Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

Feria Municipal del Libro 2010

23/12/2010 01:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Carlos E. Bojórquez Urzaiz

La decisión de ofrecer un homenaje al compañero Eric Villanueva Mukul, por acuerdo de la Asociación de Editores y Libreros de Yucatán "Raúl Maldonado Coello" y la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, en el marco de la Feria Municipal del Libro, se aprecia como un acto de lealtad cultural necesaria, con la finalidad explícita de honrar a un intelectual yucateco, ya que si se juzgan bien las cosas, sus contribuciones en el ámbito de la bibliografía, además de sumar los veinticinco libros que lleva impresos, debe considerarse la edición de los numerosos títulos que con diligencia puso en circulación, a lo largo del país y aun con influencia latinoamericana, mientras fue diputado federal entre los años 2000 y 2003. He tenido la suerte de acompañar y compartir con Eric su firme insistencia de investigar, escribir y publicar, deseando encontrar caminos que hagan más cercanas las relaciones entre el libro y el lector, tareas en las que no fue ajeno quien obsequió su nombre a la Asociación de Editores y Libreros de Yucatán, el queridísimo Chini Maldonado, quien con Eric, Francisco Anda Vela y otros amigos fundamentales que se anticiparon en la inexorable senda de la vida, como Hernán Menéndez Rodríguez y Salvador Rodríguez Losa, formábamos tertulias alrededor del libro.

image

A Raúl Maldonado tocaba la difícil labor de conciliar lo que para entonces eran todavía sueños editoriales, pues mientras Eric y Pancho Anda, quien a la saz dirigía la revista, Yucatán: Historia y Economía, planteaban la edición de obras que fueran fruto de investigaciones históricas recientes, Salvador y Hernán, que conocían como pocos la bibliografía yucateca, sin negar la importancia de las ediciones nuevas, anhelaban reimprimir libros clásicos de Yucatán, tanto de historia como de literatura.

La parte simpática de estas reuniones es que nadie absolutamente tenía un centavo para apuntalar los trabajos editoriales que Maldonado emprendió, hasta hacer realidad nuestras propuestas y suyas, carente de capital y sin apoyo de institución pública alguna.

El desenlace de esta historia es conocida por todos, ya que cada cual siguió caminos cercanos a la bibliografía. Y en lo que a Eric toca, a quien ofrecen esta distinción los editores y libreros yucatecos y el Ayuntamiento de Mérida, deseo subrayar que su afinidad con los libros fue, desde un principio, una especie de maridaje al estilo de las viejas familias, donde la pareja se toleran cualquier cantidad de majaderías, sin visos de divorcio.

Ciertamente comencé a tratar a Villanueva cuando era líder estudiantil en la Escuela Preparatoria, una época en la que sólo la paciencia infinita de algunos profesores, como Conrado Menéndez Díaz, lograron eximirnos de la ignorancia prematura que sin mucho pudor exhibíamos. Digo que no libraron de la ignorancia, porque en el año de 1975, sin éxito alguno de mi parte, estábamos publicando juntos en las páginas de Diario de Sureste, donde nos reuníamos con Maldonado Coello, y en 1977 Eric Villanueva dio a conocer uno de sus ensayos con el que se ganó el respecto del mundo académico.

Con el título de "Clases sociales y relaciones de producción en la zona henequenera yucateca", Francisco Anda insertó este ensayo en el número dos de la mencionada revista Yucatán: Historia y Economía. Unos años más tarde, exactamente en 1988, Raúl Maldonado editaría el primer libro de Eric Villanueva, titulado Así tomamos la tierra, cuya segunda edición corre a cargo de Roxana Maldonado, quien sigue fielmente la ruta trazada por su padre.

Para concluir quiero contar una anécdota ocurrida en 2003, año en el que Eric Villanueva y Ricardo Alarcón Quesada solicitaron que Héctor Hernández Pardo y yo fuéramos editores de los 8 tomos que integran la monumental obra Por el equilibrio del Mundo, donde escribieron autores tan prestigiados como Armando Hart, Andre Gunder Frank, Leopoldo Zea, James Petras y Roberto Fernández Retamar, por señalar sólo algunos nombres.

Recuerdo que mientras planeábamos esta colección, en una reunión que tuvo lugar en La Habana, el doctor Alarcón manifestó a Eric que las tareas editoriales "nos colocan cara a cara con una realidad latinoamericana esencialmente injusta, frente a la cual se debe tomar partido." Estoy seguro que las ideas de Ricardo Alarcón calaron hondo en el corazón de Eric, pues hace apenas unos meses el Instituto de Cultura de Yucatán le editó la obra, Yucatán: Historia y Cultura Henequenera. Surgimiento, auge y reforma, 1860-1938, en la que reúne un conjunto de visiones donde los mayas, y no hacendados como se ha querido hacer creer, fueron los protagonistas fundamentales del éxito que alcanzó el estado de Yucatán a través del cultivo de la fibra.

Abrazo fraternalmente a Eric Villanueva Mukul por el merecido obsequio que le hacen los libreros de Yucatán y el Ayuntamiento de Mérida. Me sumo a ellos con alegría.-------------------.- Palabras pronunciadas en el Salón del Cabildo de la Ciudad de Mérida, durante el homenaje a Eric Villanueva Mukul a quien se dedica la Feria Municipal del Libro 2010.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
989
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.