Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Festejará MUNAL el centenario luctuoso de José María Velasco

24/08/2012 19:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el marco de la temática "Transformadores del paisaje" y con motivo del centenario luctuoso del paisajista mexicano José María Velasco, se llevarán a cabo el próximo 26 de agosto en el Museo Nacional de Arte (MUNAL) un ciclo de charlas tituladas "Mira Lee. José María Velasco: centenario luctuoso". Como complemento a la actividad se prevé una sesión de lecturas y recitales, con la participación de especialistas en ámbitos de la historia del arte y la literatura, en torno a la vida y obra del considerado promotor del romanticismo en la naturaleza y artífice de bellas postales de la ciudad de México. Aunado a ello, el MUNAL presentará en octubre próximo la muestra fotográfica titulada "Transformadores del paisaje", apoyada con audios pertenecientes a la Fonoteca de Ica, de acuerdo con información del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). También se contempla para noviembre el ciclo de cine “Velasco y el cine”, para lo cual se seleccionarán cuatro cintas relacionadas con la transformación del paisaje urbano en general. De igual manera, se proyectarán trabajos del pintor en 3D, a fin de rescatar a través de un recorrido interactivo, vistas y acercamientos a detalle del trabajo del mexicano. José María Tranquilino Francisco de Jesús Velasco Gómez nació en el poblado de Temascalcingo, Estado de México, el 6 de julio de 1840. A los siete años quedó huérfano de padre y tiempo después su familia se trasladó a la capital mexicana, en donde trabajó como empleado de una tienda de ropa. En 1850, inició sus estudios en el Colegio Lancasteriano de Santa Catalina Mártir y años después se trasladó al Colegio de San Miguel. Y fue hasta 1855, cuando conoció a Juan Verruchi y se inscribió en la clase de paisaje impartida por Eugenio Landesio, al tiempo que complementaba sus estudios con clases de anatomía. Sin embargo, su situación financiera se vislumbró de manera precaria durante esos años y, en ocasiones, tuvo la intención de abandonar sus estudios, pero en 1860 se le presentó la oportunidad de participar en un concurso. En dicha participación, José María Velasco ganó con su obra “Baño de pescaditos”, donde obtuvo una beca de 15 pesos. A partir de ese momento, Velasco comenzó a ganar diversos concursos y de la mano de Landesio, el pintor descubrió sus posibilidades, trazó su primer cuadro en 1866 bajo el título “Un paseo en los Alrededores de México”, de acuerdo con el sitio “redescolar.ilce.edu.mx”. En 1868, el mexiquense fue nombrado profesor de Perspectiva y ese mismo año contrajo matrimonio con Luz Sánchez Armas Galindo. Durante las celebraciones del centenario de la Revolución Francesa en México, José María Velasco fue designado por el gobierno como jefe de la delegación para participar en la Exposición Universal de Paris, en 1889, donde 68 obras se presentaron en esa ocasión. Cuatro años después asistió a la exposición por el cuarto centenario del descubrimiento de América, la cual se realizó en el marco de la Feria Mundial de Chicago. El promotor del romanticismo estuvo en relación con el impresionismo francés, movimiento que ejerció gran influencia sobre su trabajo. Sus cuadros, en su mayor parte paisajes, destacaron por su acento romántico, los cuales buscaron resaltar la naturaleza. Dos años antes de morir, Velasco pintó “El árbol caído”, pequeño cuadro que de alguna manera resultó simbólico y autobiográfico. Para 1901, se le otorgó la Cruz del Caballero de la Insignia de Francisco José. y un año después abandonó su clase de paisaje para desempeñarse como inspector de dibujo. Sus biógrafos indican que sus últimos años los paso con tristeza, pero acompañado de su equipo para pintar. Velasco nunca dejó de salir al campo para estampar los mejores paisajes mexicanos hasta que falleció el 26 de agosto de 1912, ya que fue víctima de un infarto cardíaco. Sus restos descansan en el panteón de Tepeyac. “Templo de San Bernardo”, “Luces sobre el lago”, “El puente de Metlac”, “Valle de México”, "El autorretrato", "El citlaltépetl" y "Visita de Querétaro", son algunos títulos destacados de las obras del mexiquense.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
384
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.