Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Festejará príncipe Carlos 62 años con posible boda de su primogénito

13/11/2010 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono, y quien se ha casado en dos ocasiones, la primera con la Princesa Diana, fallecida en 1997, y después con Camila Parker, cumplirá este domingo 62 años a la espera de que su hijo William contraiga nupcias con Kate Middleton. El hijo mayor de la reina Isabel II podría entregar el próximo año en matrimonio a su primogénito, quien, de acuerdo con versiones de prensa, podría hacer el compromiso oficial en 2011 y ese mismo año casarse con Middleton, con quien lleva una relación de más de ocho años. Por otra parte, hace unos días un canal de televisión de paga transmitió un especial sobre el príncipe Carlos, quien está a la espera de convertirse en rey, mientras lidera a la familia real en este nuevo siglo. El programa combinó un estilo narrativo con imágenes de archivo y otras filmaciones; además, incluyó entrevistas y opiniones personales de los biógrafos del príncipe y de las personas cercanas a la familia real británica. Educado desde la cuna para ser rey, Carlos Felipe Arturo, príncipe de Gales, quien nació en el palacio de Buckingham el 14 de noviembre de 1948, es el primer heredero a la corona que llega a las seis décadas de vida sin haber ascendido al trono. El también Caballero de la Jarretera, Conde de Chester, Lord de las islas y Gran Steward de Escocia, entre otros títulos, es el primogénito de Felipe de Grecia y de Dinamarca y de la reina Isabel II, quien a su muerte heredará el trono a su hijo. "Cuando Carlos se convierta en rey sentirá una gran tristeza, porque será tras la muerte de su madre, quien cuenta con 82 años, así que aunque es algo que siempre ha deseado, también no lo quiere", aseguró la biógrafa Penny Junor. En 1952, cuando subió al trono la reina Isabel II, el príncipe de Gales se convirtió en duque de Cornuelles y asumió también otros títulos nobiliarios. Asistió a la coronación de su madre en la Abadía de Westminster, sentado a un lado de su abuela la reina madre Isabel y su tía, la princesa Margarita. Para ese entonces ya era el heredero aparente del trono británico. Cursó sus estudios en la escuela Gordonstoun, en Escocia, y en el Trinity College de Cambridge. Con el fin de intentar aprender galés, Carlos estudió en el Colegio de Gales de Aberystwyth. Es el primer príncipe nacido en Inglaterra que intenta seriamente aprender el galés. En octubre de 1968 ingresó en la Universidad de Cambridge, donde cursó estudios de arqueología y antropología, y fue nombrado consejero de Estado cuando la reina visitó Canadá. En 1958 recibió el título de Príncipe de Gales aunque el acto oficial no tuvo lugar hasta el 1 de julio de 1969 en el castillo de Carnavon. Recibió su primer destino militar ese mismo año, con el grado de coronel del Regimiento Real de Gales, y en 1970 tomó posesión de su escaño en la Cámara de los Lord. El 29 de julio de 1981 contrajo matrimonio con Diana Spencer en la catedral de San Pablo. Todas las casas reales asistieron al enlace, con excepción del rey español Juan Carlos I, que declinó la invitación ya que el viaje de novios de la pareja incluía una escala en Gibraltar. Tras el matrimonio, Diana se convirtió en princesa de Gales, y fue una estrella mediática, perseguida por la prensa e imitada por muchos, aunque también recibió muchas críticas pues decían poseía una personalidad inestable. Los príncipes de Gales tuvieron dos hijos: Guillermo (William), segundo en la línea de sucesión al trono Británico, y Enrique (Harry), tercer puesto en la línea de sucesión al trono. La relación empezó a resquebrajarse en forma pública a finales de los 80; finalmente, a principios de la década de los 90 el distanciamiento entre ambos cónyuges era evidente. La prensa amarillista aprovechó la situación para realzar a una solitaria y rebelde Lady Di y dejar al príncipe de Gales como un ser aburrido, sujeto a las rígidas costumbres monárquicas frente a la opinión pública. En diciembre de 1992 la pareja llegó a un acuerdo de separación, anunciado ante el Parlamento por el primer ministro británico John Major. La separación no suponía ningún obstáculo constitucional para el futuro acceso al trono del príncipe Carlos. En 1994, Carlos admitió públicamente y por primera vez, haber sido infiel en su matrimonio al sostener una relación extra marital con Camilla Parker-Bowles, una antigua novia y amiga, casada con el brigadier Parker-Bowles, de quien se divorció un año más tarde. Tras la muerte de Diana Spencer, el 31 de agosto de 1997 en un accidente automovilístico en París, Francia, las apariciones públicas del príncipe con Camilla se hicieron más habituales, hasta que el 10 de febrero de 2005 se anunció su boda, la cual se llevó a cabo el 9 de abril. El enlace matrimonial, previsto para el día 8, tuvo que retrasarse un día debido a los funerales del Papa Juan Pablo II. Después de 30 años de amor clandestino que escandalizó a Reino Unido, Carlos y Camilla, ahora duquesa de Cornualles, recibieron la bendición del arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, en un sencillo oficio religioso en la capilla de San Jorge, del castillo de Windsor. Frente a la reina Isabel II, el duque de Edimburgo y unos 700 invitados, entre ellos familiares, amigos y miembros del sector político británico, la pareja se juró fidelidad. Siempre en la mira de los medios de comunicación, Carlos, considerado por muchos como excéntrico y algo anticuado, mantiene al lado de su esposa Camilla una constante preparación para ejercer sus funciones como rey. Además, el pueblo británico parece haberle perdonado el episodio con Diana, aunque desea que si un día sube al trono lo haga solo, sin una reina a su lado. En 2009 efectuó una visita a Canadá, en donde tuvo oportunidad de ver el entrenamiento de los acróbatas del Cirque du Soleil. Tras 11 días por el norte de América, el príncipe Carlos y su esposa pasearon por la ciudad de Montreal, donde los artistas del circo realizan su formación y entrenamiento. Luego de disfrutar de la exhibición, la pareja charló con los artistas, a quienes confesaron haberse quedado impresionados con las peripecias.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
298
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.