) es el título de la exposición que el artista mexicano Guillermo Roel presentó en el espacio cultural de la Embajada de México en Berlín. Con esta obra, “el resultado de mi trabajo como artista está directamente ligado entre el proceso y la pieza, mi arte no es ya solo un objeto que es el resultado de la creatividad, sino que ahora mi creatividad abarca tanto los procesos como los resultados. “Me son igualmente importantes los cuadros, el video, la fotografía y el trabajo para la realización”, dijo Guillermo Roel a Notimex en la capital alemana. La exposición consta de las fotografías trabajadas como sobreimpresión y diferentes lentes, un video con el niño lacandón y sobreimpresiones del mismo con una duración de cinco minutos, así como un tríptico a base de tres videos que se proyectan en forma simultánea en una pantalla, con una duración de 10 minutos. “Estoy abriendo diferentes dimensiones –una cosa, en un mismo momento, en diferentes dimensiones-. La realidad está compuesta por diferentes cosas que se van manifestando en el tiempo y en el espacio, pero nuestra capacidad de participar en esta realidad que sucede es limitada”, dijo. “Yo considero y creo que simultáneamente a lo que nosotros vemos como realidad están sucediendo diferentes cosas, más profundas, que no podemos nosotros captar. En esta pieza de video estoy tratando de abrir caminos a esas diferentes realidades que normalmente no captamos en un mismo momento”. Agregó que “todo ésto está ocurriendo con un niño en la selva Lacandona. El proyecto tenía como objetivo inicial hacer arte con un grupo de gente local en un lugar alejado de la civilización, en este caso la selva Lacandona”. Para la realización “hicimos dos expediciones de tres semanas cada una. La primera fue en diciembre del año pasado, nos metimos a la selva Lacandona y tuvimos el primer contacto para conocer a la gente de la comunidad y encontrar los lugares para la realización del proyecto”. Establecieron la relación con los Lacandones y con los Tzeltales. La segunda expedición en el mes de enero fue ya para realizar la pieza “a base de movimientos de tierra. La pieza fue una imagen de 70 metros por 70 metros, que fue hecha con tierras y arenas del lugar, con una visión completamenete ecológica”. Es la imagen de la cara de un niño lacandón de esas dimensiones. “Para hacer eso movimos alrededor de cinco toneladas de tierra negra y como seis toneladas de arena blanca. Y todo ésto sin camiones, sino a lomo de gente. El proceso fue largo y arduo. A mi me gusta mucho la imagen de que la gente trabajó la tierra pero en esta ocasión, en vez de hacerlo para sembrar, trabajaron la tierra para hacer arte”. El equipo que realizó la expedición estuvo formado por el productor Francisco Moreno, otros productores, fotógrafos y el filósofo Luca Barbato, quien junto con Guillermo Roel tomaba las decisiones conceptuales y filosóficas del proyecto. La pintura fue hecha en la tierra, aunque efímera, porque con el tiempo esa imagen desaparece. “Nosotros hicimos el registro con fotografía y video, que pasan a ser parte de las piezas de arte que se pueden llevar al mundo”. Para las fotografías de la cara del niño lacandón hechas con tierra, en una superficie de 70 metros por 70, se necesitaron viajes en helicóptero. Las fotografías se tomaron a 700 metros de altura. La cara del niño fue hecha en la superficie plana de un campo de fútbol que hay en el bosque, en esa región de México. Se utilizaron asimismo lentes para las fotografías que hacen esférico el horizonte, de manera que se produce la impresión de que la gran cara del niño lacandón abarca el mundo. Asimismo se hicieron sobreimpresiones en el video, de forma que el niño se ve haciendo muchas veces lo mismo pero en tiempos diferentes. Guillermo Roel dijo que la exposición se llama “Transgressing Dimensions” (Dimensiones transgresoras) porque hay dimensiones en las cuales no podemos normalmente percibir y el objetivo de esa acción fue tratar de romper esas barreras para poder ver esas dimensiones. Esa obra se presentará durante la tercera semana de octubre en la Ciudad de México.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
102
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.