Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Festejará Marisa Paredes su cumpleaños 65 con próximo estreno de filme

02/04/2011 08:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La actriz española Marisa Paredes, quien se ganó el título de “Chica Almodóvar”, gracias a su trabajo en películas como "La flor de mi secreto", "Tacones lejanos" y "Todo sobre mi madre", celebrará este domingo su cumpleaños número 65 a la espera del estreno de “La piel que habito”. La afamada actriz participó en la nueva película del cineasta Pedro Almodóvar, basada en la novela “Tarántula”, del francés Thierry Jonquet, la cual llegará a los cines españoles el 2 de septiembre próximo. El filme aborda la historia del doctor “Ledgard”, un eminente cirujano plástico, interpretado por el afamado actor Antonio Banderas. El reparto de "La piel que habito" se completa con Elena Anaya, Jan Cornet y Roberto Álamo. La actriz, nacida el 3 de abril de 1946 en Madrid, y bautizada con el nombre de María Luisa Paredes Bartolomé, podría asistir al Festival de Málaga, a realizarse del 17 al 25 de abril, para presentar "Amores locos", que protagoniza bajo la dirección de Beda Docampo, quien compite por la Biznaga de Oro. Por otra parte, Francia rindió en marzo pasado tributo a Paredes, que incluyó la entrega de la Grande Médaille de Vermeil de la Ville de París. Desde niña, Marisa mostró una gran vocación por la actuación, y en 1960, cuando cumplió 14 años, debutó en cine. Un año después lo hizo en teatro. A pesar de que su familia no tenía una buena posición económica que le hubiese facilitado su adolescencia, Marisa consiguió abrirse camino en los escenarios. Actuó con la compañía de Conchita Montés como meritoria, en la obra de José López Rubio, "Esta noche tampoco", por lo que el teatro la ha acompañado durante toda su trayectoria profesional, aunque el número de intervenciones como actriz en cine o televisión es considerable. Estudió un tiempo en la Escuela de Arte Dramático, lo cual le permitió participar en filmes como "091, policía al habla" (1960), de José María Forqué y "El mundo sigue" (1963), de Fernando Fernán-Gómez. Gracias a su desempeño histriónico en "Las salvajes de Puente San Gil" (1966), de Antonio Ribas, consiguió el premio del Sindicato Nacional del Espectáculo. Posteriormente, rodó películas de éxito como "Carola de día, Carola de noche" (1969), de Jaime de Armiñán, y "El perro" (1976), de Antonio Isasi-Isasmendi. Pero su principal fuente de trabajo fue la televisión, sobre todo como actriz de series inspiradas en clásicos de la literatura. También resultó memorable su labor en producciones televisivas como "El hundimiento de la casa Usher", de Josefina Molina; "Los cascabeles de la locura", de Pilar Miró, y "Crimen y castigo", de Alberto González Vergel. En los años 80, el cine le proporcionó buenas oportunidades. Intervino en "Ópera prima" (1980), de Fernando Trueba, y "Tras el cristal" (1986), de Agustín Villaronga, con la que demostró un poderío dramático singular. Pero el reconocimiento internacional le llegó con sus trabajos junto a Pedro Almodóvar, quien la convirtió en una "Chica Almodóvar". Fue este cineasta quien escribió para ella el papel de "Becky del Páramo", en "Tacones lejanos" (1991), y quien volvió a darle un papel protagónico en "La flor de mi secreto" (1995) y en "Todo sobre mi madre" (1999). Por "La flor de mi secreto" fue nominada al premio Goya como Mejor Actriz Protagónica, galardón que le abrió las puertas del mercado internacional, pues trabajó con directores muy reconocidos del cine europeo, así como en producciones como "La vida es bella", del italiano Roberto Benigni. Tras conseguir el Premio Nacional de Cinematografía en 1996, Marisa Paredes cuidó su carrera internacional, que vino a prosperar gracias a dos películas del mexicano Arturo Ripstein, "Profundo carmesí" (1996) y "El coronel no tiene quien le escriba" (1999). Además, Marisa decidió ser defensora de un cine transfronterizo rodado en español, pues aprovechó esta oportunidad para promocionar las relaciones entre las cinematografías de ambos lados del Atlántico. "El espinazo del diablo" (2001), película producida por Pedro Almodóvar y dirigida por el mexicano Guillermo del Toro, permitió a Marisa Paredes trabajar junto a Federico Luppi. Con esta interpretación, la actriz demostró una vez más que su presencia, sofisticada y rica en connotaciones, es uno de los regalos más notables del moderno cine hispanohablante. De 2000 a 2003 fue la presidenta de la Academia del Cine Español, haciendo frente a la época más controvertida y polémica de ésta, ya que en el momento inicial de la guerra de Irak, los profesionales del cine español se manifestaron rotundamente en contra de todo ello en la gala de 2003. Paredes también actuó en "Salvajes" (2001), "Hable con ella" (2002), "Una preciosa puesta de Sol", "Dans le rouge du couchant" (2003), "Frío Sol de invierno" (2004), "O Espelho mágico", "Reinas" (2005) y "Las películas de mi madre". Así como en "Una ballena muriendo en el desierto" y "Four last songs" (2006), "Después de la lluvia", "El camino de Ana" (2007), "Tuya", "L´Uomo che ama", "1 vez 16 mm" (2008) y "Amores locos" (2009). Paredes, quien ha destacado en cine, televisión y teatro, es una de las celebridades a quien el hotel Astoria, en San Sebastián, le rinde tributo como parte de su reconocimiento al mundo del cine, pues cada una de las 102 habitaciones lleva el nombre de una estrella del Séptimo Arte. En marzo de 2010, Thierry Frémeaux, delegado general del Festival de Cannes, resumió la carrera cinematográfica de Paredes con el premio Españolas, el cual le entregó antes de la proyección de "La flor de mi secreto", filme que escogió la actriz para presentarse en el evento. El año pasado, interpretó el papel de reina Sofía en la miniserie de televisión emitida por Telecinco "Felipe y Letizia". La actriz trabajó al lado de Juanjo Puigcorbé como rey Juan Carlos. En abril de 2010 Paredes protagonizó "El Dios de madera", del director Vicente Molina Foix, la cual cuenta una doble pasión amorosa y un descubrimiento, enmarcados sobre el fondo de la emigración ilegal. Durante este año la actriz estrenó "Gigola", de Laure Charpentier, basada en la novela homónima censurada en 1972 por el Ministerio de Interior francés debido a sus escenas de sexo lésbico, en la que participan los intérpretes españoles Eduardo Noriega y Rossy de Palma.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
312
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.