Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Falta de fe y de oración provoca la actual pobreza espiritual: Rivera

30/10/2011 08:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La falta de fe, de vida espiritual, de oración y de estima ante el mundo, ha conducido a un periodo de tibieza y pobreza espiritual inimaginables en otros tiempos, lamentó el cardenal Norberto Rivera Carrera. El origen de esa situación proviene de una triple causa: el oportunismo y no tomar en serio a Dios, apartarse del camino de Dios para seguir el camino propio y guiarse por la apariencia de las personas. En su homilía dominical en la Catedral Metropolitana, el arzobispo primado de México dedicó el sermón a explicar la enseñanza de Cristo a los intelectuales y a los doctores de la ley, quienes se desprestigian ante el pueblo porque anteponen otras ideas a la gloria de Dios. Jesús, destacó el cardenal, conoce muy bien el abismo entre la enseñanza y el testimonio de vida y por eso alerta contra los demagogos, gurús e iluminados que venden falsas promesas y enajenan la mente de sus seguidores. “Jesús no critica ni tiene nada contra las cátedras, ni contra los maestros, ni contra los líderes, la crítica dura recae sobre la incoherencia de aquellos que actuamos como un anti-testimonio de aquello que decimos creer”, puntualizó el cardenal. Advirtió que toda persona corre el riesgo de caer en la inercia de la incoherencia, de la falsedad y de la falta de humanismo. La inercia de la incoherencia, agregó, es el abismo entre teoría y práctica, entre los principios que están en desacuerdo con los hechos. La falta de humanismo significa querer imponer leyes o normas de vida de las cuales el propio legislador se siente exento; y la inercia de la falsedad es cubrir con apariencias exteriores el vacío de contenido interior, es la inautenticidad y la hipocresía. Por esa razón es que Jesús dijo a su pueblo, refiriéndose a sus dirigentes: “hagan lo que les digan pero no imiten sus obras”. Explicó que el mal ejemplo de los demás aunque se trate de los líderes de la comunidad, no excusa el cumplimiento de los propios deberes, así que si un político roba, no justifica que los demás también roben. Norberto Rivera llamó a reflexionar sobre las enseñanzas de Cristo que al ser reconocido como padre implica que todos los demás somos hermanos, pues esa es la consecuencia lógica y cordial de la paternidad de Dios, la fraternidad entre todos sus hijos. Del amor fraternal fluye espontáneamente la idea del servicio a los hermanos. Si Jesús, el único jefe y señor afirma que no ha venido a ser servido, sino a servir y dar la vida, sus discípulos deben servirse unos a otros como hermanos, concluyó el jerarca católico.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
141
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.