Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Festival de los ilusos. Julio Santoyo Guerrero

06/01/2015 14:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Julio Santoyo Guerrero

Ante la incredulidad bien argumentada de los michoacanos y el desprecio por los políticos; frente a un Michoacán claramente avasallado por un centralismo abusivo e ineficaz; ante un estado desolado en su economía y con un gobierno local de papel; frente a una ciudadanía amedrentada y recelosa por la emergencia de minicárteles de bolsillo, resultado de la guerra fallida e inconclusa contra el crimen; tendremos un grandioso festival de los ilusos: precampañas y campañas con efusión de promesas.

Michoacán tiene dos agendas. Una, la dura, la real, la ingrata, la de su población, es decir, la de la soberanía mancillada, la de los poderes subordinados, la de las finanzas saqueadas, la de los criminales controlando la política, la de un sistema de justicia rebasado, la de los municipios quebrados, la de la ingobernabilidad crónica, la de la inseguridad rutinaria, la del estancamiento económico, la de las instituciones atrofiadas, la de la corrupción rampante. La otra, la de su pequeñita clase política, la del siguiente puesto, la del ingreso trianual, la de la cohesión del grupo para negociar, la del acuerdo para la impunidad, la de acceder al poder al costo que sea, la del nepotismo protector y promotor de apellidos, la de la omisión para complacer y cobrar el favor, la de la simulación, la de la política como patrimonio personal.

Ambas agendas han caminado por separado. Y no puede ser de otra manera, ambas se excluyen como el agua y el aceite, como las palabras sí y no, como lo alto y lo bajo, como el frio y el calor. Y seguirán caminando en rutas opuestas en los cinco meses del festival de la ilusión en curso, pues en eso han convertido los procesos electorales. Para que fuera diferente los aspirantes tendrían no sólo que adoptar la lectura de la realidad que tenemos todos los michoacanos sino actuar consecuentemente para atender uno a uno los temas críticos que agobian a la población.

Y no hay ese ánimo, ni ese compromiso en la clase política michoacana, ni tampoco lo quieren adoptar. Ellos quieren cumplir su agenda personal y la de su grupo. No hay más. Ninguno de los que han hecho pública su aspiración ha dicho una sola palabra cuestionando la violentada soberanía constitucional de Michoacán y la urgencia de restituirla, nada tampoco denunciando a quienes la están pisoteando día a día, mucho menos han alzado la voz para condenar la intromisión del poder central que tiene sometidos a los poderes del estado. Vaya, ni siquiera se atreven a mantener la exigencia de la salida del Comisionado Castillo quien tiene las manos y los pies metidos en el proceso electoral y quien será factor decisivo para hacer ganadores y perdedores. Su agenda mezquina se reduce a estar en el juego y alzar la mano para cosechar alguna migaja.

¿Alguno acaso será capaz y decidido para ir desde las precampañas y campañas contra los políticos que están ligados al crimen organizado, y será decidido para contribuir a destruir todos los nidos de la serpiente criminal que se ha reproducido en la entidad? ¿Hará esa tarea incluso y prioritariamente con los aspirantes y seguidores de su partido?

Las complicidades son tantas que lo políticamente correcto para ellos será callar y conceder, y así lo están haciendo. Dudo mucho que los veamos levantando la bandera ciudadana del castigo a los desfalcadores de las finanzas en las precampañas y campañas. Y menos los veo como gobernadores, diputados o presidentes municipales tomando acciones para llevar ante la ley a los responsables.

No tendremos en las precampañas y campañas la presencia de los temas críticos que preocupan, conmueven e indignan a los michoacanos. Y no se tiene que ser adivino. Existe un hecho de real política: desde la llegada del Comisionado la clase política estatal se postró de hinojos ante este personaje y claudicó ante él su capacidad de oposición y crítica. Así lo hizo con la cabeza baja y reverencia de vasallaje aceptando la imposición de gobernador sustituto; así lo hizo ante todos los temas implicados en el Plan Michoacán concediéndole el manejo del gabinete gubernamental y el presupuesto público del estado; así lo hizo aceptando la creación irregular de la Fuerza Rural que resultó en Frankenstein redivivo; así lo hizo aceptando la sumisión del poder judicial; así lo hizo porque importantes personajes de todos los partidos estaban o están metidos con la delincuencia y lucen modosos y serviles en videos con los capos.

A lo más que llegarán los aspirantes y candidatos es a darle colorido al festival de los ilusos. Es decir, a desempolvar las frases anzuelo de siempre, edulcorar la realidad michoacana, vendiendo carísima la idea de que la quimera comunicativa que se construirán será la solución a todos los problemas de Michoacán. Cómo me gustaría equivocarme y escribir un futuro artículo de desagravio ante alguno o algunos políticos que demostraran agarrar al toro por los cuernos tomando la agenda dura e ingrata de los michoacanos anteponiéndola a las agendas mezquinas y cortoplacistas de otros. Pero estoy seguro que no ocurrirá, no veo materia para ello. De lo que si se ve materia y se respira profusamente en el ambiente político estatal, es la que se necesita para reeditar el festival de la ilusión: frases, fotografías, videos, simulación y construcción de "identidades".

No veo para nada la agenda de los michoacanos.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
231
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.